Grandes cambios climáticos en la historia de la Tierra

Grandes cambios climáticos en la historia de la Tierra

Uno de los grandes problemas de la actualidad es el cambio climático. Pero, sin menospreciar la crisis climática que estamos viviendo, lo cierto es que han existido grandes cambios climáticos en la historia de la Tierra que han tenido un origen diferente a este. Sin embargo, puede otorgar gran información sobre la actualidad.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son los grandes cambios climáticos en la historia de la tierra y qué importancia tienen.

Tipos de cambio climático

temperatura

Antes de comenzar a desarrollar publicaciones, debemos entender qué es el cambio climático. Precisamente, el cambio climático se define como un cambio significativo en la composición del clima que persiste durante un período de tiempo considerable (desde décadas hasta siglos).

Por su parte, ha habido muchos cambios en el clima a lo largo de la historia de la Tierra, y han sido estudiados en paleoclimatología, la ciencia encargada de estudiar las propiedades del clima de la Tierra a través del tiempo. Mientras tanto, en términos generales, el cambio climático se puede dividir en dos categorías:

  • Cambio climático pasado: Una serie de cambios climáticos marcados por olas frías y cálidas.
  • Cambio climático actual: caracterizado por el aumento de las temperaturas medias globales.

En el origen de la Tierra, hace 4600 millones de años, el sol emitía menos radiación que en la actualidad y la temperatura de equilibrio era de -41 °C. Podemos, pues, imaginarnos el frío extremo de esta etapa, y por tanto, la vida que surgió después era imposible en aquella época.

Grandes cambios climáticos en la historia de la Tierra

Grandes cambios climáticos en la historia de la Tierra caracteristicas

Como resultado de los estudios de los glaciares y los sedimentos oceánicos, se concluyó que hubo un período a lo largo de la historia del clima en el que se registraron altas concentraciones de gases de efecto invernadero, incluidos el dióxido de carbono y el metano, en la atmósfera, lo que marca el período hipermoderno.

Entre las consecuencias de este cambio climático, podemos destacar el fuerte aumento de la temperatura, la intensificación de fenómenos meteorológicos extremos como sequías e inundaciones, según el tamaño de la tierra, el aumento del nivel del mar, la reducción de los niveles de hielo y el aumento de la temperatura del agua y los cambios en los ciclos biogeoquímicos. Todo esto afecta ecosistemas y especies cuyas poblaciones son muy reducidas o más prósperas, dependiendo de sus características, pero muchas especies impactadas negativamente incluso se han extinguido.

Oxígeno en la atmósfera

Con el advenimiento de las cianobacterias vino la fotosíntesis aeróbica, el proceso por el cual los organismos fijan dióxido de carbono y liberan oxígeno. Antes de que aparecieran las cianobacterias, no había oxígeno libre en la atmósfera. Debido a este hecho, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera disminuye y aparecen organismos aeróbicos.

Máximo Jurásico

extincion de dinosaurios

Todo el planeta estaba en un período de clima tropical, y luego aparecieron los dinosaurios. Se cree que el aumento de las temperaturas globales es causado por las altas concentraciones de dióxido de carbono que se liberan a la atmósfera al acelerar la erosión de las rocas.

Máximo térmico del Paleoceno-Eoceno

También se conoce como Máximo Térmico del Eoceno Temprano o Máximo Térmico del Paleoceno Tardío. Se trata de un aumento repentino de la temperatura, especialmente un aumento brusco de la temperatura media de la Tierra en 6°C (alrededor de 20.000 años, que es un tiempo muy corto para el cambio climático global). Esto condujo a cambios en la circulación oceánica y la atmósfera, y condujo a la extinción de muchas especies. Como su nombre indica, marcó el final del Paleoceno y el comienzo del Eoceno.

Edad de Hielo del Pleistoceno

El otro cambio climático más relevante de la historia es la glaciación, periodo en el que las temperaturas medias globales descienden y por tanto se expanden los hielos continentales, los casquetes polares y los glaciares. Se estima que ha habido 4 Grandes Edades de Hielo en el pasado, la última de las cuales fue la Edad de Hielo del Pleistoceno. Se cree que se originaron en el período Cuaternario, es decir, desde hace 2,58 millones de años hasta el presente.

Mínimo de Maunder

Corresponde al período comprendido entre 1645 y 1715 cuando las manchas solares en la superficie del sol desaparecieron casi por completo. Como resultado, el sol emite menos radiación y, como resultado, es un período frío.

Se cree que hay seis mínimos solares similares a este, comenzando con el mínimo egipcio en 1300 a. C., hasta el último, el mínimo de Maunder. En todos estos casos, la consecuencia más relevante es un descenso drástico de las temperaturas globales, lo que provoca que las especies no se adapten a tiempo al frío, descensos drásticos de las poblaciones, que afectan a ecosistemas enteros, e incluso la extinción de algunas especies.

Cambio climático actual

oso nadando

El cambio climático actual está asociado con un aumento en la temperatura global promedio, lo que a menudo se denomina calentamiento global. Mientras que el término calentamiento global tiene en cuenta los aumentos de temperatura y sus proyecciones a futuro, el concepto de cambio climático incluye el calentamiento global y su impacto en otras variables climáticas.

A diferencia del cambio climático pasado, el cambio climático actual es solo causado por el hombre, es decir, causado por actividades humanas. Desde la Revolución Industrial, el ser humano ha utilizado combustibles fósiles para sus actividades, lo que ha provocado un aumento de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera. En concreto, estos gases actúan como invernaderos y retienen el calor en la Tierra, de hecho, sin su presencia en la atmósfera, la temperatura en la Tierra rondaría los -20°C.

Por ello, cuanto más aumente la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, mayor será la temperatura en la Tierra, por eso decimos calentamiento global. Se estima que la temperatura media global ha aumentado 1,1 °C en comparación con la temperatura global media preindustrial.

Ser humano y grandes cambios climáticos en la historia de la Tierra

Hace 15.000 años, el Homo sapiens se había extendido por toda la tierra. Al menos, para aquellas zonas no cubiertas por hielo permanente. Sin embargo, el final de la última Gran Edad de Hielo, la Edad de Hielo, trajo importantes cambios a nuestra especie. En los milenios que acompañaron al gran cambio climático, los humanos dejaron de ser nómadas, cazadores-recolectores, y comenzaron a asentarse.

En un estudio publicado a finales del año pasado por las Universidades de Alicante y del Algarve, analizó cómo se produjo este cambio en la fachada atlántica de la Península Ibérica. La búsqueda de alimentos comenzó a crecer la población del territorio que atravesaba el Duero, el Guadiana y el mar. Cada vez hay más comida para elegir.

También hay fluctuaciones en el fondo del aumento de las temperaturas. Durante el llamado evento climático 8200, la temperatura de la Tierra cayó entre 2 y 4 grados centígrados. Como apunta la Universidad de Alicante, en la fachada atlántica, este enfriamiento va acompañado de cambios en las corrientes oceánicas. De repente, la desembocadura del río Tajo, que hoy se extiende Lisboa y su parroquia, se llena de nutrientes y especies comestibles, lo que ha provocado una explotación más intensa de los recursos acuáticos, la explosión demográfica y el surgimiento de los primeros asentamientos estables.

Las repúblicas y los imperios no son inmunes al cambio

Encontrar fósiles, descifrar restos, recoger huellas de climas prehistóricos… Rastrear huellas del pasado es complicado. Sin embargo, con la invención de la escritura, especialmente el papiro y el pergamino, todo cambió. Fue entonces cuando la historia comenzó a hablarle al futuro. Si queremos saber qué pasó con la antigua Grecia o cómo desapareció el Imperio Romano, solo tenemos que leerlo.

Las últimas décadas de la República romana estuvieron marcadas por el malestar social. Las luchas políticas que siguieron al asesinato de Julio César dieron paso al Imperio, coincidiendo con un período de frío, malas cosechas y hambruna en casi todos los territorios bajo control romano. Estos datos sólo se conocen por las crónicas escritas que se han conservado desde entonces. En medio de la agitación política, el hambre y el malestar social pusieron el último clavo en el ataúd de la república.

Ahora también sabemos 43 y 42. C. es el más frío de los últimos 2500 años. Un estudio publicado en julio de 2020 relacionó ese período frío con dos grandes erupciones en lo que ahora es el volcán Okmok de Alaska. Su ceniza bloqueó el sol durante varios años, provocando un enfriamiento generalizado en el hemisferio norte; los patrones de lluvia también cambiaron.

Los imperios que surgieron tras la caída de Roma no pudieron escapar a las fluctuaciones del clima. En el siglo III de nuestro tiempo, la región del Fayum de Egipto era el granero de Roma, y ​​el río Nilo irrigaba el mayor centro agrícola del imperio. Sin embargo, alrededor del año 260 d. C., las cosechas comenzaron a fallar y la producción de cereales se cambió a la cría de cabras, que eran mucho más resistentes. Los conflictos por el acceso al agua se han vuelto comunes, y la disminución de los rendimientos también ha llevado a impuestos más bajos y una migración masiva hacia el norte. En muchos años, el área estará vacía.

Una vez más, el cambio climático es el origen de todo. Durante esos años, algún evento (todavía desconocido, aunque pudo haber sido otra erupción volcánica) cambió el patrón de los monzones que suministran agua a las cabeceras del Nilo cada año. El cambio también fue repentino (según un estudio publicado en noviembre), lo que provocó severas sequías.

La inestabilidad climática no es exclusiva de nuestro tiempo, aunque sí lo son la velocidad a la que se están produciendo los cambios y las razones de los mismos. Las fluctuaciones climáticas han dado forma a nuestra historia. Las lecciones se han acumulado durante miles de años sobre las consecuencias de la crisis climática. Sí, las cosas son muy diferentes hoy en día. Por primera vez, nos enfrentamos a una crisis climática, la vemos venir y podemos detenerla. No lo producen cambios volcánicos o de corrientes oceánicas. Son los propios Homo sapiens probando su capacidad de adaptación al cambio climático.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los grandes cambios climáticos en la historia de la Tierra.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.