Pluviómetro

Pluviómetro digital

Entre los instrumentos meteorológicos más usados en todo el mundo y con más importancia nos encontramos con el pluviómetro. La palabra viene de pluvio que significa lluvia y de metro que se refiere a su medición. Por ello, el pluviómetro es un aparato de medida de la lluvia. Este pluviómetro viene incorporado en las estaciones meteorológicas y es un elemento que aporta gran información de cara a conocer tanto la meteorología como la climatología de un lugar. Todo lo que sea precipitación se recoge por este instrumento.

Aquí podrás saber cómo funciona el pluviómetro y la importancia que tiene en la meteorología y la climatología.

Qué es un pluviómetro

Pluviómetro digital

Este es un dispositivo que se emplea para poder medir las precipitaciones que caen en una zona durante una determinada cantidad de tiempo. Estos datos de precipitaciones se van registrando a tal punto de que puede servir para elaborar la ficha climática de la zona. Con todos los datos recogidos se hacen medias de las precipitaciones por meses, año tras año, para ver cómo fluctúan las precipitaciones a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, si una zona tiene precipitaciones anuales de media de unos 500 mm, esto se sabe porque se ha venido registrando datos pluviométricos durante muchos años. Las primeras medidas se remontan sobre el 1800. El pluviómetro puede recoger datos de cualquier tipo de precipitación como lo es la lluvia, granizo, nieve, aguanieve o llovizna. La neblina o el rocío no puede medirlo ya que sólo es la condensación del agua.

La utilidad principal es la de poder medir las precipitaciones meteorológicas de una zona para poder establecer diversos datos.

Origen

Pluviómetro agricola

Aunque parece algo más moderno, las mediciones de la lluvia se ha registrado desde los años 500 antes de Cristo. Fueron los griegos los primeros en medir la lluvia. Más tarde, en la India, ya tenían auténticas recolecciones de lluvia. Colocaban envases y recipientes para poder coger el agua de lluvia y poder medirla. En estos casos, la medida de la lluvia no se hacía con fines de la creación de registros y datos para la elaboración del clima de una zona. Tan sólo ayudaba para mejorar el rendimiento en los cultivos.

Cada año se iban midiendo las precipitaciones para conocer qué agua había disponible para los cultivos. La necesidad de medir la lluvia nace de la necesidad agrícola. Esto se corrobora con unos escritos religiosos hallados en Palestina donde se hablaba de cómo afectaba la caída de la lluvia en el suministro de agua esencial para el riego de cultivos. Por lo tanto, en ese tiempo tanto el abastecimiento como la agricultura eran lo único que importaba. No necesitaban esos datos para la elaboración del clima ni la predicción del tiempo.

Mucho más tarde en 1441 en Corea, se desarrolló el primer pluviómetro hecho de bronce y con una abertura estándar. Es pluviómetro sirvió durante casi 200 años, cuando en 1639, Benedetto Castelli, discípulo de Galileo Galilei, consiguió hacer las primeras mediciones de las precipitaciones en Europa. Este dispositivo era de mano y marcaba el nivel de precipitación que había por horas.

En 1662 ya se inventó el primer pluviómetro con cubetas basculantes. Este dispositivo sirvió para registrar no sólo los datos de precipitaciones sino también datos meteorológicos como la temperatura del aire y la dirección del viento.

Cómo funciona

Medidas de la lluvia

El artefacto hay que colocarlo en un lugar elevado para que pueda registrar los niveles de lluvia. De esta forma, no se verá afectado por ningún tipo de obstáculo. A la hora de medir, el recipiente comienza a almacenar el agua de lluvia poco a poco y, al terminar, según la medida que marque será las precipitaciones que haya en la zona.

Es capaz de medir la lluvia, el granizo, la nieve, llovizna y aguanieve, aunque no mide ni la neblina ni el rocío. Esto es debido a que se trata de fenómenos de condensación de gotas de agua y no puede medirse con las marcas del vaso. Tiene forma cilíndrica y posee una de sus partes en forma de embudo para poder recoger más cantidad de agua.

Tipos de pluviómetro

Como medir la lluvia

Manual

Se trata de aquel tipo más común. Es un indicador bastante simple y sencillo de la cantidad de lluvia que cae en una zona. Está formado por un recipiente de forma cilíndrica con la escala graduada. La altura del agua que alcanza es equivalente a los niveles de precipitación. Se mide en milímetros.

Totalizadores

Este tipo de pluviómetros es de los más precisos. Se encargan de recoger el agua que cae mediante un embudo. Este embudo recircula el agua a un recipiente que está graduado. Tienden a colocarse a una altura determinada del suelo y cada 12 horas se registra la caída de agua. El único defecto de estos pluviómetros es que no se puede determinar la hora a la que tuvo lugar las precipitaciones.

De sifón

Con este tipo de pluviómetro se puede conocer con bastante exactitud el tiempo de la precipitación. Consta de un tambor giratorio que va rotando a una velocidad constante. Está graduado con una pluma en su interior que va flotando verticalmente. Si no lleve, la pluma va marcando una línea horizontal.

De doble cubeta basculante

Este dispositivo recoge el agua mediante un embudo y la conduce a una pequeña cubeta triangular doble que puede ser tanto de metal como de plástico. Posee una bisagra en el punto medio de equilibrio. Una vez que alcanza la precipitación esperada, que suele ser usualmente 0,2 mm, se producen cambios por equilibrio en la otra cubeta, mientras que la primera vuelve a contar.

La importancia del pluviómetro se viene dando desde la antigua Grecia. Aunque al principio tan solo fuera de utilidad para mejorar los campos de la agricultura, era importante garantizar un sustento de comida para la población. Con el paso de los años, su importancia ha ido ascendiendo de tal forma que, sirve no sólo para los cultivos, sino para medir las precipitaciones de cara al estudio de los climas de todo el mundo y el poder diagnosticar los cambios climáticos.

Espero que con esta información puedan saber más sobre el pluviómetro.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Rafael dijo

    Wey no mames me encanto todo y me sirvio para mi tarea

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas