Por qué la nieve es blanca

por que la nieve es blanca

La nieve es a lo que se le llama al agua congelada que ha precipitado. No es más que el agua en estado sólido que cae directamente de las nubes. Los copos de nieve están formados por cristales de hielo que, conforme descienden a la superficie terrestre, van cubriéndolo todo de un manto blanco precioso. Sin embargo, aunque este manto sea blanco, sabemos que el cielo es transparente. Esto hace que mucha gente se cuestione por qué la nieve es blanca.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son las principales razones del por qué la nieve es blanca si el hielo es transparente.

Características de la nieve

suelo nevado

Para saber por qué la nieve es blanca, debemos saber primero cuáles son sus características. La nieve son pequeños cristales de agua congelada que se forman al absorber gotas de agua en la troposfera superior. Cuando estas gotas chocan, se combinan para formar copos de nieve. Cuando el peso de un copo de nieve es mayor que la resistencia del aire, caerá.

Para ello, la temperatura a la que se forman los copos de nieve debe ser bajo cero. El proceso de formación es el mismo que para la nieve o el granizo. La única diferencia entre ellos es la temperatura de formación.

Cuando la nieve cae al suelo, se acumula y forma capas. La nieve persiste y continúa almacenándose mientras la temperatura ambiente permanezca por debajo del punto de congelación. Si la temperatura sube, los copos de nieve comenzarán a derretirse. La temperatura a la que se forman los copos de nieve suele ser de -5°C. Puede formarse a temperaturas más altas, pero es más frecuente a -5°C.

A menudo, la gente asocia la nieve con el frío extremo, cuando en realidad la mayoría de las nevadas se producen cuando la temperatura del suelo es de 9 °C o superior. Esto se debe a que no se tiene en cuenta un factor muy importante: la humedad ambiental. La humedad es un factor condicional en la presencia de nieve en un lugar. Si el tiempo es muy seco, aunque la temperatura sea muy baja, no nevará. Un ejemplo de esto son los valles secos de la Antártida, donde hay hielo pero nunca nieve.

A veces la nieve se seca. Se trata de esos momentos en los que la nieve formada por la humedad ambiental a través de mucho aire seco convierte los copos de nieve en un polvo que no se pega en ningún lado, perfecto para esos deportes de nieve.

La capa de nieve después de una nevada tiene diferentes aspectos dependiendo de cómo se desarrolle la actividad meteorológica. Si hay vientos fuertes, nieve derretida, etc.

Por qué la nieve es blanca

por que la nieve es blanca razones

Mientras que el sol que vemos es amarillo, que es como solemos representarlo en las pinturas, la luz que nos envía es blanca. El color amarillo es creado por las distorsiones creadas por la atmósfera. Los astronautas en el espacio ven el sol como blanco.

Esta luz que recibimos de las estrellas es la suma de todos los colores del espectro visible, y el resultado es el blanco. Esto es exactamente lo contrario de la situación con la pintura. Si mezcláramos todos los colores de la casa, nos quedaría el negro.

Los copos de nieve adquirieron una figura peculiar. La nieve que cae en realidad cae en forma de grandes copos. El aire queda atrapado entre estos copos. Cuando la luz del sol incide en cada uno de ellos, experimenta un cambio de medio, de aire a hielo y de hielo a aire. Puedes hacerlo repetidamente. Las partes también se reflejan en la misma superficie del código.

El concepto clave es entender que toda la luz que golpea los copos rebota en todas las direcciones. No se absorbe ninguna parte de la luz. Entonces, la luz blanca deja copos con las mismas características de la misma manera que llega la luz. Entonces la nieve es blanca.

Nieve de diferentes colores

La nieve siempre es blanca. Aun así, es posible que lo hayamos visto en otros colores en algunas fotos. En España, en los últimos años hemos visto estaciones de esquí teñidas de marrón por la nieve.

La causa no tiene que ver con la luz, sino con partículas de polvo en suspensión que son arrastradas por los vientos del norte de África. A medida que se asientan, van acompañados de copos de nieve que doran partes de la superficie del dominio esquiable.

Luego podemos encontrar nieve de otros colores, pero una vez que está en el suelo se tiñe. Es el caso de la nieve en polvo, producida por bacterias del suelo que, al mezclarse con la nieve, la tiñe de ese color. O negro, si hay contaminación por carbono.

Explicación detallada de por qué la nieve es blanca

nieve blanca

La nieve se compone de copos, que son cristales de cristales congelados alrededor del polvo. Tienen forma de estrella y seis brazos, cada uno compuesto por unos quintillones de moléculas. Se forman en nubes llenas de gotitas de agua cuya temperatura desciende hasta los -12ºC. A medida que los copos se agregan entre sí, el aire queda atrapado. Es este aire el que le da el color blanco como la nieve.

Ese aire dispersa la luz, es decir, la absorbe y la emite en todas direcciones como una bola de billar. La luz es blanca porque es la suma de todos los colores del arco iris: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta. El aire está compuesto por moléculas de oxígeno, nitrógeno y gases nobles, así como por partículas en suspensión como polvo, gotas de agua y cristales de agua y sal.

Cada elemento que compone el aire dispersa la luz en un color específico según sus peculiaridades. Es decir, todos tienen preferencia por un determinado color que conforma la luz que incide sobre ellos y lo distingue de otros colores. Por ejemplo, el nitrógeno y el oxígeno dispersan más el azul y el violeta, que emiten en todas direcciones, mientras que el resto de colores se dejan pasar en línea recta. Vemos una luz azul disparada en todas direcciones.

Sin embargo, el aire atrapado en los espacios entre los copos de nieve no es el mismo aire producido por el cielo azul. Bajo estas limitaciones, los colores también se dispersan, pero el ojo humano no puede apreciar las opciones de color de los diferentes elementos. Vemos que se vuelve a mezclar la luz, que es blanca.

El mismo efecto ocurre con la piel del oso polar, por ejemplo. Su capa no era blanca como la nieve, sino transparente. Es el aire atrapado entre los cabellos lo que lo hace blanco al difundir la luz, como en la nieve.

El mismo aire que hace que la nieve sea blanca le da otra característica: un efecto relajante. Los que vivimos en ciudades notamos con especial fuerza la calma que trae la nieve. La atmósfera de la ciudad se volvió silenciosa. No es porque los autos conduzcan despacio o la gente camine menos. Lo que pasó fue que la nieve amortiguó el sonido. Al aire de la casa de láminas interior se suma el aire aún atrapado en la nieve condensada, que esconde una gran cantidad de cavidades que ocultan aún más aire.

Nieve de color verde

nieve verde

Al escuchar la palabra nieve verde, lo que uno podría pensar es que la vegetación está creciendo debido al derretimiento de la nieve antártica. Actualmente, debido al aumento de las temperaturas globales, la nieve blanca se está volviendo verde a medida que crecen algas microscópicas. Cultivarlo en grandes cantidades lo volverá verde nieve y le dará una apariencia verde brillante. El fenómeno se puede ver incluso desde el espacio y ha ayudado a los científicos a hacer mapas.

Todos los datos se recopilan gracias a satélites capaces de observar y tomar imágenes. Las observaciones realizadas durante varios veranos en la Antártida se combinaron con observaciones satelitales para estimar todas las áreas donde se probará la nieve verde. Todas estas medidas se utilizarán para calcular la rapidez con la que las algas seguirán propagándose por el continente debido al cambio climático. Como era de esperar, el crecimiento de estas diminutas algas afecta la dinámica del clima global.

El albedo de la Tierra es la cantidad de radiación solar reflejada hacia el espacio por diferentes elementos de la superficie de la Tierra. Entre estos elementos encontramos superficies con colores claros, nubes, gases, etc. La nieve puede reflejar hasta el 80% de la radiación solar entrante. El hallazgo sobre la nieve verde es que los datos de albedo se reducen al 45%. Eso significa que puede permanecer más calor en la superficie sin que se refleje hacia el espacio exterior.

Uno podría pensar que, dado que el albedo de la Antártida disminuiría, sería un controlador de temperatura promedio que se reforzaría a sí mismo. Sin embargo, también se deben considerar diferentes aspectos que afectan a esta evolución de la temperatura. Por ejemplo, el crecimiento de microalgas también facilita la absorción de dióxido de carbono a través de la fotosíntesis. Esto ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que nos ayuda a no aumentar las temperaturas.

Por lo tanto, debemos analizar el equilibrio entre la cantidad de calor que la Antártida es capaz de retener debido a la reducción del albedo terrestre y la capacidad de las algas microscópicas para absorber el dióxido de carbono de la atmósfera. Como todos sabemos, el dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero con capacidad aislante. Por lo tanto, cuanto más dióxido de carbono hay en la atmósfera, más calor se almacena, lo que hace que aumente la temperatura.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre por qué la nieve es blanca.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.