Los Rayos Globulares y Vídeo Real sobre ellos

Los Rayos Globulares o también conocidos como relámpagos bola o esféricos, son un tipo de relámpago muy poco común y desconocido por mucha gente. A menudo, han sido confundidos y atribuidos a fenómenos que no tenían ni que ver con lo relámpagos por lo mucho que difieren en su comportamiento. A pesar de que siempre han existido, no fue estudiado hasta 2012 por primera vez en una región de China. Unos investigadores se toparon con un rayo globular por casualidad.

Los investigadores se encontraron con una bola roja que “ardía” por unos segundos en el cielo, tenía un diámetro aproximado de 5 metros, luego se desvaneció. Encontraron que cuándo se forman este tipo de relámpagos, algunos minerales del suelo son evaporados. Usualmente contienen silicio, que en condiciones extremas forman filamentos de silicio. Estos filamentos arden con el oxígeno del aire, creando esa bola que vieron los investigadores. Sin embargo, es un fenómeno tan raro, que no está probado del todo que sea por éste motivo, y se han intentado dar otras explicaciones.

Vídeo y algunos registros que se han tenido

rayo globular o relámpago bola

Intento de recreación de un rayo globular en laboratorio

Uno de ellos data del 1908, un explorador ruso llamado Vladimir Arséniev. En su libro “En las montañas de la Sijoté-Alín”, habla de su testimonio de un rayo globular. Vladimir explica como se encontraba en un bosque, era un día tranquilo, todo estaba en calma, y vio aparecer esa centella. Él lo describe como una luz blanca mate, que media como unos 20/30cm. La bola en este caso duró por mucho tiempo. Relata como se iba moviendo muy cerca del suelo, cerca de árboles y arbustos, pero que nunca entraba en contacto con ellos, cómo si los fuera sorteando. La bola se le fue acercando, y a unos 10 metros de él la pudo observar con atención. Tenía como unas capas, la externa se abrió como dos veces, dejando ver una luz azulada en su interior.

Un caso muy particular ocurrió en la ciudad del Rosario, Argentina, el 25 de febrero de 2012. Uno de estos rayos entró en la cocina, el testigo comprobó como estallaba en este caso dentro de ella, dando lugar que su madre cayera al suelo. Rápido se llenaron los diarios, y también denunciar por parte de los vecinos de éste fenómeno.

También existe de un caso de una centella (rayo globular) en el pasillo de un avión con pasajeros dentro. O éste que sí logró ser filmado el verano de éste pasado año, en la región de Siberia.

Algo que sigue llamando la atención a día de hoy y que impide dar una explicación científica contundente y dónde sigue habiendo un debate, es la forma en cómo ocurren éstos fenómenos, y la gran longevidad que tienen. Aún y así, hay varias teorías.

Hipótesis sobre la formación del rayo globular

luz en el cielo

Aunque durante mucho tiempo el fenómeno fue considerado un mito, después de 3000 testimonios y documentaciones dónde las fuentes y sus explicaciones sobre lo que han visto varían ampliamente, hoy día es ya tratado como un fenómeno real e inhabitual. Cómo hemos comentado, no sé sabe exactamente cómo ocurre. Pero existen algunas teorías:

Plasma altamente ionizado

Una de ellas es que el rayo esférico puede tratarse de un plasma altamente ionizado por campos magnéticos autogenerados. Pero no es una teoría muy convincente, de ser así, el gas que lo compone debería estar muy caliente. Esto lo haría muy liviano, y haría que ascendiera. Además un plasma caliente combinado con un campo magnético no harían que tuviera una duración tan larga como la tienen.

Formas especiales de plasma

En éste caso, un tipo de plasma puede estar compuesto de iones positivos y negativos, en lugar de iones positivos y electrones. Entonces, la recombinación puede ser muy lenta, lo que haría plausible que duraran tanto. Además, podría tener una temperatura ambiente, por lo que no sería tan liviano y podría suceder cerca del suelo, como hemos visto. Estos rayos además serían producidos por materiales encontrados en el suelo, cómo por ejemplo el silicio (como dijimos al principio del artículo), por la evaporación de éstos si un rayo cayera pero no llegara a tocar el suelo.

Los rayos globulares son sin lugar a dudas, una demostración de que aún quedan muchos misterios por resolver y que están ocurriendo. Quién sabe si en adelante seguirán documentándose fenómenos extraños que sólo han sido atribuidos a gente que lo ha soñado y que son reales. Será algo que lo iremos descubriendo con el paso del tiempo. Desde Meteorología en Red estaremos al tanto de los nuevos hallazgos, y los seguiremos compartiendo.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *