Propiedades generales de la materia

propiedades generales de la materia

Las propiedades generales de la materia son aquellas que posee la propia materia de manera intrínseca y son un conjunto de características o propiedades físicas. Todo lo que existe en el planeta y podemos tocar o percibir tiene los principales 4 estados de agregación fondo estos estados son el sólido, líquido, gaseoso y plasma. Los científicos han estudiado y siguen estudiando las propiedades generales de la materia para poder entender mejor el planeta y sacarle el máximo partido a ello.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son las principales propiedades generales de la materia y la importante que tienen cada una de ellas.

Propiedades generales de la materia

atomos de la materia

Aunque generalmente se compone de diferentes elementos químicos en proporciones variables, la materia existe como homogénea (sus elementos no se pueden distinguir a simple vista) o heterogénea (sus elementos se perciben fácilmente). Y dependiendo de su composición, también variarán sus propiedades físicas y químicas.

En este sentido, podemos hablar de diferentes tipos de propiedades de la materia:

  • Atributos externos o generales. Son características compartidas por toda la materia, independientemente de su composición, forma, manifestación o elementos constitutivos. Las propiedades generales no permiten distinguir una sustancia de otra. Algunas propiedades extrínsecas son la masa, el volumen, el peso y la temperatura.
  • Propiedades intrínsecas o específicas. Estos son los que caracterizan a cada sustancia. Estas propiedades pueden ser físicas (propiedades que posee una sustancia sin cambiar sus propiedades, como el punto de ebullición o la densidad) o químicas (propiedades que cambia la composición de una sustancia, como la oxidación).

Características de las propiedades generales de la materia

propiedaes quimicas

Entonces, las propiedades generales de la materia son:

Extensión

Dos átomos nunca pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo, por lo que los objetos ocupan un espacio determinado, con un principio y un final reconocibles. Esta propiedad se llama expansión: el tamaño de una sustancia, la cantidad de espacio que ocupa. Este espacio o volumen se representa por su longitud, anchura o profundidad y altura.

La extensión se mide en unidades de distancia, superficie o volumen, según el objeto de estudio. En el Sistema Internacional, estas unidades son el metro (m), el metro cuadrado (m2) y el metro cúbico (m3).

Masa

La masa de los objetos es la cantidad de materia reunida en ellos, es decir, la cantidad de materia que los constituye. La masa está determinada por la inercia que exhiben o la aceleración que exhiben las fuerzas que actúan sobre ellos, y se mide en sistemas internacionales utilizando unidades de masa como gramos (g) o kilogramos (kg).

La masa no debe confundirse con el peso (tamaño del vector, medido en Newton) o la cantidad de materia (medida en moles).

Peso

El peso es una medida de la fuerza que la gravedad ejerce sobre un objeto. Se mide en Newtons (N) en el Sistema Internacional porque es la fuerza que ejerce un planeta sobre la materia, y es un vector de magnitud con significado y dirección. El peso de un objeto depende únicamente de su masa y de la fuerza del campo gravitatorio que experimenta.

Elasticidad

Esta propiedad permite que los objetos vuelvan a su forma original (memoria de forma) después de haber sido sometidos a una fuerza externa que los obliga a perder su forma (deformación elástica). Es una propiedad que distingue a los elementos elásticos de los elementos frágiles, es decir, aquellos que recuperan su forma después de retirar la fuerza externa de los que se rompen en fragmentos más pequeños.

Inercia

La inercia es la resistencia de la materia a alterar la dinámica de sus partículas frente a fuerzas externas. Cuando no hay una fuerza externa que actúe sobre el objeto, el objeto tiene la propiedad de permanecer relativamente estático o mantener un movimiento relativo.

Hay dos tipos de inercia: la inercia mecánica, que depende de la masa, y la inercia térmica, que depende de la capacidad calorífica y la conductividad térmica.

Volumen

El volumen es una cantidad escalar que refleja la cantidad de espacio tridimensional que ocupa un objeto. Se mide en metros cúbicos (m3) en el sistema internacional y se calcula multiplicando el largo, el ancho y la altura de un objeto.

Dureza

La dureza es la resistencia que ejerce una sustancia a los cambios físicos como el rayado, la abrasión o la penetración. Esto depende de la fuerza de unión de sus partículas. Así, los materiales duros tienden a ser impermeables e invariantes, mientras que los materiales blandos se deforman fácilmente.

Densidad

La densidad se refiere a la cantidad de materia presente en un material y también a la distancia entre sus partículas. Por lo tanto, se define como la masa dividida por el volumen ocupado por la masa. Los materiales densos son impenetrables y poco porosos, mientras que los materiales delgados pueden atravesarlos fácilmente porque hay espacios abiertos entre sus moléculas.

La unidad estándar de medida de la densidad es el peso por volumen o kilogramo por metro cúbico (kg/m3).

Propiedades generales de la materia más específicas

cuales son las propiedades generales de la materia

Son los que afectan las cosas, no cambian su constitución. Es decir, la materia sigue conservando sus propiedades originales.

Solubilidad

Es la capacidad de una sustancia para disolverse cuando se mezcla con un líquido a una temperatura específica. Un ejemplo sencillo y claro es cuando añadimos y removemos chocolate en polvo en un vaso de leche para conseguir un trago más homogéneo.

Punto de ebullición y de congelación

El cambio entre los estados líquido y gaseoso ocurre cuando la temperatura de presión de vapor del líquido es igual a la presión atmosférica en ese lugar.

Cuando un líquido se congela debido a una disminución de energía. Es la temperatura a la cual las presiones de vapor de líquido y sólido son iguales o están en equilibrio dinámico.

Conductividad eléctrica y térmica

Se denomina capacidad resistiva de la materia para dar paso a la electricidad. Los mejores conductores eléctricos son los metales porque ofrecen poca resistencia al movimiento de las cargas.

La conductividad térmica es similar al punto anterior, pero tiene que ver con el calor. Se denomina capacidad de una sustancia para resistir el calor. Algunos materiales se calientan rápidamente y transfieren calor a otros objetos. Los materiales que conducen bien la electricidad suelen conducir también el calor, pero también podríamos mencionar la madera, el papel, el corcho, etc.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las propiedades generales de la materia y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.