Época del Eoceno

 

Eoceno fauna

Una de las épocas que formaron el periodo Paleógeno de la era del Mesozoico es el Eoceno. Se trata de una de las épocas con grandes cambios desde el punto de vista geológico y biológico. A lo largo de esta época se formaron grandes cordilleras como producto de la colisión de grandes masas continentales. Estas masas continentales se desplazaban gracias al efecto de la deriva continental.

Por la importancia que tiene esta época para el desarrollo de la vida vamos a dedicar este post a explicarte todo lo que debes saber sobre el Eoceno.

Características principales

Aunque parezca contradictorio con lo que hemos mencionado al principio se trata de una época de separación, ya que el súper continente Pangea que, hasta ahora había sido la única masa terrestre, se fue separando en casi toda su totalidad. Evolucionaron y se diversificaron grandes especies de flora y fauna entre las que se encuentran las aves y algunos mamíferos marinos.

La duración total de esta época es de aproximadamente 23 millones de años, distribuidos en 4 edades. Es una época de cambios en la que nuestro planeta experimentó una gran cantidad de modificaciones desde el punto de vista geológico, siendo la más llamativa la que hemos mencionado del súper continente Pangea, que se diversificó para formar los continentes que conocemos en la actualidad. También fue una época llena de grandes eventos climáticos con gran trascendencia como lo es el evento Azolla.

Geología del Eoceno

Geologia del eoceno

Durante esta época nuestro planeta experimentó una alta actividad geológica que tuvo como consecuencia la fragmentación de Pangea. La parte norte conocida como Laurasia se fue fragmentado de forma amplia y dio lugar a la separación de lo que hoy se conoce como Groenlandia, Europa y norteamérica. Cada uno de estos fragmentos del continente Pangea fue desplazándose a causa de la deriva continental hasta ir colocándose en la posición que tiene hoy día.

Un fragmento de África, conocido como el subcontinente índico colisionó con el continente asiático. Esto es lo que hoy en día se conoce como la península arábiga. Es importante que al inicio de la época del Plioceno existen algunos fragmentos del Pangea que aún estaban unidos. Sin embargo, gracias al efecto de la deriva continental ambos trozo se fueron separando. Por un lado, la Antártida se fue desplazando hacia el sur y ocupado la posición que tiene actualmente. Por otro lado, Australia se desplazó un poco hacia el norte.

En cuanto a los cuerpos de agua, también existieron cambios en las corrientes oceánicas sin los mares debido al movimiento de estas grandes masas de tierra. Por un lado, el mar de Tetis acabó desapareciendo gracias al acercamiento que existía en el continente africano y Eurasia. Lo contrario ocurrió con el océano Atlántico. En este caso, este océanos se fue ensanchando y ganando cada vez más terreno gracias al desplazamiento que tuvo norteamérica en dirección oeste. El océano Pacífico se mantuvo siendo el océano más profundo y grande del planeta tal y como lo es hoy día.

En cuanto a la orogenia del Eoceno encontramos que fue una época con una alta actividad geológica en la que se formaron una gran cantidad de cadenas montañosas que se mantienen en la actualidad. En la colisión que hemos mencionado de lo que actualmente es la India con el continente asiático es la que formó la cadena montañosa que tiene los picos más altos del mundo conocido como la cordillera del Himalaya. Norteamérica también tuvo una actividad orogénica importante en que dio lugar a la formación de los montes Apalaches.

Clima del Eoceno

Clima del Eoceno

Las condiciones climática durante la época del Plioceno fueron bastante estables. Al principio de esta época se experimentó una temperatura ambiental algo más alta de aproximadamente 7 y 8 grados de media. Este incremento sólo se experimentó durante el principio. A este momento se le conoció como máximo térmico del Paleoceno. Al final del Eoceno sucedió otro evento que modifico en gran medida las condiciones ambientales que existían. Ese evento recibe el nombre de Azolla.

El incremento de las temperaturas al principio del Plioceno tuvo lugar hace unos 55 millones de años. Durante este proceso en el planeta apenas existía hielo. En los lugares donde hoy día existen lugares congelados existían ecosistemas de bosques templados. Además, se cree que el aumento de las temperaturas a nivel global  fueron las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera a causa de la alta actividad volcánica.

Todas estas condiciones ambientales fueron estabilizándose con el paso del tiempo y el clima reinó como temperaturas más altas y pocas precipitaciones. Sin embargo, con el paso del tiempo éstas condiciones parecieron estabilizarse y volvieron abundar las precipitaciones. Debido a estas el clima del planeta se volvió húmedo y cálido manteniéndose durante gran parte del Eoceno.

A mediados del Eoceno tuvo lugar este evento climático que hemos llamado Azolla. Se trata de una disminución de las temperaturas como consecuencia de la disminución en las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono. Estas condiciones propiciaron la proliferación descontrolada de una especie del  helecho llamado Azolla foliculoides, de ahí el nombre de este evento.

Flora y fauna

Las condiciones ambientales del planeta permitieron un buen desarrollo de diversas especies tanto animales como de plantas. Durante toda la época del Eoceno existió una gran abundancia y diversidad de seres vivos gracias al clima húmedo y cálido.

Con respecto a la flora existieron cambios bastantes notorios gracias a las condiciones climáticas. Existían abundancia de junglas y bosques y poca evidencia de polos debido a las temperaturas más altas. En los únicos ecosistemas en los que había al menos cantidad de plantas fueron aquellos ecosistemas desérticos.

En cuanto a la fauna, se diversificó en gran medida los grupos de animales, sobre todo las aves y los mamíferos. Las aves tuvieron gran éxito gracias a las condiciones ambientales favorables y algunas de estas especies constituyeron fieros depredadores dio dos grupos de seres vivos. Existieran grupos de aves que se caracterizaron por un gran tamaño que se ha podido corroborar gracias a la existencia de registros fósiles.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la época del Eoceno.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas