Eón Precámbrico: todo lo que debes saber

Hoy nos vamos a desplazar hacia los inicios que marcan el tiempo geológico. El primer eón que marca la historia de nuestro planeta. Se trata del Precámbrico. Este es un término bastante antiguo, pero muy utilizado para señalar el periodo de la Tierra antes de que se formaran las rocas. Vamos a viajar hasta los inicios de la Tierra cercano a un periodo de su formación. Se han descubierto fósiles en los que se reconocen algunas rocas precámbricas. También es conocido como “vida oscura”.

Si quieres conocer todo lo relacionado con esta era de nuestro planeta, en este post te lo contaremos todo. Sólo tienes que seguir leyendo 🙂

Inicios del planeta

Formación del sistema solar

El Precámbrico cubre casi el 90% de toda la historia de la Tierra. Para poder estudiarlo mejor, se ha dividido en tres eras: Azoica, Arcaica y Proterozoico. El eón Precámbrico es el que comprende todo el tiempo geológico anterior a los 600 millones de años. Este eón ha sido definido como la anterior al Período Cámbrico. Hoy día, sin embargo, se sabe que la vida en la Tierra empezó en los comienzos del Arcaico y que los organismos que están fosilizados se volvieron más abundantes.

Las dos subdivisiones que tiene el Precámbrico son el Arqueano y el Proterozoico. Este primero es el más antiguo. Las rocas que tienen menos de 600 millones de años son consideradas dentro del Fanerozoico.

La duración de este eón empieza desde la formación de nuestro planeta hace unos 4.600 millones de años hasta la diversificación geológica. Es cuando aparecieron las primeras vidas multicelulares conocidas como la Explosión Cámbrica cuando comienza el Cámbrico. Esto está datado hace unos 542 millones de años.

Hay algunos científicos que consideran la existencia de una cuarta era dentro del Precámbrico llamada Chaotian y que es anterior a todas las demás. Se corresponde con el momento de la primera formación de nuestro sistema solar.

Azoica

Esta primera era tuvo lugar entre los primeros 4.600 millones de años y los 4.000 millones de años tras la formación de nuestro planeta. El sistema solar por aquel momento se estaba formando dentro de una nube de polvo y gas conocida como la nebulosa solar. Esta nebulosa generó asteroides, cometas, lunas y planetas.

Se teoriza sobre que si la Tierra chocó con un planetoide del tamaño de Marte llamado Theia. Es posible que esta colisión agregara un 10% de la superficie de la Tierra. Los restos de dicha colisión se agregaron para formar la luna.

Hay muy pocas rocas de la era Azoica. Tan solo quedan algunos fragmentos minerales que se han podido encontrar en sustratos de arenisca en Australia. Sin embargo, se han realizado numerosos estudios sobre las formaciones de la luna. Todos ellos llegan a la conclusión de que la Tierra fue bombardeada por frecuentes colisiones de asteroides a lo largo de toda la era Azoica.

En esta era toda la superficie de la Tierra era devastadora. Los océanos eran de roca líquida, azufre hirviente y cráteres de impactos por todas partes. Lo volcanes estaban activos en todas las zonas del planeta. También había lluvia de rocas y asteroides que no acababa nunca. El aire era caliente, espeso, lleno de polvo y suciedad. En aquel entonces no podía haber vida tal y como la conocemos hoy día, puesto que el aire estaba formado de dióxido de carbono y vapor de agua. Tenía algunos rastros de nitrógeno y compuestos de azufre.

Arcaica

El nombre significa antiguo o primitivo. Es una era que comienza alrededor de los 4.000 millones de años. Las cosas han cambiado con respecto a su anterior era. La mayor parte del vapor de agua que estaba en el aire se enfrió y formó el océano global. También se fue la mayor parte del dióxido de carbono para transformarse en piedra caliza y depositada en el fondo del océano.

En esta era el aire estaba compuesto por nitrógeno y el cielo estaba lleno de nubes y lluvia normales. La lava se comenzó a enfriar para formar el fondo del océano. Muchos volcanes activos aún señalan que el núcleo de la Tierra sigue caliente. Los volcanes iban formando pequeñas islas que, en ese momento, era la única superficie terrestre que había.

Las pequeñas islas colisionaban entre sí para formar otras de mayor tamaño y, a su vez, éstas colisionaban para formar los continentes.

En cuanto a la vida, tan sólo existían algas unicelulares en el fondo de los océanos. La masa de la Tierra fue suficiente para albergar una atmósfera reductora compuesta por metano, amoníaco y otros gases. Es entonces cuando existieron los organismos metanógenos. El agua procedente de los cometas y minerales hidratados se condensó en la atmósfera. Sucedieron una serie de lluvias torrenciales a niveles apocalípticos que formaron los primeros océanos de agua líquida.

Los primeros continentes precámbricos eran diferentes a los que conocemos hoy en día: eran más pequeños y tenían superficies de rocas ígneas. Ninguna vida vivió sobre ellos. A causa de la continua fuerza de la corteza terrestre que se encogía y se enfriaba, las fuerzas se iban acumulando debajo y empujaba a las masas de tierra hacia arriba. Esto provocó la formación de altas montañas y mesetas que se construyeron por encima de los océanos.

Proterozoico

Entramos en la última era del Precámbrico. Se le llama también Cryptozoico, que significa vida oculta. Comenzó hace unos 2.500 millones de años. Se formó suficiente roca en los escudos como para iniciar procesos geológicos reconocibles. Esto dio comienzo a la actual tectónica de placas.

Ya por este tiempo, existían organismos procariotas y algunas relaciones simbiontes entre organismos vivos. Con el paso del tiempo, las relaciones simbióticas fueron permanentes y esa continua conversión de energía pasó a construir los cloroplastos y las mitocondrias. Fueron las primeras células eucariotas.

Hace unos 1.200 millones de años, la tectónica de placas obligó a la roca escudo a colisionar, formando Rodinia (un término ruso que significa “tierra madre”), el primer súper continente de la Tierra. Las aguas costeras de este súper continente estaban rodeadas de algas fotosintéticas. El proceso de la fotosíntesis fue agregado oxígeno a la atmósfera. Esto hizo que desaparecieran los organismos metanógenos.

Después de una breve edad de hielo, los organismos fueron teniendo rápidas diferenciaciones. Muchos de los organismos eran cnidarios similares a las medusas. Una vez los organismos blandos dieron lugar a los organismos más elaborados, el eón Precámbrico llego a su final para dar comienzo al actual eón llamado Fanerozoico.

Con esta información podrás conocer algo más acerca de la historia de nuestro planeta.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:

Estaciones meteorológicas


Categorías

Ciencia

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.