La historia de la Tierra

historia de la tierra

Nuestro planeta tal y como lo conocemos hoy día es muy diferente al aspecto que tenía poco después de su nacimiento. Se estima que el planeta Tierra tiene unos 4.470 millones de años. Por aquel entonces tan sólo era una aglomeración de rocas cuyo interior se calentó y acabó fundiendo todo el planeta. Con el paso del tiempo, la corteza se fue secando hasta volverse sólida. En las partes más bajas se pudo acumular agua mientras que, por encima de la corteza terrestre, se fueron formando capas de gases que dieron lugar a la atmósfera. La historia de la Tierra es un aspecto interesante que debemos conocer.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber sobre la historia de la Tierra y lo más importante de ello.

El origen del planeta

origen de las especies

Nuestro planeta no era más que un grupo de rocas conglomeradas que se fue calentando en su interior y el exterior fue creando una capa de gases que formó la atmósfera. Es de saber que la composición de la atmósfera ha ido evolucionando con el paso de los años. No siempre ha sido igual que la tenemos ahora. Agua, tierra y aire comenzaron a interactuar de forma violenta hasta que la lava de los interiores de la tierra emanaba en abundancia a través de las múltiples grietas que existían en la corteza terrestre. Todo esto se enriquecía transformándose debido a la actividad volcánica.

Según los científicos y sus estudios hace aproximadamente unos 13.800 millones de años se produjo una gran explosión conocida como Big Bang. El poder liberado a una velocidad extremadamente rápida, como la velocidad de la luz, empujó esta materia extremadamente densa en todas direcciones. Con el tiempo, a medida que se alejaban del centro y se ralentizaban, enormes cantidades de materia se juntaban y condensaban en galaxias posteriores.

No sabemos qué sucedió en el universo en el que nos encontramos en los primeros 9 mil millones de años; si hay otros soles, otros planetas, espacio vacío o nada en absoluto. Alrededor de la mitad de este período, o posiblemente antes, debió haberse formado una galaxia.

Formación del Sol y planetas

formacion de galaxias

Cerca del borde de esta galaxia, que ahora llamamos Vía Láctea, hace unos 5 mil millones de años, una parte de la materia estaba concentrada en una nube más densa. Esta situación ha ocurrido en muchos lugares, pero estamos particularmente interesados ​​en esta.

Se cree que una estrella cercana explotó y se convirtió en supernova hace unos 4.600 millones de años. La onda de choque producida por esa explosión hizo que el material de nuestra nebulosa solar original comenzara a moverse. La nube comenzó a girar más rápido y aplanarse en un disco. La gravedad reúne la mayor parte de la masa en una esfera central y, a su alrededor, están girando masas más pequeñas. La masa central se convierte en una esfera incandescente, una estrella, nuestro sol.

Estas pequeñas masas también se condensan al orbitar el sol, formando planetas y algunas lunas. Entre ellos, hay al menos una distancia justa y un tamaño adecuado para mantener el agua en estado líquido y retener una importante envoltura gaseosa. Naturalmente, este planeta es nuestro, la tierra.

Historia de la Tierra

historia de la tierra y geologia

Después de la etapa inicial en la que la tierra se convirtió en una sustancia caliente, las capas externas comenzaron a solidificarse, pero el calor del interior las derritió nuevamente. Finalmente, la temperatura bajó lo suficiente para formar una corteza estable.

Al principio, la tierra no tenía atmósfera, razón por la cual fue golpeada por meteoritos. La actividad volcánica es violenta y se expulsa una gran cantidad de lava caliente. A medida que la corteza se enfría y solidifica, el grosor de la corteza aumenta gradualmente.

Esta actividad del volcán produce una gran cantidad de gas, que eventualmente forma una capa en la corteza terrestre. Su composición es muy diferente a la actual, pero es la primera capa protectora que permite que aparezca el agua líquida. Algunos autores se refieren a la «Atmósfera I» como la atmósfera primitiva de la Tierra formada por hidrógeno y helio, que contiene algo de metano, amoníaco, gases raros y muy poco o nada de oxígeno.

En una erupción volcánica, el oxígeno y el hidrógeno producen vapor de agua, que se condensa en la primera lluvia cuando se eleva a la atmósfera. Con el tiempo, a medida que la corteza terrestre se enfría, el agua de las precipitaciones puede permanecer líquida en la parte más profunda de la corteza terrestre, formando un océano, la hidrosfera.

A partir de aquí, la paleontología se encarga del estudio de la historia geológica, y la paleontología se especializa en estudiar la historia biológica de la tierra.

Historia geológica de la Tierra

En la investigación para determinar y comprender la historia geológica de la tierra, se obtienen datos y pistas de cuatro tipos principales de rocas. Cada tipo de roca es producido por diferentes tipos de actividades en la corteza terrestre:

  1. La erosión y el transporte posibilitan la posterior deposición y producen capas continuas de rocas sedimentarias mediante compactación y litificación.
  2. La lava se descarga de la cámara de magma profunda y se enfría en la superficie de la corteza terrestre para formar roca volcánica.
  3. La estructura geológica formada en las rocas existentes, las cuales han sufrido diversas deformaciones.
  4. Las actividades plutónicas o magmáticas que se generan en el interior de la tierra y tienen impacto en el exterior.

La división de escalas de tiempo geológico en la historia de la tierra se basa principalmente en cambios en las formas fósiles y otros materiales encontrados en estratos continuos. Sin embargo, los primeros 447 a 540 millones de años de la corteza terrestre están registrados en rocas que casi no contienen fósiles, es decir, solo existen fósiles adecuados de los últimos 540 millones de años.

Por esta razón, los científicos dividen la vasta historia geológica de la tierra en dos períodos de tiempo principales: el Precámbrico, que incluye el Subzoico, el Paleofónico y el Proterozoico, y el Fanerozoico, que es la edad fósil de ese período y alcanza a la actualidad.

El descubrimiento de la radiactividad permitió a los geólogos y paleontólogos del siglo XX idear nuevos métodos de datación que podrían asignar edades absolutas (en millones de años) a la escala de tiempo.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la historia de la Tierra y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)