La influencia de la Antártida en el clima del planeta

La Antártida y su influencia en el clima

La Antártida es el continente helado de nuestro planeta y tiene un gran función en la regulación del clima de todo el mundo. Es capaz de influir en las temperaturas de todos los rincones de la Tierra y ayudarnos a combatir el cambio climático.

Sin embargo, conforme más aumentan las temperaturas a nivel global, la capacidad de la Antártida y su envergadura se ven mermadas. ¿Cómo influye la Antártida en los ecosistemas de todo el mundo?

Influencias de la Antártida en el desierto de Atacama

la Antártida se derrite

Está claro que la influencia de la Antártida a nivel global es tan importante que lo que ocurra en ella determinará el clima de otras partes del mundo, incluyendo aquellas que están muy alejadas de este continente. Por ejemplo, esta gran masa de hielo influye en la existencia del desierto de Atacama y en la claridad de sus cielos. Dichos cielos están considerados los mejores del planeta para poder observar el firmamento.

Pero, ¿qué tiene que ver la Antártida con la existencia de este desierto? Uno de los factores que hacen que este desierto sea el más árido de todo el planeta, es precisamente por la influencia que tiene la Antártida sobre la corriente oceánica que sube por las costas de Chile. Esta corriente enfría el agua y disminuye los procesos de evaporación, lo que reduce las precipitaciones y la nubosidad en la zona.

Conexiones entre océanos

deshielo en la antártida a causa del cambio climático

La Antártida también tiene un efecto sobre la conexión que hay entre los océanos. Para poder explicarlo de una forma sencilla, se puede decir que cuando se derrite el agua dulce de los glaciares (que es menos densa que el agua salada) y entra en contacto con las corrientes oceánicas altera su salinidad, lo que influye en la interacción entre la superficie del mar y la atmósfera.

Debido a que todos los océanos del mundo están conectados (en realidad es solo agua, solo que nosotros la llamamos de diferentes nombres), cualquier cosa que ocurra en la Antártida podrá generar fenómenos como sequías intensas, lluvias torrenciales, etc. En cualquier punto del planeta. Se podría decir que es como un efecto mariposa.

Debido al cambio climático y al calentamiento global, las temperaturas están aumentando en todo el mundo. En la Antártida, en marzo del año 2015, alcanzó unas temperaturas de 17,5 grados. Esta es la temperatura más alta registrada en este lugar desde que se tienen registros de la Antártida. Imaginaos la de cantidad de hielo que se tiene que fundir y desaparecer a estas temperaturas.

Pues bien, cuatro días más tarde, en el desierto de Atacama precipitó en tan solo 24 horas la misma cantidad de lluvia que cayó en los anteriores 14 años. El derretimiento del hielo de la Antártida provocó un calentamiento en las aguas cercanas al desierto, lo que hizo aumentar los fenómenos de evaporación y provocar nubes cumulonimbos. El inusual fenómeno climático desató una serie de aluviones que dejaron un total de 31 muertos y 49 desaparecidos.

Influencia de la Antártida en el clima

bloque que se desprende de la antártida, el larsen C

La fría circulación profunda de los mares, generada en zonas del Ártico y también en la parte oeste de Antártida hace que el continente blanco sea un “regulador del clima planetario”. Debido a que en Corea se tienen veranos cada vez más cálidos e inviernos más helados, es necesario investigar qué ocurre en la Antártida para comprender la importancia y características de estos fenómenos.

Una de las situación que inquietan actualmente a los científicos es que, debido al aumento continuos de las temperaturas globales, está riesgo de desprenderse la colosal plataforma de hielo Larsen C. Se trata de un bloque de unos 6.000 kilómetros cuadrados que podría desprenderse y provocar fenómenos extremos en todo el mundo. En las últimas tres décadas ya se han derrumbado dos grandes secciones de la plataforma gélida, llamadas Larsen A y Larsen B, es por eso que el riesgo es inminente.

Desgraciadamente, ya no se pueden evitar el hecho de que este tipo de fenómenos siga ocurriendo. Aunque se reduzcan las emisiones a nivel global de inmediato, las temperaturas seguirían aumentando durante unos años, lo suficiente para que el Larsen C termine por desprenderse. La Tierra es nuestra casa, la única que tenemos. Debemos cuidarla antes de que sea demasiado tarde

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *