La vida marina de los polos y el trópico está amenazada por el calentamiento global y la sobrepesca

Redes de pesca y el mar

Cada vez somos más los que habitamos este ya muy dañado planeta. Los recursos con los que antes contábamos poco a poco se están agotando. Simplemente, la Tierra no puede dar más de sí. Y esto es algo que vemos a diario: la temperatura media global aumenta, los polos se derriten provocando la subida del nivel del mar, los fenómenos meteorológicos se vuelven cada vez más extremos,… entre otros muchos sucesos que te vamos contando en el blog.

En el trópico y en los polos tienen dos serios problemas: uno es el calentamiento global, y el otro es la sobrepesca. La vida marina de ambas regiones está amenazada.

Un estudio realizado por investigadores de España, Australia y Nueva Zelanda, que ha sido publicado en la revista Science Advances, así lo confirma. El año 2016 fue el más caluroso de la historia desde que se tienen registros, y ese calor fue absorbido en su mayor parte por los océanos. Dada la situación, los animales marinos empiezan a tener muchas dificultades para salir adelante.

Por primera vez una investigación tiene en cuenta, mediante imágenes de satélite, el aumento de la temperatura oceánica, los cambios en las corrientes de los océanos y los niveles de productividad marina de las últimas tres décadas.

Peces nadando en el mar

Así, los investigadores pueden determinar qué zonas con más biodiversidad marina están entre las más afectadas por el calentamiento global, que son las que están más cerca de los trópicos y de los polos, como la costa este de Estados Unidos y Canadá, la zona del ecuador, el Mar del Norte o el sureste de Australia y Nueva Zelanda.

Al contrastar los datos del estudio con la información sobre la actividad pesquera de los últimos 60 años se dieron cuenta de que las zonas que cuentan con una mayor biodiversidad marina son también las más afectadas por la sobrepesca. Por este motivo, los impactos de la pesca industrial y el clima deben ser considerados ”simultáneamente para la conservación” de estas áreas, según dijo Francisco Ramírez, investigador de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), quien añadió que ”no se trata de acabar con la actividad pesquera sino de poner en marcha políticas de conservación”.

Puedes leer el estudio aquí (en inglés).

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Escribe un comentario