Fases de la luna

Seguramente todos conozcamos las distintas fases de la luna por las que pasa a lo largo del mes (ciclo de 28 días). Y es que dependiendo del día del mes en el que estemos podemos visualizar a nuestro satélite de distinta forma. Ya no solo en la misma ubicación a lo largo de los días, sino también dependiendo del hemisferio donde nos encontremos. Las fases de la luna no son más que los cambios en la forma en la que se ilumina cuando se observa desde la Tierra. Los cambios son cíclicos y dependen de la posición de la misma con respecto a la Tierra y al Sol.

¿Quieres conocer en detalle cuáles son las fases de la luna y por qué se producen? En este post podrás encontrar toda la información necesaria 🙂

Movimiento de la luna

Nuestro satélite natura gira sobre sí misma, pero también lo hace de manera continua alrededor del planeta. Más o menos tarda unos 27,3 días en dar la vuelta a la Tierra. Por ello, dependiendo de la posición en la que nos la encontramos con respecto a nuestro planeta y la incidencia de su orientación con respecto al Sol, se producen cambios cíclicos en la forma de verla. A pesar de que se pensaba que la luna tenía luz propia, dado que se puede observar como uno de los objetos más brillantes del cielo nocturno, esta luz no es más que el reflejo de la luz del Sol.

Conforme la órbita de la luna va avanzando, su forma va cambiando desde el observador terrestre. A veces sólo se puede observar una pequeña sección de ella, otras veces se puede observar completa y otras simplemente no está. Para dejarlo claro, la luna no cambia de forma, sino sólo son efectos visuales resultados del movimiento de la misma y de la luz solar que se refleja en su superficie. Se trata de ángulos desde los que los observadores en la Tierra observamos la parte iluminada de su área.

Puede que en España tengamos una luna llena, mientras que para Estados Unidos se encuentre en creciente o menguante. Todo depende del lugar de la Tierra desde donde observemos la luna.

Ciclo lunar

El satélite tiene un acoplamiento de marea con nuestro planeta. Esto quiere decir que la velocidad de rotación de la misma está coordinada con el periodo orbital. A causa de ello, aunque la luna esté también continuamente rotando sobre su propio eje a la vez que da vueltas sobre la Tierra, siempre vemos la misma cara de la luna. A este proceso se le conoce como rotación sincronizada. Y es que, miremos de donde miremos a la luna, siempre veremos la misma cara.

El ciclo lunar tiene una duración de unos 29,5 días entre los que se pueden observar todas las fases. Al terminar la última fase, se vuelve a reiniciar el ciclo. Esto ocurre siempre y nunca se detiene. Las fases de la luna más conocidas son 4: luna llena, luna nueva, cuarto menguante y cuarto creciente. A pesar de que son las más conocidas, existen otras intermedias que también son importantes e interesantes de conocer.

El porcentaje de iluminación de la luna en el cielo va variando conforme las formas se van sucediendo. Comienza con una iluminación del 0% cuando la luna es nueva. Es decir, no podemos observar nada en el cielo. Es como si la luna se hubiese esfumado de nuestro cielo. Conforme se van sucediendo las distintas fases va aumentando el porcentaje de iluminación hasta llega al 100% en la luna llena.

Cada fase de la luna dura aproximadamente unos 7,4 días. Esto se traduce en que a cada semana del mes tendremos la luna en una forma aproximadamente. Dado que la órbita de la luna es elíptica, este tiempo y las formas van variando. En general, todas las fases de la luna que tienen más luz duran 14,77 días y lo mismo para aquellas fases más oscuras.

Distintas fases de la luna

Antes de comenzar a describir las fases de la luna, es importante recalcar que las propias fases que vamos a nombrar son solamente una forma de percibir la luna desde la posición en la que nos encontramos en la Tierra. Al mismo tiempo, dos observadores en distintas posiciones de la Tierra pueden ver la luna de diferente forma. Nada más lejos de la realidad, un observador que se encuentre en el hemisferio norte podrá ver a la luna con un movimiento de derecha a izquierda y en el hemisferio sur es de izquierda a derecha.

Aclarado esto, comenzamos a describir las distintas fases de la luna.

Luna nueva

También se le conoce como novilunio. En esta etapa, el cielo nocturno se encuentra muy oscuro y es bastante difícil encontrar a la luna en mitad de la oscuridad. En estos momentos, la cara oculta de la luna que no vemos sí está iluminada por el sol. Sin embargo, esta cara no es visible desde la Tierra por la rotación sincronizada mencionada anteriormente.

A lo largo de las fases por las que pasa la luna, desde la nueva a la llena, el satélite recorre 180 grados de su órbita. Durante esta fase recorre entre los 0 y 45 grados. Tan sólo podemos ver entre un 0 y un 2% de la luna cuando es nueva.

Luna creciente

Es la fase en la que podemos encontrar a la luna vislumbrándose tras 3 o 4 días después de la luna nueva. Dependiendo de donde nos encontremos en la Tierra la veremos desde un lado del cielo u otro. Si estamos en el hemisferio norte, la veremos desde el lado derecho y si estamos en el hemisferio sur la encontraremos en el lado izquierdo.

En esta fase de la luna se puede observar tras la puesta de Sol. Recorre pues entre los 45 y 90 grados de su órbita durante esta fase. El porcentaje visible de la luna en este recorrido es del 3 al 34%.

Cuarto creciente

Es cuando llega a estar iluminada la mitad del disco lunar.  Se puede observar desde el mediodía hasta la media noche. En esta fase recorre entre el 90 y el 135 grados de su órbita y podemos verla iluminada entre el 35 y el 65%.

Luna Gibosa creciente

La superficie iluminada supera a la mitad. Se pone antes del amanecer y alcanza su máxima plenitud en el cielo al anochecer. La parte de la luna visible es entre el 66 y el 96%.

Luna llena

También es conocida como plenilunio. Nos encontramos la fase en la que la luna es totalmente visible. Esto ocurre porque el Sol y la luna están alineados de forma casi recta con la Tierra en su centro.

En esta fase se encuentra en una posición completamente opuesta a la que tenía en luna nueva a 180 grados. Se puede ver entre el 97 y el 100% de la luna.

Tras la luna llena, las siguientes fases que corresponden son:

  • Luna Gibosa menguante
  • Cuarto menguante
  • Luna menguante

Todas estas fases tienen las mismas características que las crecientes, pero se observa la curva en el lado opuesto (dependiendo del hemisferio donde nos encontremos). La progresión de la luna es descendiente hasta que llega de nuevo a la luna nueva y se reinicia el ciclo.

Espero que con esta información hayan quedado claras las fases de la luna.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Astronomía

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.