Estrella fugaz

estrella fugaz

Seguramente alguna vez hayas visto una estrella fugaz y hayas hecho lo típico de pedir un deseo. En una noche estrellada un cielo despejado se pueden observar estrellas fugaces, sobre todo en determinadas épocas del año. Sin embargo, ¿qué es realmente una estrella fugaz? ¿Puede ser dañina? ¿De dónde procede?

En este artículo te vamos a contar todo lo que debes saber sobre la estrella fugaz, su procedencia, características y curiosidades.

Qué es una estrella fugaz

lluvia de estrellas

Una estrella fugaz (o meteoros, que son lo mismo) es una partícula pequeña (generalmente entre milímetros y algunos centímetros). Al entrar a la atmósfera terrestre a gran velocidad, se “queman” debido a la fricción del aire (de hecho, el brillo es causado por ionización) y producen una trayectoria luminosa que pasa rápidamente por el cielo, al que llamamos estrella fugaz.

Su apariencia es muy diversa. Pueden brillar mucho o poco. Su trayectoria puede ser corta o larga. Algunas dejan una estela brillante por un tiempo, mientras que otras no. Suelen ser muy rápidas (¡desaparecen antes de que tengamos tiempo de hablar!). Pero algunas son muy lentas y pueden durar unos segundos. En ocasiones muestran algunos colores: rojizos, verdosos, azules, etc. Según la composición química de los meteoros. El origen de estas partículas está en los cometas, y los cometas pierden su material y lo dejan atrás.

Si la partícula es muy grande (unos pocos centímetros), la estrella fugaz será muy brillante, llamado bola de fuego. Lo que vemos son bolas de aire ionizado que las rodean. La luminosidad de los coches es espectacular, haciéndolos lucir más bonitos incluso durante el día. Algunos pueden romperse en su trayectoria, mostrar destellos o pequeñas explosiones o hacer sonidos. A menudo dejan un rastro continuo (este es el rastro de aire ionizado que dejan) o humo. A veces pueden ser lo suficientemente brillantes como para verse detrás de las nubes, por lo que en ocasiones podemos ver las nubes iluminadas por un momento.

¿Cuándo se pueden observar?

estrella fugaz en el cielo

Las estrellas fugaces se pueden observar en cualquier noche despejada, aunque en determinadas noches del año, son más abundantes y la fricción atmosférica puede quemar meteoros que pesen varios kilogramos. Sin embargo, si la partícula es demasiado grande, es posible que no pueda descomponerse por completo y alcanzar la superficie de la tierra. Entonces el meteoro se llama meteorito. Nuestro planeta ha estado recibiendo meteoritos de tamaños microscópicos e incluso más grandes.

Una de las mayores lluvias de meteoros es el caso de las Perseidas, popularmente conocidas como lágrimas de San Lorenzo. Donde podemos verlas en los cielos a mediados de agosto con mayor probabilidad.

Si quieres ver una estrella fugaz, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones. No es seguro salir al campo mirar al cielo y ver una estrella fugaz. Pero sí que siguiendo estas recomendaciones, podemos aumentar la probabilidad de ver una. Vamos a ver cuáles son estas recomendaciones:

  • Debes salir de la ciudad por la noche y buscar un punto de observación en el campo donde el cielo esté completamente despejado y no haya o exista una mínima contaminación lumínica. Uno de los grandes problemas en la actualidad para poder ver el cielo estrellado reside en la contaminación lumínica provocada por las ciudades. Debemos tener en cuenta que la existencia de iluminación artificial inhibe el cielo nocturno. Por ello, si la ciudad donde vivimos es muy poblada y luminosa, vamos a tener que alejarnos lo suficiente como para que no nos afecte.
  • Es importante que el cielo esté completamente despejado, puesto que sí hay nubes en lo vamos a poder ver las estrellas. Tampoco es muy recomendable de las estrellas fugaces durante las noches de luna llena. Esto es debido a que el reflejo de la luna llena también puede hacer de contaminación lumínica y puede que nos tape la visión sobre otras estrellas algo más cercanas a ella.
  • Lo ideal es buscar una noche totalmente despejada y con luna nueva.
  • No hay que utilizar ni binoculares ni telescopios. La observación directa es mucho más efectiva cuando se realiza a simple vista y una vez que tus ojos se acostumbran a la oscuridad y a la luz de las estrellas.

Origen e historia de la estrella fugaz

estrellas brillantes

Las estrellas fugaces parecen estrellas brillantes distantes que pasan por el cielo nocturno. Sin embargo, una estrella fugaz no es una estrella en absoluto y no está muy lejos. En la antigüedad, la gente pensaba que los meteoros eran parte del clima, como los relámpagos o la niebla espesa. Pero ahora sabemos que las estrellas fugaces son en realidad objetos del espacio exterior. Fragmentos de roca de varios tamaños que flotan en el espacio. Algunas de estas rocas, llamadas meteoroides, son atraídas hacia la tierra y hacia nuestra atmósfera. La atracción en parte se debe a la acción de la gravedad terrestre por lo que en planetas más grande hay más probabilidad de que estos objetos sean atraídos.

Estas rocas (en su mayoría del tamaño de granos de arena) se acercan a la tierra a velocidades de hasta 80 kilómetros por segundo, y la fricción del aire las calienta hasta que brillan como estrellas. Cuando ves una estrella fugaz, en realidad estás mirando un meteoro ardiendo en la atmósfera. Pero debes ver la estrella fugaz rápidamente, puesto que, por lo general, no duran más de uno o dos segundos antes de desaparecer por complet. Algunos meteoros que llegan a la tierra no se consumen por completo en nuestra atmósfera. Aproximadamente 75 millones de meteoros chocan en nuestra atmósfera todos los días.

Algunas curiosidades

Debemos mencionar que el brillo y la frecuencia de las estrellas fugaces varían mucho. Observamos una gran cantidad de estrellas fugaces de bajo brillo y tamaño más pequeño, y una cantidad menor de las que son menos brillantes y, por lo tanto, más grandes.

Cuando una estrella fugaz es lo suficientemente grande, podemos notar que deja rastros de aire ionizado que pueden durar unos minutos. La cola de la estrella fugaz brilla y su color depende del gas ionizado. Por ejemplo, el rastro verde puede ser causado por oxígeno ionizado (atmosférico). Además, los elementos vaporizadores de una estrella fugaz producirán un color correspondiente a su espectro de emisión, y también depende de la temperatura alcanzada durante la caída.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las estrellas fugaces y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.