Gran cambio de tiempo para final de año

gran cambio de tiempo

En numerosas regiones de España, la última semana del año traerá un gran cambio de tiempo importante. El clima anticiclónico estable que nos ha agraciado durante las vacaciones de Navidad dará paso a un período de inestabilidad a medida que nuevos frentes atlánticos, nutridos por un río de atmósfera subtropical, hagan notar su presencia.

En este artículo vamos a contarte cómo afectará a España el gran cambio de tiempo que nos viene para final de año.

Gran cambio de tiempo

frio en españa por gran cambio de tiempo

Las precipitaciones iniciales harán su aparición el miércoles en Galicia y se intensificarán a medida que entren en escena más frentes activos. A medida que nos acercamos al fin de semana de Nochevieja, la incertidumbre crece, pero parece que también experimentaremos una oleada de aire polar helado. A pesar de la presencia de niebla matinal y vespertina, el cielo permanecerá parcialmente nuboso o despejado durante toda la jornada del 26 de diciembre.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la previsión para los próximos días indica que la niebla y las heladas serán predominantes en las Meseta norte y regiones del interior de la Península. Esto afectará especialmente a Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y Extremadura, donde hay aviso amarillo por temperaturas mínimas de hasta -6º. Además, Galicia experimentará intervalos de fuertes vientos en sus costas.

Las nieblas persistirán localmente en zonas como Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Huesca, Badajoz, Cáceres, Madrid y Lleida. Se puede esperar una visibilidad limitada de sólo 200 metros en la parte occidental de la meseta sur y zonas de la cuenca del Ebro, incluidas Badajoz y Cáceres. Además, estarán en riesgo las provincias de Teruel, Zaragoza, Cantabria, Orense, Segovia, Soria, Palencia, León, Burgos, Valencia y Zamora por temperaturas mínimas que alcanzarán los -6º.

Heladas para final de año

Estas temperaturas extremadamente bajas provocarán heladas en gran parte del interior peninsular. Se espera que la nubosidad aumente en Galicia a medida que se acerca un frente atlántico, lo que hace posible precipitaciones en la zona occidental de la región hacia el final del día. También existe la posibilidad de que se produzcan algunas precipitaciones en la parte oriental, aunque no se puede descartar por completo. Canarias podrá experimentar intervalos de nubosidad, especialmente en las islas de mayor relieve, existiendo posibilidad de ligera calima que afecte a todo el archipiélago.

Las temperaturas máximas descenderán en el cuadrante norte peninsular y suroeste, mientras que el resto de zonas verán pocos cambios. Las temperaturas mínimas, por el contrario, subirán en el noroeste de Galicia. El miércoles comenzará con niebla y heladas en el interior. A medida que avance el frente asociado a borrasca atlántica, las lluvias llegarán al noroeste peninsular, con precipitaciones persistentes en el oeste y precipitaciones más débiles en Asturias y Castilla y León hacia el final del día.

La presencia de un río atmosférico subtropical con origen en el Atlántico potenciará estos eventos de precipitación. En el resto del país se experimentarán condiciones climáticas estables con predominio de nubosidad alta.

El martes las ciudades de Zamora y Valladolid podrán experimentar temperaturas máximas que oscilarán entre los 2 y 3º. Sin embargo, el miércoles estas temperaturas podrían dispararse hasta los diez grados. Además, las nieblas persistentes podrían disiparse, lo que permitiría temperaturas máximas más altas en determinadas zonas de la depresión del Ebro, especialmente en el entorno de Lleida. A lo largo de la costa mediterránea, las temperaturas rondarán los 18 y 20º durante el mediodía.

A medida que nos acerquemos al jueves, el frente irá perdiendo fuerza a medida que avance hacia el interior, provocando precipitaciones en Galicia, Asturias y Castilla y León. Se espera un ligero aumento de las temperaturas, que provocará heladas localizadas y menos intensas respecto a los días anteriores.

La tendencia al alza de las temperaturas se mantendrá el viernes, especialmente en las horas nocturnas. Se pueden producir heladas ligeras en determinadas zonas de la meseta norte y región central. En todo el Mediterráneo, las temperaturas diurnas disminuirán. Se prevén precipitaciones en Galicia, Asturias y Castilla y León, con posibilidad de precipitaciones en el extremo norte. Se esperan nevadas en los Pirineos y la Cordillera Cantábrica en altitudes superiores a los 2.600 metros.

Gran cambio de tiempo por una irrupción de aire polar

aire polar en españa

De cara al próximo fin de semana, el pronóstico sugiere la llegada de una irrupción de aire polar que traerá temperaturas más frías y nevadas. El sábado un nuevo frente provocará lluvias y nieve en las Comunidades Cantábricas, el Alto Ebro y el Pirineo. Las temperaturas descenderán en la mayoría de zonas, excepto en el este peninsular, Baleares y Canarias. Para Nochevieja se esperan lluvias en el Cantábrico Oriental y nevadas en los Pirineos, que disminuirán progresivamente por la mañana. La atmósfera será aún más fría que el sábado, lo que provocará un descenso general de las temperaturas.

Según la AEMET, la incertidumbre aumentará notablemente el día de Año Nuevo, lunes 1 de enero. Se prevén dos escenarios distintos. El primer escenario implica un clima anticiclónico predominantemente estable con precipitaciones mínimas. El segundo escenario supone la potencial llegada de un nuevo sistema frontal al noroeste peninsular, que podría avanzar hacia el interior a lo largo del día trayendo lluvias, especialmente a las comarcas occidentales y comunidades cantábricas. Además, se espera que las temperaturas aumenten significativamente debido a los vientos suaves que soplan del oeste y suroeste.

Aunque pueda parecer que no sean buenas noticias con respecto al buen tiempo, es necesario que España reciba aguas de cara a poder sostener la sequía que tenemos. Sobre todo, la parte de Andalucía se encuentra en situación más grave de sequía. Estas precipitaciones y bajas temperaturas son necesarias para paliar los efectos del calentamiento global a escala más local.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el gran cambio de tiempo que se nos avecina para final de año y que podamos hacer todos los planes navideños igualmente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.