Fulgurita

formacion por rayo

Una de las dudas que se tiene es si la fulgurita es un mineral o una roca. Estamos hablando de un mineraloide que está formado por el impacto de un rayo y la estructura que tiene es evidencia de la forma de este fenómeno atmosférico. La fulgurita es bastante conocida y pertenece a una variedad de mineraloides que se conoce como lechatelierita.

En este artículo vamos a contarte todas las características, origen y propiedades de la fulgurita.

Características principales

tipos de fulgurita

Hemos mencionado que se trata de un mineraloide que se ha formado a causa del impacto de un rayo. El hecho de que se forme una especie de mineral a causa del impacto de un rayo ya es bastante impresionante como para seguir investigando sobre ello. Sin embargo, a medida que investigamos, vamos descubriendo lo increíble que es este mineraloide. El nombre de fulgurita procede de la palabra fulgur que en latín significa relámpago. Pueden pertenecer a una válida de mineraloides que se conoce con el nombre de lechatelierita. Son estructuras amorfas con un gran contenido en óxido de silicio. Para que un mineraloide sea considerado dentro de este grupo deben ser casi exclusivamente formadas por sílice.

Existe otro tipo de fulgurita que está compuesta por otros materiales. Algunas de ellas se han formado en suelos arcillosos y otros tipos de rocas que pertenecen al grupo de las metamórficas.

Propiedades de la fulgurita

fulgurita

Este mineraloide esta principalmente formado por arena silícea. La composición química puede llegar a variar dependiendo del ambiente geológico donde se ha formado. También depende de la región del mundo donde ha impactado el rayo. Muchas de las fulguritas pueden contener en menor medida cantidades de óxido de aluminio, titanio, etc. Deben estar formadas en su mayoría por óxido de sílice. Por ejemplo, una de las razones por las que algunas fulguritas tienen tonalidades entre marrón y verdoso es corzo contenido en óxido de hierro.

Hay una gran gama de colores y puede llegar a tener este mineraloide que van desde el blanco, pasando por el amarillento hasta el negro. Las estructuras que posee la fulgurita pueden llegar a ser frágiles. Si analizamos el aspecto de la fulgurita, vemos que es rugoso y tiene formas similares a las raíces de un árbol. La mayoría de las raíces tienen una forma cilíndrica.

Formación de la fulgurita

mineraloide

Como hemos mencionado antes, el origen de este mineraloide provienen de impacto de un rayo. A partir de estas poderosas descargas eléctricas atmosféricas se pueda llegar a formar este tipo de mineraloide. Para que una fulguritas se forme se necesita al menos entre 1600-2000 grados de temperatura. Los científicos estiman que el potencial de energía que tienen los rayos varían entre los 1-30 megajulios por metro.

Al momento del impacto del rayo sabemos que recorre todo el suelo. Es en ese instante cuando se derrite y origina la fusión del material del suelo. Hay composición rica en arena o arcilla que puede derretirse a causa del impacto del rayo. De esta forma, se generan estructuras ramificadas en forma de tubos que pueden llegar a medir desde un par de centímetros hasta los 15 metros de longitud.

En muchos ejemplares se puede dejar evidencia de una apertura estrecha de vidrio fundido en las paredes del interior. De forma externa tan sólo podemos observar una textura rugosa formada por gránulos de arena y pequeñas rocas. La forma interior sorprendente se da cuando analizamos la fulgurita a través de un microscopio electrónico.

Según la composición y morfología, la fulgurita se puede clasificar en varios tipos:

  • Fulgurita de arena: es aquella que se genera cuando el impacto del rayo cae en suelos que tienen una textura arenosa.
  • Fulgurita de arcilla: suele formarse cuando el impacto del rayo tiene lugar en suelos con abundante cantidad de arcilla y genera otro tipo de estructura en este mineraloide.
  • De sedimento cálcico: es otra variedad que posee gran cantidad de calcio en forma de sedimentos precipitados.
  • Fulgurita de roca: suele formarse sobre otras rocas y un en ambas estructuras. Normalmente tienen un tamaño algo mayor y una dureza más alta.
  • Fulguritas exógenas: pueden tener forma esférica o de gota.

Yacimientos y usos

Al principio del artículo hemos mencionado que este mineraloide se puede llegar encontrar en todo el mundo. Sabemos que día a día son miles los rayos que caen en la superficie terrestre. Aunque expresamente en la ciudad en la que vivimos no caen rayos, suelen caer en espacios naturales que no están tan habitados. Para que caiga un rayo a superficie deben existir algunas condiciones idóneas para ello.

Los lugares favoritos para buscar los yacimientos de este mineraloide son los desiertos, dunas litorales e incluso en las montañas. En el continente americano caen más rayos, por lo que existen algunos yacimientos notables de fulgurita. Se han encontrado en las playas de Maldonado, desierto de Atacama, desierto de Sonora y en los estados de Utah, Arizona y Michigan. Una de las fuentes de fulgurita más famoso de todo el mundo se encuentra el desierto del Sáhara, ubicado en el continente de África.

Como es de esperar, el ser humano le da un uso a estas formaciones. Las aplicaciones son netamente importantes en todo el área de la ciencia. Y es que, gracias a esta formación, se puede llegar a reconstruir el comportamiento que tenía el clima prehistórico en ciertas regiones. Con el uso de este mineraloide, se puede llegar a conocer las condiciones ambientales presentes en una determinada región hace miles de años. Esta parte se torna fundamental si queremos entender el cambio climático.

Como no, era de esperar que el ser humano ha conseguido tener Fulgurita a partir de medios artificiales. La atención de la misma puede llegar a ser peligrosa, puesto que es necesario utilizar un arco eléctrico que tenga voltajes elevados. Si no se realiza de la manera adecuada puede llegar a ser muy peligroso. Estamos hablando de trabajar con un rayo. Es esta la razón por la que la fulgurita suele tener un precio más elevado de forma artificial que de forma natural.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la fulgurita y sus características.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.