Geosmina

bacterias de tierra mojar

La naturaleza nos ofrece varias cosas increíbles y agradables como es el olor a lluvia. Seguramente es un olor que te trae nostalgia y sensación de paso del tiempo y es de tu agrado. Después de un tiempo largo de sequía, cuando caen las primeras gotas de lluvia puedes percibir un olor algo dulzón que envía a toda la atmósfera y nos alerta de que la temporada de lluvias se acerca. Sin embargo, la población general no sabe qué mecanismo provoca que el aire coja de esta fragancia. La explicación a ello está en un compuesto llamado geosmina que es el encargado de este olor conocido con el nombre de petricor.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la geosmina, sus características y por qué genera el olor a lluvia.

Qué es

geosmina

Cuando hablamos de petricor nos referimos al olor característico que origina la lluvia cuando cae, sobre todo, después de un largo tiempo de sequía. Esta fragancia que embriagan toda la atmósfera es debida a un compuesto denominado geosmina. La geosmina es el compuesto encargado de segregar millones de bacterias cuando la lluvia cae a tierra.

El principal responsable de la generación de geosmina es la bacteria Streptomyces coelicolor. También es conocida con el nombre de bacteria de Albert. Junto con otras cianobacterias y algunos hongos que viven en el suelo son los que se activan cuando la lluvia humedecer la tierra. La geosmina no sólo está presente en las partículas que flotan en el aire tras la llegada de las lluvias. También es la sustancia que le da el olor característico a la remolacha. Sabemos que la remolacha tiene un olor a tierra que destaca nada más abrirla.

Otro de los sitios donde encontramos la geosmina es en el aroma de algunos vinos.

Dispersión y acción de la geosmina

compuesto geosmina

Vamos a ver cuáles son los principales mecanismos de acción que tiene la geosmina y cómo se dispersan el aire. Por primera vez los científicos se han centrado en poder explicar el mecanismo por el que la geosmina es capaz de dispersarse por el aire. Para poder explicar esto, un grupo de investigadores han usado cámaras de alta velocidad y tinta fluorescente. Esto lo han utilizado para poder filmar con detalle lo que ocurre cuando las gotas de agua impactan sobre un suelo que está repleto de las bacterias mencionadas anteriormente.

Tras realizar las grabaciones se pudo comprobar que, al caer la gota de agua, se atrapa diminutas burbujas de aire y llega a aplastarla contra el suelo. En cuanto la gota de agua se estabiliza, las burbujas de agua ascienden a la superficie explotan proyectando diminutos chorros que lanzan partículas de agua al aire. Se puede decir que ocurre lo mismo que cuando se libera a gas de una bebida gaseosa como puede ser el champán o la cerveza. Dichas burbujas van viajando hacia arriba a través de la bota para poder explotar al aire cuando llega en superficie.

Una vez llega a explotar, se libera una pequeña cantidad de aerosoles procedentes del suelo que son los responsables de la dispersión del aroma del petricor. Cada una de las partículas se encarga de transportar miles de bacterias que son capaces de sobrevivir hasta una hora en el aire. Por ello, el petricor no suele durar mucho más de este tiempo. Estas bacterias son las responsables del olor a tierra fresca que notamos cuando llueve.

Usos de las bacterias de la geosmina

Existen diversos estudios que relacionan a estas bacterias con otros usos y utilidades que se le puede dar. Tanto la geosmina como las bacterias que se segregan durante la caída de la lluvia, son inocuas para el ser humano. Además, se sabe que sirven para obtener una larga lista de fármacos entre los que se encuentran agentes antibacterianos como es la tetraciclina, la eritromicina, la rifampicina o la kanamicina, y sustancias antifúngicas como la nistatina.

Otro de los usos del estudio de la geosmina se consigue tras el conocimiento de las bases moleculares y la biosíntesis de la geosmina. Conociendo el funcionamiento de este compuesto, se pueden ver beneficiados aquellos aficionados al buen vino y en especial las personas que tienen un para dar más sensible. La presencia de geosmina puede suponer una verdadera pesadilla para los productores de caldos que hacen que la presencia de estos aromas puede llegar a estropear las características del producto. Gracias al conocimiento de la biosíntesis de este compuesto, se pueden aportar algunos consejos sobre cómo reducir o eliminar su presencia en algunos vinos para poder mejorar la calidad de los mismos.

Aunque pueda no parecer estaba relacionado el paladar de los enólogos con la sed de los camellos, están completamente relacionados. La importancia de esta sustancia a nivel biológico está implicada en la supervivencia de los camellos en los desiertos. Es la geosmina la molécula que era la señal a los camellos de que el agua está cerca. Y es que algunos camellos del desierto de Gobi son capaces de encontrar agua a más de 80 kilómetros de distancia. El hecho de que los camellos puedan encontrar agua desde lugares tan lejanos es algo que lo científicos han explicado a lo largo de muchos años.

Con el descubrimiento de la geosmina y sus características, puede ser un mecanismo para que los animales puedan dispersar las esporas de estos microorganismos para poder conocer en qué lugares hay agua.

Parece que en el desierto, Streptomyces despide geosmina en el terreno húmedo, que puede ser captada por los receptores olfativos de los camellos. Se piensa que el aroma de la geosmina puede ser un mecanismo para que los animales dispersen las esporas de estos microorganismos. Así, cuando los camellos toman agua, diseminan las esporas a dondequiera que vayan ellos ayudando a su propagación. Pero este compuesto aparentemente trivial, la geosmina, puede ser una cuestión de vida o muerte para los camellos. Si la mutación genética se produjera en la naturaleza sería terrible para estos animales. Además, no sólo los camellos están atraídos por el olor de la geosmina, sino que algunas lombrices e insectos también son capaces de dirigirse hacia las emanaciones de estas bacterias.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la geosmina y sus características.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.