Embalses de España

Embalses de España

La sequía es uno de los fenómenos que más ataca a España desde hace mucho tiempo. Nuestro clima nos hace tener unas precipitaciones reducidas al cabo del año y concentradas en la época de invierno. Con el cambio climático y el aumento de las temperaturas medias globales estamos notando que los ciclos de sequía se han intensificado y alargado. Por ello, los embalses de España juegan un papel fundamental en la cantidad de agua disponible tanto para el consumo humano como para el resto de actividades económicas.

Este artículo vamos a dedicar lo a contarte todo lo que debes saber sobre los embalses de España y sus características principales.

Construcción de nuevos embalses de España

La construcción de los embalses de España es algo que se remonta a la antigüedad. Conforme el ser humano se iba estableciendo en diferentes comunidades se fue viendo la necesidad de almacenar agua. Dado que anteriormente la tecnología no era tan avanzada como hoy día, se tenía que aprovechar aún más la morfología del terreno. Es aquí donde la geología juega un papel fundamental en la formación de los embalses. Dependiendo del tipo de terreno y de la roca predominante se podría construir presas de diferente tamaño. También había que tener en cuenta la topografía del terreno. Los cursos de agua y el caudal que tiene cada uno servían de alimento para llenar las presas y almacenar agua disponible.

No fue hasta el año 1970 donde se realizó el primer inventario de presas españolas. Lo realizó el Comité Nacional Español de Grandes Presas (SPANCOLD) y se presentó en el X Congreso Internacional de Grandes Presas, organizado por la International Commission on Large Dams (ICOLD) en Montreal. La información que se contiene en los inventarios permite poder actualizar la evolución del número de presas en España a lo largo del siglo XX. También ayuda a conocer la cantidad de agua que somos capaces de almacenar para su posterior uso.

Se ha recogido numerosa información que señala que durante los últimos 25 años España ha construido impuesto explotación más de 200 presas. Durante la evolución de este siglo pasado se ha podido analizar una tendencia muy clara en la evolución de la construcción de los embalses. La primera mitad del siglo XX quiero caracterizada por una puesta en explotación anual de aproximadamente unas 4 presas. Es aquí donde comenzó la revolución en la construcción de infraestructuras capaces de almacenar agua y alterar el ciclo hidrológico.

Por otro lado, tenemos la segunda mitad del siglo XX donde se produce un importante desarrollo en nuestro país. Y es que esta segunda mitad fue la revolución total de los embalses de España. Se pusieron en explotación del orden de unas 20 presas por año. Cuando entramos en el siglo XXI también comenzó con una tendencia creciente aumentar el número de presas.

Inventario de presas españolas

Es el ministerio de medio ambiente y medio rural el que se encargan la actualidad de poder mantener al día los inventarios de presas españolas. En este ministerio podemos encontrar un portal web donde tenemos todas las características principales y la ubicación de los principales embalses de España. Gracias a esta información podemos obtener datos sobre la distribución de las presas en función de su tipología, su altura, la evolución en el número de embalses en España, la capacidad de cada una, etc.

Cabe destacar que los datos que existen relativos al número de embalses de España ha aumentado notablemente durante las últimas décadas. Son muchas las personas que se preguntan por qué ya no se construyen pantanos si la sequía demandada construcción de nuevas infraestructuras para el almacenamiento de agua.

Hoy en día no se habla de presas o pantanos, sino que se ha creado el eufemismo de obras de regulación. España ha sido considerado como potencia mundial en embalses con una cantidad de 1.200. Esto sitúa a España líder en Europa. Sin embargo, actualmente, España vive un tiempo en el que no se están creando nuevas infraestructuras de este tipo. Y es que la normativa de agua que se emanó en Bruselas y que está vigente desde inicios de este siglo, apuesta por la desalación de las aguas. También hay una presión ecologista, crisis económica y la derogación del plan hidrológico nacional. Toda esta situación ha provocado que las obras públicas estén destinadas a otros proyectos que no es la construcción de nuevos embalses de España.

También se está priorizando las obras que garanticen que los cauces no generen más inundaciones. Dado que las precipitaciones en España se dan de forma torrencial en muchos lugares es peligroso de Carlos cauces de los ríos sin un tratamiento previo. Por ello, la cuestión clave a la día de hoy exteriorizar las obras que afecten a los cauces y las llanuras para poder retener el agua de forma artificial. Es así como se consigue en regular un trabajo más complejo que encajar un nuevo envase dentro de la gestión del agua nacional.

El problema del aterramiento de los embalses de España

Se sabe que los embalses facilitan mucho la gestión de los recursos hídricos. También permiten obtener energía hidroeléctrica y aumentar las zonas de riego en la cuenca ayudando al control de las eventuales avenidas. Sin embargo, existe el riesgo de aterramiento de los embalses. Este ordenamiento no es más que la acumulación de sedimentos de forma natural y que se acentúa con las precipitaciones torrenciales.

Averiguar el grado de aterramiento de los embalses es crucial para poder conocer y calcular correctamente las reservas hidráulicas disponibles en todo el país. La velocidad y el grado al que este proceso se dan en las cuencas de los embalses dependen del clima de cada región. También depende de la estructura geológica, la topografía del terreno, el uso agrícola, la cantidad de cubierta vegetal y la litología del propio embalse. Todas estas variables son las que determinan la cantidad de sedimentos qué son susceptibles al caer transportados tras ser erosionados y acabar acumulados dentro del embalse.

La posterior acumulación de estos sedimentos provoca la reducción de la capacidad del embalse para poder almacenar agua. A largo plazo, se necesitan obras de regulación de estos sedimentos para hacer que el envase siga siendo útil.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los embalses de España.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.