Estalactitas y estalagmitas

De seguro alguna vez en vuestra vida habéis visitado alguna cueva. Las cuevas son entornos preciosos, fascinantes y únicos en la tierra donde tenemos un ecosistema endémico. En las cuevas podemos apreciar ciertas formaciones naturales que impresionan bastante por su belleza y singularidad. Estas formaciones son las llamadas estalactitas y estalagmitas. Muchas personas consideran a estas formaciones geológicas como verdaderas obras de arte de la naturaleza. Es algo digno de conocer si aún no lo has visto ninguna vez, seguro que te sorprenderá gratamente. Pero, ¿en qué se diferencian las estalactitas y estalagmitas? ¿Cómo se forman? Todas estas preguntas las responderemos a lo largo de este artículo. Qué son las estalactitas y estalagmitas Aunque posee nombres similares, existen diferencias bastante notables entre ellas. Su formación y estructura es diferente. Las estalactitas y estalagmitas tienen en común una cosa: son espeleotomas. Este concepto hace referencia a que son depósitos minerales que se forman en las cuevas tras la formación de las mismas. Los espeleotomas surgen a raíz de la precipitación química que surge durante l formación de elementos sólidos a partir de una disolución.  Tanto estalactitas como estalagmitas tienen origen a partir de depósitos de carbonado cálcico. Estas formaciones se dan en cuevas calizas. No quiere decir que no se dé el caso donde se pueda formar en algunas cavidades artificiales o antrópicas con origen en otros depósitos minerales diferentes.  La diferencia principal que hay entre estas dos formaciones es la ubicación. Cada una tiene un proceso de formación diferente a la otra y, por ello, su ubicación dentro de una cueva también cambia. Vamos a analizar esto más detalladamente, describiendo lo que son cada una. Estalactitas Comenzamos por las formaciones que se originan en el techo. Su crecimiento comienza en lo más alto de la cueva y va en dirección descendente. El inicio de una estalactita es una gota de agua mineralizada. Conforme van cayendo las gotas, van dejando tras de sí restos de la calcita. La calcita es un mineral que está compuesto de carbonato cálcico, por lo que precipita en contacto con el agua. Con el paso de los años, tras la caída de sucesivas gotas mineralizadas, se va depositando cada vez más calcita y se va acumulando.  Cuando esto se va agolpando, vemos que cada vez se hace más grande y va adquiriendo diferentes formas. La forma más común es la de cono. Lo más normal es ver una gran cantidad de conos de calcita con agua precipitando desde el techo. El tamaño de los conos depende de la cantidad de gotas de agua que ha ido circulando por esa zona y del tiempo que haya estado ese flujo de gotas arrastrando la calcita.  Se podría decir que las estalactitas son formaciones rocosas que se van creando desde arriba a abajo. En el centro de la estalactita, existe un conducto por el que sigue circulando agua con minerales. Es este factor la que las diferencia de otras formaciones geológicas que tienen un aspecto parecido. Estalagmitas Pasamos ahora a describir las estalagmitas. Por contra parte, son formaciones que se originan desde el suelo y  va desarrollándose de forma ascendente. Al igual que las anteriores, las estalagmitas se comienzan a formar a través de una gota mineralizada con calcita. Estas gotas que caen van acumulando depósitos de calcita sucesivamente. Las formaciones aquí pueden variar más dado que no tienen un conducto central como las estalactitas por las que circulan las gotas de agua debido a la fuerza de la gravedad.  Una diferencia es que son más macizas que las estalactitas. Debido al proceso de formación, las estalagmitas tienen una forma más redondeada en vez de forma de cono. También es más frecuente ver algunas con formaciones irregulares. Las formas más comunes son aquellas tubulares rectas que se llaman macarrones. Otras formaciones comunes son los conulitos (poseen estructura como si fueran un cráter calcificado), perlas (con una forma más redondeada) y algunas más. Las estalactitas y estalagmitas están normalmente enfrentadas una a otras. Es común ver una estalactita arriba y perpendicular a ella una estalagmita. Esto es debido a que las gotas que van precipitando desde la estalactita, tiene restos de calcita que se va depositando sobre el suelo para formar la estalagmita. Cómo se forman las estalactitas y estalagmitas Vamos a analizar el proceso de formación de ambos depósitos. Como hemos mencionado antes, se forman por un proceso de precipitación química. Estos minerales que precipitan están disueltos en agua. Dichas formaciones se forman porque el CO2 que hay disuelto en el agua de la lluvia forma carbonato cálcico al entrar en contacto con la roca caliza. Dependiendo del régimen de precipitaciones y el nivel de infiltración del agua, estas formaciones se darán antes o después. Es el agua de lluvia la que se va filtrando por el suelo y disolviendo la roca caliza. Como resultado, estas gotas van dando forma a estos depósitos. El bicarbonato cálcico es muy soluble en agua y es lo que se forma tras el contacto del CO2 que trae el agua de lluvia. Este bicarbonato produce un afloramiento donde se va escapando el CO2 que, al reaccionar, precipita en forma de carbonato cálcico.  El carbonato cálcico comienza a originar ciertas concreciones alrededor del punto donde cae la gota. Esto sólo se da en las estalactitas, ya que las gotas caen a causa de la fuerza de la gravedad que la impulsa a caer al suelo. Por ello, las gotas acaban derramándose hacia el suelo. Donde ver estas formaciones Seguramente te habrás quedado fascinado si nunca antes habías visto estas formaciones (que no es lo más común). No obstante, vamos a decirte los lugares donde podrás encontrar las mayores formaciones de estalactitas y estalagmitas. Al ser una formación muy lenta, para que sólo crezcan 2,5 cm en longitud, se necesitan cerca de 4.000 o 5.000 años. La mayor estalactita del mundo la podemos encontrar en las Cuevas de Nerja, situada en la provincia de Málaga. Posee una longitud de 60 metros de alto y 18 metros de diámetro. Para que se forme por completo se ha necesitado 450.000 años. Por otro lado, la mayor estalagmita del mundo tiene 67 metros de altura y la podemos encontrar en la cueva Martín Infierno, en Cuba.  Espero que esta información te haya despertado la curiosidad sobre las estalactitas y estalagmitas.

De seguro alguna vez en vuestra vida habéis visitado alguna cueva. Las cuevas son entornos preciosos, fascinantes y únicos en la tierra donde tenemos un ecosistema endémico. En las cuevas podemos apreciar ciertas formaciones naturales que impresionan bastante por su belleza y singularidad. Estas formaciones son las llamadas estalactitas y estalagmitas. Muchas personas consideran a estas formaciones geológicas como verdaderas obras de arte de la naturaleza. Es algo digno de conocer si aún no lo has visto ninguna vez, seguro que te sorprenderá gratamente.

Pero, ¿en qué se diferencian las estalactitas y estalagmitas? ¿Cómo se forman? Todas estas preguntas las responderemos a lo largo de este artículo.

Qué son las estalactitas y estalagmitas

Cuevas calizas

Aunque posee nombres similares, existen diferencias bastante notables entre ellas. Su formación y estructura es diferente. Las estalactitas y estalagmitas tienen en común una cosa: son espeleotomas. Este concepto hace referencia a que son depósitos minerales que se forman en las cuevas tras la formación de las mismas. Los espeleotomas surgen a raíz de la precipitación química que surge durante la formación de elementos sólidos a partir de una disolución.

Tanto estalactitas como estalagmitas tienen origen a partir de depósitos de carbonado cálcico. Estas formaciones se dan en cuevas calizas. No quiere decir que no se dé el caso donde se pueda formar en algunas cavidades artificiales o antrópicas con origen en otros depósitos minerales diferentes.

La diferencia principal que hay entre estas dos formaciones es la ubicación. Cada una tiene un proceso de formación diferente a la otra y, por ello, su ubicación dentro de una cueva también cambia. Vamos a analizar esto más detalladamente, describiendo lo que son cada una.

Estalactitas

Estalactita

Comenzamos por las formaciones que se originan en el techo. Su crecimiento comienza en lo más alto de la cueva y va en dirección descendente. El inicio de una estalactita es una gota de agua mineralizada. Conforme van cayendo las gotas, van dejando tras de sí restos de la calcita. La calcita es un mineral que está compuesto de carbonato cálcico, por lo que precipita en contacto con el agua. Con el paso de los años, tras la caída de sucesivas gotas mineralizadas, se va depositando cada vez más calcita y se va acumulando.

Cuando esto se va agolpando, vemos que cada vez se hace más grande y va adquiriendo diferentes formas. La forma más común es la de cono. Lo más normal es ver una gran cantidad de conos de calcita con agua precipitando desde el techo. El tamaño de los conos depende de la cantidad de gotas de agua que ha ido circulando por esa zona y del tiempo que haya estado ese flujo de gotas arrastrando la calcita.

Se podría decir que las estalactitas son formaciones rocosas que se van creando desde arriba a abajo. En el centro de la estalactita, existe un conducto por el que sigue circulando agua con minerales. Es este factor la que las diferencia de otras formaciones geológicas que tienen un aspecto parecido.

Estalagmitas

Estalagmita

Pasamos ahora a describir las estalagmitas. Por contra parte, son formaciones que se originan desde el suelo y  va desarrollándose de forma ascendente. Al igual que las anteriores, las estalagmitas se comienzan a formar a través de una gota mineralizada con calcita. Estas gotas que caen van acumulando depósitos de calcita sucesivamente. Las formaciones aquí pueden variar más dado que no tienen un conducto central como las estalactitas por las que circulan las gotas de agua debido a la fuerza de la gravedad.

Una diferencia es que son más macizas que las estalactitas. Debido al proceso de formación, las estalagmitas tienen una forma más redondeada en vez de forma de cono. También es más frecuente ver algunas con formaciones irregulares. Las formas más comunes son aquellas tubulares rectas que se llaman macarrones. Otras formaciones comunes son los conulitos (poseen estructura como si fueran un cráter calcificado), perlas (con una forma más redondeada) y algunas más.

Las estalactitas y estalagmitas están normalmente enfrentadas una a otras. Es común ver una estalactita arriba y perpendicular a ella una estalagmita. Esto es debido a que las gotas que van precipitando desde la estalactita, tiene restos de calcita que se va depositando sobre el suelo para formar la estalagmita.

Cómo se forman las estalactitas y estalagmitas

Espeleogénesis

Vamos a analizar el proceso de formación de ambos depósitos. Como hemos mencionado antes, se forman por un proceso de precipitación química. Estos minerales que precipitan están disueltos en agua. Dichas formaciones se forman porque el CO2 que hay disuelto en el agua de la lluvia forma carbonato cálcico al entrar en contacto con la roca caliza. Dependiendo del régimen de precipitaciones y el nivel de infiltración del agua, estas formaciones se darán antes o después.

Es el agua de lluvia la que se va filtrando por el suelo y disolviendo la roca caliza. Como resultado, estas gotas van dando forma a estos depósitos. El bicarbonato cálcico es muy soluble en agua y es lo que se forma tras el contacto del CO2 que trae el agua de lluvia. Este bicarbonato produce un afloramiento donde se va escapando el CO2 que, al reaccionar, precipita en forma de carbonato cálcico.

El carbonato cálcico comienza a originar ciertas concreciones alrededor del punto donde cae la gota. Esto sólo se da en las estalactitas, ya que las gotas caen a causa de la fuerza de la gravedad que la impulsa a caer al suelo. Por ello, las gotas acaban derramándose hacia el suelo.

Donde ver estas formaciones

Seguramente te habrás quedado fascinado si nunca antes habías visto estas formaciones (que no es lo más común). No obstante, vamos a decirte los lugares donde podrás encontrar las mayores formaciones de estalactitas y estalagmitas.

Al ser una formación muy lenta, para que sólo crezcan 2,5 cm en longitud, se necesitan cerca de 4.000 o 5.000 años. La mayor estalactita del mundo la podemos encontrar en las Cuevas de Nerja, situada en la provincia de Málaga. Posee una longitud de 60 metros de alto y 18 metros de diámetro. Para que se forme por completo se ha necesitado 450.000 años.

Por otro lado, la mayor estalagmita del mundo tiene 67 metros de altura y la podemos encontrar en la cueva Martín Infierno, en Cuba.

Espero que esta información te haya despertado la curiosidad sobre las estalactitas y estalagmitas.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.