¿Qué es el fenómeno El Niño?

Imagen del Océano Pacífico

Océano Pacífico

En un planeta donde el 75% de su superficie está cubierta por agua, los océanos juegan un papel muy importante en la regulación del clima de todo el mundo, desde los polos hasta los trópicos. Y es ahí, en las aguas tropicales del Pacífico oriental, donde se da un fenómeno climático que comienza siendo localizado, pero que termina por tener consecuencias en toda la Tierra: El Niño.

En este artículo vamos a explicarte qué es y cómo afecta al clima global para que puedas aprender más sobre los océanos y sobre la influencia que ejercen en todos los lugares de nuestro planeta.

¿Qué es el fenómeno El Niño?

Temperaturas del océano pacífico

El Niño es un fenómeno relacionado con el calentamiento de las aguas del Pacífico oriental ecuatorial, cíclico, que se da cada tres u ocho años y que tiene una duración de 8-10 meses. Es la fase cálida del patrón climático del Pacífico ecuatorial denominado El Niño- Oscilación del Sur, ENSO por sus siglas en inglés. Es un fenómeno que provoca innumerables y graves daños en la zona intertropical y ecuatorial, debido sobretodo a las intensas lluvias.

Los pescadores peruanos le pusieron ese nombre refiriéndose al niño Jesús, ya cada cada año aparece una corriente cálida por Navidad. No fue hasta el 1960 cuando se notó que no era un fenómeno local peruano, sino que realmente tiene consecuencias en todo el Pacífico tropical e incluso más lejos.

Todavía no está claro cómo se desarrolla el fenómeno, pero el meteorólogo Jacob Bjerknes (1897-1975) relacionó las altas temperaturas de la superficie oceánica con vientos débiles del este y las intensas lluvias que los acompañaban.

Más adelante, otro meteorólogo, llamado Abraham Levy, señaló que el agua del mar, la cual durante el otoño y el invierno es fría, se calienta y como consecuencia de ello, la temperatura del aire aumenta. Las corrientes de agua cálida viajan por debajo del mar, desde Australia hasta Perú.

¿Cómo se detecta el fenómeno?

Como tiene consecuencias que pueden ser devastadoras, es muy importante tener sistemas con los que poder detectarlo a tiempo. Así, se podrán tomar las medidas oportunas para evitar el mayor número posible de muertes. Para ello, se utilizan satélites, boyas flotantes y se analiza el mar para saber qué condiciones presenta la superficie de los mares de la zona ecuatorial. Además, se investiga el viento pues, como hemos mencionado antes, un cambio en el viento puede ser un indicador de que el fenómeno El Niño está a punto de darse.

¿Qué influencia tiene en el clima?

Inundación, una de las consecuencias de El Niño

El Niño, un fenómeno que lleva sucediéndose desde hace milenios, tiene una gran influencia en el clima del mundo. De hecho, en la actualidad podría llegar a modificar tanto las condiciones climáticas de una zona que, debido al crecimiento de la población humana, empieza a ser urgente que los países afectados puedan tomar medidas realmente eficaces para poder hacer frente a sus efectos. Y es que, tras su desarrollo, se producen cambios en las temperaturas y en los patrones de lluvias y vientos en el planeta.

Sepamos cuáles son sus efectos:

  • A nivel global: récords de temperaturas, cambios en la circulación atmosférica, aparición de enfermedades difíciles de erradicar (como el cólera), pérdida de plantas y animales.
  • En América del Sur: disminución de la presión atmosférica, calentamiento de la Corriente de Humboldt y periodos muy húmedos durante los cuales las precipitaciones son muy intensas.
  • Sureste Asiático: escasa formación de nubes, sequías importantes y disminución de la temperatura oceánica.

Aún así, es importante tener en cuenta que no hay dos El Niño iguales. Esto quiere decir que las zonas que se vieron afectadas la última vez puede que no lo sean de nuevo. Tendrán una mayor probabilidad, sí, pero no se podrá saber seguro.

Relación entre El Niño y el cambio climático

Cambio climático terrestre

Si bien todavía no se sabe exactamente qué efecto tiene el cambio climático en el fenómeno El Niño, varios científicos señalan en un estudio publicado en la revista Nature en el año 2014 que es probable que la frecuencia del fenómeno, así como su intensidad, aumente a medida que la temperatura media global del planeta se eleve. Sin embargo, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) no considera este vínculo como demostrado, ¿por qué?

Bueno, la respuesta es que cuando se habla de cambio climático se habla de tendencias climáticas, mientras que el fenómeno El Niño es una variabilidad natural. De todas formas, hay otros meteorólogos, como Jorge Carrasco, que sí coinciden con el estudio en que en un mundo más cálido, la intensidad y la frecuencia de El Niño aumentarán.

Como hemos visto, El Niño es un fenómeno que puede tener muchas e importantes consecuencias en diversas partes del mundo. Por nuestra propia seguridad, es importante reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar que la temperatura continúe subiendo, ya que si no lo hacemos, además de los efectos propios del cambio climático tendremos que protegernos de un fenómeno El Niño más intenso.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *