Océano Ártico

Océano Ártico

Entre los océanos del planeta, el océano Ártico es el cuerpo de agua más pequeño y situado más al norte. También es considerado el océano más frío de nuestro planeta ya que la mayoría de sus aguas están cubiertas por una enorme masa de hielo a lo largo de todo el año. En su interior se encuentra vida adaptada a estas condiciones tan hostiles de un clima frío. Sin embargo, se trata de uno de los océanos más afectados por los efectos negativos del cambio climático y del calentamiento global.

En este artículo vamos a contarte todas las características, evolución, flora y fauna del océano Ártico.

Características principales

Características del océano Ártico

La diferencia principal que tiene con el océano Antártico es que éste posee una plataforma continental sobra la cual está situado el hielo. En el caso en el que el derretimiento de hielo continuo de a este ritmo, será el polo sur el que incrementen nivel del mar. El océano Ártico no tiene plataforma continental, sino que solamente agua congelada. Esto hace que los cascotes congelados estén flotando en las aguas centrales. A estas masas grandes de hielo la rodea todo el mar durante el mes de verano y en invierno, conforme el agua se congela, crecer su espesor.

Esta situado en el hemisferio norte en la región que se encuentra más cercano al círculo polar ártico. Limita en regiones cercanas a Asia, Europa y América del norte. Cruzar aguas con el océano Atlántico a través del estrecho de Fram y el mar de Barents. También limita con el océano Pacífico a través del estrecho de Bering y toda la costa litoral de Alaska, Canadá, Europa del norte y Rusia.

Su profundidad principal es de entre 2000 y 4000 metros. Tiene una extensión total de unos 14.056.000 kilómetros cuadrados.

Formación y clima del océano Ártico

Derretimiento del hielo

Aunque no se conoce bien la formación de este océano se piensa que se formó hace mucho tiempo. Existen condiciones ambientales extremas que dificulta los estudios de este océano. Está habitado por poblaciones esquimales desde hace aproximadamente unos 20.000 años. Estas personas han podido adaptarse a las condiciones climáticas extremas que se encuentran en estos lugares. De generación en generación han sabido traspasar los conocimientos necesarios para poder adaptarse y a habituarse a la vida en estos lugares.

En este océanos se han encontrado fósiles que señalan evidencias de vida orgánica que está permanentemente congeladas. Se estima que hace aproximadamente unos 70 millones de años tuvo las mismas condiciones de las que tiene hoy en día el mar Mediterráneo. Y es que en algunas épocas y periodos de tiempo geológico este océano ha estado totalmente descubierto sin ningún tipo de hielo.

Las temperaturas medias durante el invierno en este océano descienden a valores de -50 grados, lo que hace que la supervivencia en este lugar sea toda una odisea. Es el clima polar uno de los más fríos del planeta que hace que tenga temperaturas anuales más o menos persistentes y muy bajas. Se divide principalmente en dos temporadas de unos 6 meses cada una. Vamos analizar las dos estaciones que se encuentran en el océano Ártico:

  • Verano: durante el mes de verano las temperaturas oscilan alrededor de los 0 grados y existe una luz continua por parte del sol durante las 24 horas del día. También existen neblinas continuas y nevadas que hacen que el hielo no se llega a derretir por completo. De la época de verano también hay ciclones débiles con lluvia o nieve.
  • Invierno: la temperatura alcanza valores de -50 grados y existe una noche perpetua. Durante esta época del año no se ve el sol en ningún momento. Los cielos están despejados y las condiciones meteorológicas son estables. Esto es debido a que no hay influencia de la luz solar.

No podemos olvidar que la razón principal por la que existen los fenómenos meteorológicos es por la acción de la luz del sol. Por ello, durante los meses de invierno hay unas condiciones meteorológicas muy estables. Debido a los efectos del cambio climático y el calentamiento global, las temperaturas de los meses de verano están ascendiendo cada vez más, llegando a provocar un derretimiento casi por completo de todo el océano Ártico.

Flora y fauna del océano Ártico

Aunque este océano se encuentre en unas condiciones extremas existen numerosos mamíferos que sean adaptado a estos ambientes. La mayoría de ellos poseen pelaje es de color blanco que sirven como camuflaje y protección ante el frío. Se puede llegar a contar más o menos unas 400 especies de animales y están adaptadas al intenso frío de esta región. Entre las más conocidas tenemos a 6 especies de focas y leones marinos, ballenas de diversos tipos y el oso polar, siendo el más conocido.

También existen moluscos microscópicos conocidos como krill que juegan un rol vital en la pirámide ecológica marina. La vegetación es mucho más escasa, apenas compuesta por musgos y líquenes.

Los casquetes de hielo que se forman en el océano Ártico son grandes masas heladas. La superficie no acuática está creciendo el doble su tamaño durante el invierno y son rodeados por agua helada en verano. Estos casquetes suelen alcanzar unos 2 a 3 metros de espesor y están constantemente movidos por las aguas y vientos que provienen de Siberia. Podemos ver eventualmente algunos trozos de hielo que chocan entre ellos y se llegan a fusionar por completo. Esto hace que se cree una cresta depresión que supere el triple de espesor de los casquetes que se formaron inicialmente.

Se puede decir que la salinidad este océano es el más bajo de todo el planeta. Esto se debe a que la evaporación es bajísima y influyen las aguas del deshielo que son dulces.

Situación actual

Se estima que en este océano se encuentran el 25% de toda la reservas mundiales de petróleo, gas natural, estaño, manganeso, oro, níquel, plomo y platino. Esto hace que el deshielo permita acceder a dichos recursos como una zona energética y táctica de vital importancia para el futuro. Este océano es la reserva de agua dulce natural más grande del mundo. Su deshielo está provocando su desaparición inminente.

Espero que con esta información puedan saber más sobre el océano Ártico.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.