Por dónde sale el Sol

Por dónde sale el Sol

Seguramente muchas veces te has querido orientar y has buscando por dónde sale el Sol. Desde pequeño te han dicho siempre que el Sol sale por el este y se pone por el oeste. Además, siempre han habido algunas señales de ello en películas del oeste. Este típico atardecer anaranjado con el Sol enorme cayendo por la línea del horizonte es característica de la puesta de Sol. Sin embargo, la salida y la puesta de Sol varía enormemente en función del lugar en el que te encuentres. ¿Por dónde sale el Sol realmente?

En este post vamos a contarte todo lo que debes saber sobre ello y podrás enseñarte a ubicarte mucho mejor guiándote de nuestra estrella mayor. ¿Quieres saber más sobre el tema? Sigue leyendo para descubrirlo todo.

El Sol en las antiguas civilizaciones

Puesta de Sol

Nuestra gran estrella del Sistema Solar está fija en el Universo. Sin embargo, desde un punto de vista terrestre, es él quien parece moverse puesto que, a lo largo del día, va cambiando su posición. El movimiento de un objeto se da con respecto a un observador. Por ello, desde las antiguas civilizaciones se pensaba que era el Sol el que se desplazaba y no la Tierra.

Existen numerosas civilizaciones que, desde antaño, han concedido un culto especial a los elementos de la naturaleza. En la mayoría de ellas, el Sol era el elemento más aclamado de todos, pues era el que iluminaba nuestras tierras y dada luz a las cosechas. El estudio de sus movimientos ha servido para crear relojes antiguos en los que las horas se basaban en la posición del Sol en el cielo al cabo del día.

Es así como se investigaba sobre la posición del Sol y el comportamiento de los días. En la actualidad, sabemos que el número de horas de luz al día que tenemos varía entre las estaciones. Esto es debido a los movimientos de rotación, traslación y nutación de la Tierra. Además, lo que realmente nos afecta al calor y al frío es la inclinación con la que los rayos del Sol inciden sobre la superficie terrestre y no la distancia que hay entre la Tierra y la estrella.

Esto siempre ha tenido a los científicos inquietos, hasta que posteriormente se descubrió que era la Tierra la que se movía y no el Sol. Sin embargo, ¿por dónde sale el Sol y por donde se pone? Dependiendo de la posición del observador, ¿puede cambiar o es una opción infalible para guiarnos y orientarnos?

Puntos cardinales

salida y puesta de Sol

La oscuridad siempre ha estado relacionado con el mal y el comportamiento negativo. Por ello, se ha estado estudiando el Sol desde las antiguas civilizaciones. Siempre se han preguntado que por dónde sale el Sol. Sin embargo, aunque parezca lógico, no lo es.

Es aquí donde entra en la función los puntos cardinales. Se trata de un sistema de referencia que nos sirve para guiarnos en un mapa y saber orientarnos en todo momento. Estos puntos cardinales han sido normalizados internacionalmente, de modo que son los mismos para todo el mundo. Estos puntos cardinales normalizados mundialmente son: Norte, Sur, Este y Oeste.

Teóricamente, el sol sale por el Este y se pone por el Oeste. Esto lo habremos escuchado decir millones de veces a millones de personas. Si estamos perdidos en mitad de un campo, seguro que alguien habrá dicho “el Sol sale por el Este y se pone por el Oeste”. Sin embargo, no es tan fácil de saber, puesto que existen algunas incongruencias que nos harán dudar sobre esta afirmación.

Por dónde sale el Sol realmente

Recorrido del Sol en el cielo

Hay que saber que el Sol sale por el Este tal y cómo se dice siempre, pero tan solo lo hace dos veces al año. Esto se debe a que la inclinación de la Tierra y sus movimientos de rotación y traslación hacen que los puntos cardinales por donde sale el Sol no estén siempre en el mismo sitio.

Al decir que se pone por el Oeste, pasará de la misma forma que con el Este. Tan sólo sale dos veces al año. Esto tiene que ver con lo que hemos mencionado anteriormente sobre la duración de los días a lo largo de las estaciones del año. Dependiendo de la inclinación con la que nos llegan los rayos de Sol a la superficie terrestre y el movimiento de traslación que tenga la Tierra en un momento determinado de su órbita, el Sol saldrá más cercano al punto cardinal Este o no. Exactamente sólo lo hace dos veces al año, durante los equinoccios de primavera y otoño.

Estos son los momentos en los que la Tierra está alineada de tal forma con el Sol que sus rayos pueden perfectamente salir por el Este y ponerse por el Oeste.

La importancia de los equinoccios y solsticios

orbita de traslacion

De cara a conocer la salida y la puesta del Sol, los equinoccios y solsticios son elementos muy importantes. Durante los equinoccios de primavera y otoño son los dos únicos momentos en el que los rayos de Sol nos llegan lo más perpendicular posible a la superficie terrestre. Por otro lado, durante los solsticios, podemos ver que tenemos los rayos más inclinados que nunca.

Estos factores se tienen en cuenta para conocer la cantidad de horas de Sol que tendremos a lo largo de un día y al cabo de las estaciones. Por ello, es importante fijar los puntos cardinales y conocer bien la posición de la Tierra con respecto a Sol en su órbita de traslación para conocer por dónde saldrá exactamente el Sol.

Durante el resto del año que no son los equinoccios, el Sol sale algo más al norte en primavera y verano, mientras que en los meses más fríos de otoño e invierno saldrá un poco más orientado al Sur.

Como pueden ver, no todo es blanco y negro en esto de la astronomía. Ni se puede afirmar correctamente que el Sol sale por el Este ni que se pone por el Oeste. Así que, para guiarnos por el campo, podemos emplear otro tipo de signos que sean más fiables o esperar a que sean las épocas muy cercanas a los equinoccios.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas