Paleoclimatología

paleoclimatologia

Una de las ramas de la geología es la paleoclimatología. Se trata del estudio de la corteza terrestre, los paisajes, registros fósiles, distribución de los diferentes isótopos en los océanos y otros lados del ambiente físico que están relacionados para poder determinar la historia de las variaciones del clima en el planeta. La mayoría de estos estudios incluyen investigaciones históricas con el objetivo de poder aprender todos los efectos que tienen las actividades humanas sobre el clima.

En este artículo vamos a contarte todas las características, funcionamiento e importancia de la paleoclimatología.

Características principales

Cuando hablamos del estudio de la corteza terrestre, estamos refiriéndonos a los cambios en la composición y la estructura de la misma. El hecho de que los continentes se desplazan cada año hace que la climatología de una zona sea diferente segunda posición. La mayoría de los estudios en paleoclimatología hacen referencia a la presencia del ser humano y de las actividades económicas y cómo influyen en el clima del planeta. Los ejemplos más recientes de los estudios en la paleoclimatología se refieren al cambio climático.

Como sabemos, han existido diferentes cambios climáticos desde que nuestro planeta se formó hasta hoy día. Cada cambio climático se ha dado por diversos cambios en la composición de la atmósfera. Sin embargo, todos estos cambios climáticos se han dado a un ritmo natural que ha permitido a las diferentes especies de flora y fauna repartidas por todo el mundo a crear mecanismos de adaptación para poder sobrevivir ante los nuevos escenarios. El cambio climático actual que acontece en este siglo se está produciendo a un ritmo acelerado que no permite a los seres vivos adaptarse a ello. Además, hay que sumar los impactos ambientales que generan las actividades del ser humano.

La destrucción de los ecosistemas y los hábitats naturales de las especies son una de las causas más importantes para la desaparición de la biodiversidad. Los mecanismos fundamentales que originan los cambios y variaciones en el clima pueden ser desde la deriva continental hasta los ciclos rotacionales y orbitales de la Tierra. Se podría decir que la paleoclimatología estudia el clima del pasado a partir de indicadores geológicos naturales. Una vez obtiene los datos del clima del pasado, intenta revelar cómo han evolucionado las temperaturas y otras variables atmosféricas en los periodos históricos de la tierra.

Objetivo de la paleoclimatología

estudio de la paleoclimatologia

Todas las investigaciones que se han desarrollado acerca del estudio del clima del pasado, pueden afirmar que el clima del planeta no ha sido nunca estable. Y es que en todas las escalas de tiempo ha estado cambiando y lo sigue haciendo en la actualidad y lo hará en el futuro. El clima cambia no solamente por la acción del ser humano sino de forma natural. Todos estos cambios hace necesario conocer la importancia de cuáles son las tendencias naturales del cambio del clima. De esta forma, los científicos pueden evaluar con objetividad el impacto real que tienen las acciones del hombre sobre las condiciones ambientales del presente.

Gracias al estudio de los impactos ambientales de las actividades del ser humano el clima se puede elaborar diversos modelos predictivos para el clima del futuro. De hecho, la ley que recoge todas las acciones con respecto al cambio climático actual se han elaborado con base científica del estudio del clima y su cambio.

Durante las últimas décadas han surgido diferentes teorías que tratan de explicar los orígenes de los diferentes cambios climáticos que ha sufrido el planeta Tierra. La mayoría los cambios climáticos se han dado con lentitud, mientras otros se han hecho de manera abrupta. Es esta la teoría que hace dudar a muchos científicos de que el cambio climático actual no está siendo impulsado por las actividades del ser humano. Una hipótesis basada en los conocimientos astronómicos asocia a las fluctuaciones del clima con las variaciones de la órbita terrestre.

Hay otras teorías que relacionan los cambios en el clima con los cambios en la actividad del sol. También existen algunas evidencias más recientes que vinculan los impactos de los meteoritos, la actividad volcánica y las variaciones en la composición de la atmósfera con los cambios globales ocurridos en el pasado.

Reconstrucción de la paleoclimatología

dioxido de carbono global

Para poder tener una idea global del clima a lo largo de la historia se necesita hacer una reconstrucción paleoclimática. Esta reconstrucción plantea algunos retos considerables. Es decir, más allá de los últimos 150 años no existen registros climáticos instrumentales puesto que no existían instrumentos de medida para la temperatura y otras variables atmosféricas. Esto hace que las reconstrucciones cuantitativas sean extremadamente difíciles de hacer. A menudo, se cometen diversos errores para medir las temperaturas del pasado. Por esto, es necesario conocer todas las condiciones ambientales del pasado para establecer modelos algo más exactos.

La dificultad de la reconstrucción paleoclimática reside en que no se sabe con certeza cuales eran las condiciones de temperatura en los sedimentos marinos, la superficie del mar, que profundidad tenía, actividad de las algas, etc. Una de las maneras de poder establecer la temperatura del mar del pasado es mediante el índice UK/37. Este índice consiste en el análisis de los sedimentos marinos de algunos compuestos orgánicos que son producidos por las algas fotosintéticas unicelulares. Estas algas están situadas en la zona fótica del mar. Dicha zona es aquella donde la luz solar incide de tal forma que permite realizar la fotosíntesis para las algas. La dificultad de usar este índice radica en que no se sabe bien la profundidad que tenía los océanos en ese momento, a que estación del año se podía medir, las diferentes latitudes, etc.

Con frecuencia han existido cambios ambientales que dan lugar a entornos que no son análogos a los actuales. Todos estos cambios se han podido conocer gracias a los registros geológicos. El uso de estos modelos ha permitido que la paleoclimatología pueda dar grandes avances en nuestra comprensión del sistema climático global. No hay duda que estamos sumergidos en un cambio climático dado que los registros del pasado nos muestran que tanto la temperatura del mar como la vegetación, composición de la atmósfera o corrientes oceánicas han ido cambiando de manera periódica en ciclos de decenas de miles de años.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la paleoclimatología y su importancia.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.