El Índice de Gases de Efecto Invernadero de la NOAA sube un 40% desde 1990

Contaminación ambiental

Los gases de efecto invernadero son muy importantes para que pueda haber vida en la Tierra; sin embargo, debido a la continua emisión de gases como el dióxido de carbono o el metano, el clima está cambiando mucho en todo el planeta. Para tratar de tenerlo controlado, diversos organismos llevan un registro de datos atmosféricos que ayudan a los meteorólogos a hacer predicciones cada vez más certeras, por ejemplo el Índice de Gases de Efecto Invernadero de la NOAA, el cual se basa en datos atmosféricos, sirve para saber qué sucede con el clima en este momento.

Y lo que sucede no es nada bueno: los gases de efecto invernadero han aumentado en un 40% entre 1990 y 2016.

¿Qué es el efecto invernadero?

El efecto invernadero es la subida de temperaturas como resultado de la concentración de gases que son el vapor de agua (H2O), dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido de nitrógeno (NOx), ozono (O3) y clorofluorocarbonos (CFC).

Cuando los rayos solares llegan a la Tierra calientan rápidamente el suelo, ya que la atmósfera es muy transparente para la luz visible pero mucho menos para la radiación infrarroja. Una vez que tocan la superficie terrestre, hacen que ésta emita rayos infrarrojos que son absorbidos en gran parte por la atmósfera.

Aunque la cantidad de energía que se emite al espacio es la misma que la que es absorbida, la superficie terrestre tiene que alcanzar la temperatura en que ambos flujos se equilibran, que es de 15ºC de media.

Si no se produjera este efecto, tendríamos una temperatura terrestre de -18ºC de promedio. Pero si las concentraciones de gases de efecto invernadero continúan aumentando, las consecuencias del cambio climático podrían ser devastadoras, ya que la temperatura promedio no haría sino que subir. Lamentablemente, eso es precisamente lo que está sucediendo.

¿Cuáles son los efectos del calentamiento global?

Deshielo

Los efectos del calentamiento global son muchos y muy variados, entre ellos encontramos:

  • Temperaturas más cálidas
  • Propagación de enfermedades
  • Tormentas más intensas
  • Olas de calor más fuertes
  • Deshielo
  • Extinción de especies animales y vegetales
  • Aumento del nivel del mar
  • Huracanes más peligrosos

Para más información, haz clic aquí.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *