Las mareas

Todos o casi todos han oído hablar de las mareas en las playas. Se trata de un fenómeno que actúa periódicamente y que es capaz de mover grandes masas de agua hacia dentro o hacia fuera de la costa. La fuerza que ejerce tal movimiento de masas de agua es la acción gravitatoria de la luna y el Sol sobre la superficie terrestre. Es la luna el satélite que más fuerza ejerce sobre estas mareas y se combina por la atracción que hace el Sol, cuya masa es mucho mayor.

En este artículo vamos a explicarte cómo se forman las mareas y de qué dependen. Además, hablaremos de qué son las tablas de mareas y su utilidad en la pesca deportiva. ¿Quieres saber más sobre ello?

Cómo funcionan

Tanto la acción que ejerce la luna sobre la Tierra combinada con el Sol, hay que sumarle los efectos que tienen los movimientos de la Tierra como son los de rotación y traslación. El movimiento de rotación ejerce una fuerza que conocemos como centrífuga. Aunque muchas fuerzas actúen en la producción de este fenómeno es, sin duda, la luna la que ejerce mayor fuerza.

Las mareas funcionan de forma cíclica. Puesto que la Tierra tarda 24 horas en dar la vuelta completa a sí misma, estaría una vez alineada por completo con la luna. La lógica nos dice que tan sólo debería de haber una pleamar (marea alta) en todo el día. Pero esto no es así. Hay dos pleamar con ciclos de 12 horas y con bajamar (marea baja) de por medio. ¿Por qué sucede esto y no como incita la lógica?

Vamos a explicar paso por paso. Al formar la Tierra y la luna un sistema que gira alrededor de un centro de rotación, es la luna la que atrae las aguas cuando está en posición vertical y, por ello, se elevan. En el otro lado de la Tierra, ocurrirá lo mismo gracias a la fuerza centrífuga que genera el movimiento de rotación terrestre. Esta pleamar que tiene lugar en la cara opuesta de la Tierra es de menor intensidad.

Sin embargo, en las caras que no están alineadas con la luna, ocurre todo lo contrario. Las fuerzas gravitatorias y centrífugas se contrarrestan y dan lugar a la marea baja.

Ciclo de la marea

 

Tenemos que pensar en el movimiento de la Tierra para poder entender bien este ciclo. Al girar sobre su propio eje de rotación, la luna gira también alrededor de la Tierra en traslación. Tarda unos 29 días en completar su órbita. Este hecho es el que hace que la Tierra no esté exactamente alineada con la luna cada 24 horas, sino que tarda algo más (más o menos 50 minutos). A este hecho se le llama día lunar y es lo que marca el ciclo de las mareas.

Por lo tanto, el ciclo completo entre pleamar y pleamar es de 12 horas, mientras que el de pleamar y bajamar es de 6 horas. Esto no es siempre tan exacto, dado que nuestro planeta no sólo está compuesto de agua. Hay superficie terrestre con irregularidades que influyen en las mareas. También afecta la geometría de las costas, el perfil de profundidad de las zonas costeras, las corrientes marinas, el viento que haga en ese momento y la latitud en la que estemos. A veces, también influye la presión atmosférica.

Tipos y tabla de mareas

Como hemos hablado, es la atracción de la luna la que ejerce mayor fuerza sobre las aguas. Pero hay varios tipos de mareas. Por un lado, tenemos las mareas vivas. Se trata de un tipo de pleamar y bajamar más pronunciado que ocurre cuando la luna y el Sol están alineados sobre la Tierra. Es entonces cuando ambas fuerzas tiran de las aguas con mayor amplitud y se forman tanto pleamar como bajamar más pronunciadas.

También ocurre lo contrario. Cuando el Sol y la luna se encuentran en un ángulo recto, las fuerzas de atracción son más pequeñas, por lo que la acción de gravedad es mínima. Es en estos momentos cuando las mareas son de menor tamaño y se les llaman mareas muertas. Si algunas de las variables que afectan a las mareas mencionadas anteriormente tiene gran valor, se pueden formar las mareas de tormenta.

Las tablas de mareas son recopilaciones de las horas que hay de pleamar y bajamar. Son muy útiles para la planificación de la pesca deportiva. Gracias a estas tablas puedes saber a la hora a la que tendrán lugar dichas pleamar y bajamar. Además, se estima a actividad de los peces para aumentar o no la probabilidad de obtener capturas.

Aquí os dejamos un ejemplo de una tabla de mareas:

¿Hay mareas en el mar Mediterráneo?

Comparado con otros mares y océanos, en el mar Mediterráneo apenas se aprecian las pleamar y bajamar. Esto es debido a que es un mar prácticamente cerrado. Tan solo está la apertura del Estrecho de Gibraltar por donde hay un intercambio de masas de agua con el océano Atlántico.

El estrecho actúa como una especie de grifo que cierra el flujo de agua y no permite que se den las mareas de una forma tan pronunciada. Al tener que pasar tal volumen de agua en un paso tan estrecho, lo que provoca es que hayan fuertes corrientes marinas pero no tienen la velocidad suficiente como para alterar demasiado los niveles de agua en lo que dura los ciclos.

Durante la parte vaciante ocurre lo contrario. Hay una corriente bastante fuerte de salida de agua que se dirige hacia el Atlántico. Por lo tanto, al ser el Mediterráneo un mar bastante pequeño y cerrado, aunque se notan las mareas a nivel de la costa como para que suba o bajen centímetros, no altera apenas la navegación. Sí que es cierto que, el que esté en la orilla de la playa, notará el cambio a lo largo del día. Pero más allá de eso, no influye.

Espero que con esta información puedan saber más sobre qué son las mareas  y cómo funcionan.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar