La capa de ozono presenta recuperación tras tres décadas

Para monitorizar el estado del agujero de la capa de ozono, se lleva midiendo tres décadas la concentración de ozono en la estratosfera a través de un satélite. Tras este tiempo de medición, por fin se han encontrado indicios de una recuperación global de la capa de ozono, gracias a los esfuerzos realizados por todo el mundo para frenar el uso de sustancias que la destruyen.

¿Cómo de positivos son los resultados que han encontrado acerca del grosor de la capa de ozono?

Función de la capa de ozono

La capa de ozono no es más que una zona de la estratosfera donde la concentración de este gas es mayor. Este gas actúa de protector contra los rayos ultravioletas dañinos del sol. Gracias a ello, no nos quemamos la piel con tan solo exponernos al sol, las plantas pueden vivir y realizar la fotosíntesis, etc.

Por ello, que la capa de ozono esté en buen estado es algo fundamental para que la vida tal y como la conocemos en el planeta pueda desarrollarse. Con el desarrollo tecnológico se emiten grandes emisiones de gases destruyen la capa de ozono, como son los clorofluorocarbonos. Estos gases reaccionan con las partículas de ozono de la estratosfera destruyéndolos. A causa de ellos se ha formado el famoso agujero de la capa de ozono.

El agujero de la capa de ozono no es un agujero en sí, pues de serlo, sería demasiado peligroso para el planeta, ya que se sitúa sobre la Antártida y permitiría el rápido derretimiento del hielo de este continente. Este “agujero” es tan solo una disminución de la concentración de dicha capa alrededor de la Antártida.

Cuando el ozono en detrimento deja pasar rayos ultravioleta dañinos del sol, la exposición a estos rayos aumenta, provocándonos cáncer de piel, cataratas y trastornos en el sistema inmunitarios. También afectan a los animales, plantas e incluso al fitoplancton microscópico.

Recuperacion del ozono

El ozono, situado en la estratosfera, se encuentra a unos 11-50 km por encima de la superficie terrestre comenzó a disminuir en los años 70 del siglo pasado. La reducción, desde entonces, más importante que ha padecido la capa de ozono es la del 4 y el 8% por década.

Gracias a los acuerdos internacionales como el Protocolo de Montreal, por el que se impide la utilización y la reducción de las sustancias que destruyen la capa de ozono, es tendencia a reducirse se ha visto interrumpida.

Los satélites que están continuamente vigilando y monitorizando la concentración de ozono en todas las zonas de la Tierra han conseguido detectar los primeros signos de recuperación. Los satélites ofrecen mediciones bastante adecuadas, aunque su limitación temporal les impide hacer más panoramas sobre la concentración de ozono. Los científicos que estudian el clima estiman que las lecturas del ozono por los satélites abarcarán 30 años o más y son necesarios para poder analizar las tendencias en las concentraciones de ozono con mayor precisión.

Dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos y de la actividad solar, la concentración de ozono no es siempre estable durante todo el año. Por ello, es importante analizar la tendencia en la concentración a lo largo de los años y no la concentración puntual. Por ello se hace necesaria las medidas durante décadas, para corroborar si el ser humano está haciendo que el agujero de la capa de ozono comience a recuperarse.

Para responder a este problema, los científicos de la Iniciativa sobre el Cambio Climático de la ESA están armonizando las mediciones procedentes de distintos satélites para obtener una visión a largo plazo de la variabilidad del ozono.

 “Al combinar los datos de la Iniciativa sobre el Cambio Climático con los de la NASA, vemos claramente tendencias negativas en el ozono de la alta atmósfera antes de 1997 y tendencias positivas tras esa fecha. Las tendencias de la alta estratosfera más allá de los trópicos son estadísticamente significativas y preludian una cierta recuperación del ozono”, afirma Viktoria Sofieva, científica investigadora senior del Instituto Meteorológico Finlandés.

Gracias a ello, podemos conocer hoy día la tendencia de la capa de ozono.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Ciencia

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.