Granizo

Existen varios tipos de precipitaciones que pueden caer y cada una tienes unas características especiales. Ya hemos analizado algunos como pueden ser la nieve y el aguanieve. Hoy toca hablar del granizo. Seguramente, más de una vez te ha sorprendido una granizada en poco tiempo. Se trata de pequeñas bolitas de hielo que caen con fuerza, provocando daños en las ciudades y en los cultivos y que suele durar poco tiempo.

¿Quieres saber cómo se forma el granizo y qué consecuencias tiene? Vamos a explicártelo con detalle.

Qué es el granizo

Si alguna vez has visto el granizo, has visto que se trata de un pedrisco de pequeño tamaño de hielo que cae en forma de chaparrón. Suele ocurrir en cualquier época del año y cae de forma violenta. Dependiendo del tamaño de estos pedriscos, el daño es mayor o menor. Estos gránulos o bolas de hielo consisten en una precipitación de forma sólida debido a la existencia de diversas condiciones atmosféricas que veremos luego.

Son completos fragmentos de hielo que caen desde el cielo. En algunos casos, se han encontrado la existencia de gigantescas bolas de hielo a las que llamaron aerolito. Sin embargo, esto no entra en este tema, dado que su existencia es dudosa y puede ser más fruto de una broma que de un fenómeno meteorológico.

El agua que hay congelada en el granizo suele deshacerse en poco tiempo tras caer al suelo. O bien por las temperaturas del ambiente o por el propio golpe. La violencia con la que caen estas bolas de hielo ha dado lugar a numerosos destrozos de cristales, lunas de vehículos, golpes en las personas y daños en los cultivos. La granizada y su peligrosidad también depende de la intensidad con la que cae y del tiempo que lo hace. Hay ocasiones donde el granizo no cae de forma violenta, sino que parece un evento completamente extraño. En estas ocasiones no es dañino.

Cómo se forma

Vamos a analizar ahora cómo se forma el granizo para que, en las nubes se formen estas bolas de hielo. Normalmente, el granizo viene acompañado de tormentas intensas. Las nubes necesarias para la formación de granizo son las cumulonimbos. Estas nubes se desarrolla verticalmente con el aire que asciende caliente desde la superficie. Si el aire frío que corre en superficie se topa con otra masa de aire caliente, hará que éste ascienda por ser menos denso. Si el ascenso es completamente vertical, se formarán nubes de tipo cumulonimbos de gran tamaño.

Las nubes cumulonimbos también son conocidas como nubes de lluvias o nubes de tormentas. Cuando la masa de aire está ascendiendo en altura, se va topando con una bajada de temperatura fruto del gradiente térmico ambiental. Como sabemos, la temperatura comienza a decrecer en altura al igual que la presión atmosférica. Una vez va llegando a zonas donde la temperatura es menor de cero grados, comienza a condensarse en pequeñas gotitas de agua que forman las nubes.

Si las nubes se desarrollan de forma vertical, se consigue almacenar gran cantidad de estas partículas, generando inestabilidad atmosférica que, probablemente, acabe desencadenando una tormenta. Cuando la temperatura dentro de la nube muy baja, no sólo se forman gotitas de agua, sino que se forman gotas de hielo. Para que esto se forme, se necesita de núcleos de condensación higroscópica como pueden ser motas de polvo, restos de arena, partículas contaminantes u otros gases.

Si la cantidad de bolas de hielo excede el peso que hace el aire en ascensión, acabará precipitando de forma violenta por su peso.

Proceso de formación de hielo y precipitación

El granizo se va formando poco a poco en las nubes. Es capaz de retenerse flotando ya que hay una corriente de aire ascendente que empuja hacia arriba y que sigue formando cada vez más la nube en desarrollo vertical conforme el aire caliente se topa con la parte más fría y se condensa. Así es como la nube se va alimentando cada vez más en tamaño. Cuando el granizo pesa demasiado como para vencer la resistencia de la corriente de aire ascendente, acaba precipitando.

Otra forma de que se dé el granizo es que la corriente de aire ascendente disminuya y no tenga ninguna resistencia por la que estar flotando en la nube. El granizo es bastante pesado y cuando precipita al vacío va cogiendo aún más fuerza hasta llegar al suelo. Dependiendo de la cantidad de bolas de hielo que se ha podido formar en la nube, nos encontraremos con una precipitación más violenta y duradera o menos.

Diferentes tipos de granizo

Existen diferencias entre el tamaño de las bolas de granizo. Algunas son muy pequeñas y son capaces de moverse en la nube. Conforme se van formando más o las temperaturas continúan decreciendo, el hielo va creciendo, dado que las gotas se acercan al núcleo de condensación. Hay granizos que pueden medir varios centímetros de diámetro y son las primeras que suelen caer. Por ello, normalmente, cuando comienza la granizada, es cuando vemos los granizos de mayor tamaño y son los que nos imponen más. Conforme continua las precipitaciones de granizo, el tamaño se va disminuyendo.

Entre los daños que se han podido registrar nos encontramos con un desastre enorme que hubo en la ciudad india de Moradabad en 1888. Esta granizada fue de completas piedras de hielo que causó la muerte de 246 personas por un impacto directo en la cabeza. Algunos murieron en el acto y otros por las heridas graves que provocaron.

En 2010 se registró la bola de granizo más grande hasta la fecha con 4,4 kilos de peso. Este granizo tuvo lugar en Viale, Argentina. Lo más normal es que el granizo tenga consecuencias negativas en los cultivos, por el destrozo de las hojas y flores fruto del impacto del mismo. Por otro lado, dependiendo del tamaño, también puede provocar destrozos en la luna de los vehículos y en algunas infraestructuras. Todo depende de la intensidad y del tamaño del mismo.

Espero que con esta información puedas saber más sobre el granizo y cómo se forma.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.