La isla de Tangier en Estados Unidos desaparece bajo el agua

Isla de Tangier

Vista aérea de la isla de Tangier.
Imagen – Tangierisland-va.com

Uno de los mayores retos del calentamiento global a los que nos enfrentamos es la subida del nivel del mar como consecuencia del deshielo de los polos. Como vamos viendo regularmente en el blog, son varias las ciudades que podrían quedar sumergidas a finales de siglo como Venecia, Hong Kong, Buenos Aires o San Diego, pero hay islas que ya están desapareciendo como la isla de Tangier.

Ubicada frente a las costas de Virginia, en Estados Unidos, está ya sufriendo la erosión del mar. Desde el 1850 ha perdido dos tercios de su masa terrestre y podría desaparecer completamente en los próximos 40 años.

La isla, que está clasificada en el Registro Nacional de Lugares Históricos, cuenta con una superficie de 2,6 kilómetros cuadrados. Aquí viven 450 habitantes, la mayoría de los cuales llevan estando en la isla desde hace varias generaciones. Uno de ellos es Carol Pruitt Moore, que procede de una de las viejas familiares de pescadores.

Por aquel entonces, le llevaba una hora recorrer la isla de punta a punta; ahora sólo tarda diez minutos. ”No salvar a Tangier sería una tragedia”, dijo a la CNN. Lo curioso es que son muchos los habitantes de esta pequeña parte del mundo que apoyan al presidente norteamericano Donald Trump cuando dice que el cambio climático no está provocado por el ser humano. En total, obtuvo un 87% de los votos en la isla.

David Schulte, biólogo marino del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, opina todo lo contrario: el calentamiento global está acelerando la erosión de Tangier. ”El agua es ahora lo suficientemente alta como para impactar por encima de la línea de arena de arena”, dijo.

A diferencia de otras islas, Tangier es una colina de arena hundida. Tiene suelo de arcilla orgánica pero es muy suave, por lo que una vez que el agua puede golpearla directamente, lo que hace es básicamente desgarrándola en pedazos. Así, poco a poco, va desapareciendo tal y como se puede ver en este vídeo:

Independientemente de las opiniones de los residentes acerca del cambio climático, todos coinciden en que se debe de hacer algo para frenar la erosión. Ante esta situación, el alcalde James Eskridge está presionando para construir una nueva muralla que los proteja. Pero ver el proyecto convertido en realidad está llevando años.

Por el momento, lleva ni más ni menos que 20. Durante ese tiempo ”ha habido tanta erosión que el proyecto original no funcionaría”, comentó.

Ya veremos qué ocurre.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *