Qué es la basura espacial

basura espacial

La basura espacial o los desechos espaciales son cualquier maquinaria o desechos dejados por los humanos en el espacio. Puede referirse a objetos grandes, como satélites muertos que fallaron o quedaron en órbita al final de sus misiones. También puede referirse a algo más pequeño, como un trozo de escombros o un trozo de pintura que cayó de un cohete. Muchas personas no saben qué es la basura espacial.

En este artículo vamos a contarte qué es la basura espacial, cuáles son sus características y qué consecuencias tiene.

Qué es la basura espacial

el espacio sucio

Cuando hablamos del espacio solemos pensar en naves espaciales, satélites y cohetes, pero ¿alguna vez has pensado en la basura que producen? ¿Dónde acaban los residuos de las misiones espaciales? Los desechos espaciales son todos los desechos arrojados y abandonados por los humanos en el espacio. Estos residuos se originan en la Tierra y pueden variar en tamaño, desde una gota de agua de lluvia hasta el volumen de un vehículo o incluso un satélite.

Estos desechos viajan a gran velocidad y permanecen en la atmósfera terrestre durante años hasta que se desintegran, explotan, chocan con otros elementos o se salen de órbita.

No fue hasta finales de la década de 1950 que los humanos comenzaron a lanzar cohetes y naves espaciales al espacio. En aquel entonces nadie se preguntaba qué pasaría cuando terminaran sus vidas útiles.

Actualmente, hay partes y piezas alrededor de nuestra órbita y las de otros planetas que representan un peligro para las comunicaciones y las misiones en curso en la Tierra.

Tipos de basura espacial

La Agencia Europea Española clasifica la basura espacial en tres tipos:

  • Carga de utilidad. Son aquellas partes de las lunas que quedan después de las colisiones o debido a la degradación física con el tiempo.
  • Los restos físicos de misiones pasadas también son el resultado de colisiones o deterioro a lo largo de los años.
  • Objetos perdidos en misiones. Este es el caso de cables, herramientas, tornillos, etc.

Debido al tamaño de la basura espacial, existe otra clasificación:

  • Mide menos de 1 cm. Se estima que existe una gran cantidad de fragmentos de este tamaño, y la mayoría son difíciles o imposibles de encontrar.
  • Mide entre 1 y 10 cm. Puede ser desde el tamaño de una canica hasta el tamaño de una pelota de tenis.
  • El tamaño es mayor a 10 cm. En esta sección encontrarás artículos y herramientas perdidos en misiones anteriores, e incluso lunas perdidas y fuera de servicio.

Causas de la basura espacial

daño de la basura espacial

La basura espacial proviene de:

  • Satélites inactivos. Cuando las baterías se agotan o fallan, flotan sin rumbo fijo en el espacio. Al principio, se pensó que serían destruidos al volver a entrar, pero en órbita alta se descubrió que esto era imposible.
  • Herramientas perdidas. Algunas partes del dispositivo se pierden en el espacio. En 2008, la astronauta Stefanyshyn-Piper dejó una caja de herramientas. Un año después, se desintegró tras el contacto con la atmósfera.
  • Cohetes o partes de cohetes
  • En las décadas de 1960 y 1970, tanto Estados Unidos como la Unión Soviética experimentaron con armas antisatélite.

Los mayores riesgos provienen de las partes más pequeñas. Los micrometeoritos, como residuos de pintura o gotas de anticongelante sólido, pueden dañar los paneles solares de los satélites actualmente operativos.

También hay rastros de combustible solidificado por el espacio, que corre peligro de incendiarse. Si esto sucede, la consecuencia será la dispersión de contaminantes en la atmósfera.

Algunos satélites están equipados con baterías nucleares, que contienen materiales altamente radiactivos que podrían contaminar gravemente el planeta si regresan a la Tierra. En cualquier caso, la mayoría de los desechos espaciales se descompondrán debido a las altas temperaturas después de ingresar a la atmósfera, y es extremadamente difícil que los desechos ingresen a la atmósfera y causen daños significativos.

Posibles soluciones

La principal solución es no generar este tipo de basura. Los escudos Whipple se empezaron a usar, con una capa exterior para proteger las paredes de la nave del impacto.

Algunas otras resoluciones:

  • Variación de la órbita
  • Satélite de autodestrucción. Se trata de programar satélites para que, una vez completada su misión, puedan ser destruidos al llegar a la atmósfera.
  • Eliminar la fuente de alimentación del satélite para reducir el riesgo de explosión.
  • Reutilizar esos cohetes que regresaron intactos al suelo.
  • Utilizar el láser para detener los escombros.
  • Desechos espaciales convertidos en bienes sostenibles

En 2018, un artista holandés, con la ayuda de la NASA y el apoyo de la Agencia Espacial Europea, buscaba formas de convertir estos desechos en algo sostenible y mostró un laboratorio de desechos espaciales.

Consecuencias

Según la ESA, ha habido más de 560 incidentes con desechos desde 1961, la mayoría de los cuales fueron causados ​​por explosiones de combustible presente en las etapas de los cohetes. Solo siete han ocurrido debido a colisiones directas, la mayor de las cuales terminó con la destrucción del extinto satélite ruso Kosmos 2251 y el satélite activo Iridium 33.

Sin embargo, el mayor riesgo proviene de los fragmentos más pequeños. Los micrometeoritos, como las partículas de pintura o las gotas de anticongelante solidificadas, pueden dañar los paneles solares de los satélites activos. El otro gran riesgo son los restos de combustibles sólidos, que flotan en el espacio y son altamente inflamables, capaces de causar daños y esparcir contaminantes a la atmósfera en caso de explosión.

Algunos satélites rusos contienen baterías nucleares que contienen material radiactivo que podría contaminarse mucho si regresa a la Tierra. En cualquier caso, la mayor parte de la basura espacial que ingresa a la atmósfera es destruida por el calor generado durante el reingreso. En casos raros, los fragmentos más grandes pueden llegar a la superficie y causar daños extensos.

Como pueden ver, los humanos han estado contaminando el espacio desde el comienzo de la exploración espacial. No solamente generamos basura en la superficie del planeta, sino que también estamos contaminando el espacio que aún no hemos gobernado. Esperemos que aumente la concienciación para que todas las misiones espaciales incluyan sistemas para recuperar todos los escombros.

Con esta información podrás conocer más sobre la basura espacial y sus consecuencias.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.