Divergencia y convergencia

Para la meteorología, existen varios conceptos que son muy importantes. Se tratan de la convergencia y la divergencia. Si queremos aumentar la calidad y la precisión de la predicción meteorológica, debemos saber analizar estos fenómenos. Hoy vamos a trabajar en conocer la definición de estos fenómenos y la dinámica que posee. Además, vamos a ir viendo cómo afecta al tiempo y cómo podemos reconocerlos.

¿Quieres saber más sobre la divergencia y la convergencia? Vamos a explicártelo todo con detalle.

Qué es la convergencia y la divergencia

Cuando en la atmósfera se dice que hay convergencia, nos estamos refiriendo a un agolpamiento del aire en una determinada zona como consecuencia de su desplazamiento. Ese agolpamiento hace acumular una gran masa de aire en una zona en concreto. Por otro lado, la divergencia es todo lo contrario. Debido al movimiento de las masas de aire, éste se dispersa y da lugar a zonas con muy poco aire.

Como se puede intuir, estos fenómenos afectan de una forma importante a la presión atmosférica, dado que, donde haya convergencia habrá una mayor presión atmosférica y en divergencia una menor. Para entender el funcionamiento de estos fenómenos hay que conocer bien la dinámica que tiene el aire en la atmósfera.

Vamos a imaginar una región donde queremos analizar el aire y las corrientes. Dibujaremos las líneas de la dirección del viento en un mapa en función de la presión atmosférica. Cada línea de presión es denominada isohipsas. Eso es, líneas de igual presión atmosférica. En los niveles más altos de la atmósfera, cercano a la tropopausa, el viento es prácticamente geostrófico. Esto significa que es un viento que circula en dirección paralela a las líneas de igual altura geopotencial.

Si en una región objeto de estudio vemos que las líneas del flujo del viento se juntan entre sí, es porque hay una convergencia o confluencia. Por el contrario, si estas líneas de flujo se van abriendo y distanciándose, se dice que hay divergencia o difluencia.

Proceso de movimientos de aire

Vamos a pensar en una autovía para tener esto más calor. Si la autovía tiene 4 o 5 carriles y de repente pasa a tener sólo 2 carriles, estaremos aumentando el tráfico en la zona con menos carriles. Lo contrario ocurre cuando hay dos carriles y de repente, comienzan a haber más carriles. En estos momentos, los vehículos comienzan a separarse y será más fácil reducir la congestión. Pues así se puede explicar lo mismo la divergencia y convergencia.

Una de las situaciones donde es posible que haya un ascenso y un descenso vertical de las masas de aire se observa cuando hay una relación con el viento de gradiente. Las velocidades que llevan los vientos de ascenso y descenso son entre 5 y 10 cm/s. Lo que debemos pensar es que, en las zonas donde hay una convergencia del aire, tendremos mayor presión atmosférica y, por lo tanto, la existencia de un anticiclón. En esta zona tendremos un buen tiempo y gozaremos de temperaturas estables.

Al contrario, en una zona donde existe divergencia del aire, nos encontraremos con una reducción de la presión atmosférica. Una zona se queda con menos aire. El aire siempre tiende a ir a la zona donde tiene menos presión para ocupar los huecos. Por ello, esos movimientos de aire pueden dar lugar a un ciclón o sinónimo de mal tiempo.

El efecto de rozamiento que hay en el movimiento del viento alrededor de las altas o bajas presiones, teniendo en cuenta que el propio rozamiento provoca desviaciones en la dirección del viento, es el de producir la divergencia o la convergencia. Es decir, la componente que marca la velocidad perpendicular a las isobaras es la que proviene del aire que entra en el centro de bajas presiones o es expulsado a fuera cuando hay altas presiones.

Divergencia en altitud

En la divergencia, las corrientes de aire se dividen en dos flujos que comienzan a alejarse en direcciones diferentes. El sistema que rige esta circulación general de la atmósfera es el afectado por estos fenómenos. Cuando tenemos divergencia se alteran los vientos en dos niveles: altitud y a ras del suelo. El paso de aire de un sitio a otro se efectúa de forma vertical. Estos movimientos de aire dan lugar a la formación de lo que se conoce como célula. Si la convergencia es inferior, las masas de aire comienzan a elevarse en altura. Cuando llegan a una cierta altitud, se dividen en dos flujos que irán desplazándose a una dirección diferente.

Si estos flujos de aire comienzan a descender, llegan hasta la zona de convergencia y, cerca del suelo, nos encontramos con otra nueva zonas de divergencia done hace que se muevan las corrientes de aire en dirección opuesta a la que lo hacían en altitud.  Es así como se cierra el circuito o célula.

Las divergencias en altitud se suelen formar en las zonas intertropicales  y en las regiones polares. En estas zonas, los flujos de aire son afectados por las temperaturas del ambiente y la densidad del mismo. El conjunto de estos movimientos forman un sistema de 3 grandes células yuxtapuestas que van dando lugar a un sistema donde el aire comienza a moverse en forma vertical.

Experiencia con el viento

Si de algo nos sirve la experiencia  es que cuando estamos cerca del nivel del mar suele haber más convergencia que originan corrientes ascendentes de hasta los 8.000 metros de altura. Es cuando estamos en esa altura, a una presión de 350 milibares, cuando se empieza a formar una divergencia de forma notable.

Si vemos una depresión o borrasca y estamos a nivel del mar, es que hay convergencia del viento. Esta contracción de las masas de aire está obligando a que el mismo se eleve verticalmente, mientras se va enfriando y condensando. Conforme se condensa el aire que ascienden, se dan lugar a las nubes de lluvia, sobre todo si el ascenso de las masas de aire es completamente vertical.

Espero que con esta información puedas conocer más sobre los conceptos de divergencia y convergencia y la importancia que tiene en la meteorología.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Juan Manuel Sánchez dijo

    Hola!
    Cuando hay Divergencia de vientos en superficie, la presión atmosférica en ese punto es mayor, ya que en ese punto hay subsidencia de vientos, es decir los vientos están descendiendo en la vertical. Cuando estos vientos llegan a la superficie van en busca de los centros de baja presión, donde se daría la Convergencia de vientos, y es por esta baja presión que los vientos pueden ascender en la vertical.
    Sin embargo, cuando escribes este párrafo (incluso en párrafos posteriores):
    «Como se puede intuir, estos fenómenos afectan de una forma importante a la presión atmosférica, dado que, donde haya convergencia habrá una mayor presión atmosférica y en divergencia una menor. Para entender el funcionamiento de estos fenómenos hay que conocer bien la dinámica que tiene el aire en la atmósfera.»
    escribes el proceso contrario, afirmando que hay mayores presiones donde hay convergencia de vientos, y bajas presiones en divergencia de vientos.
    A no ser de que te refieras a la Convergencia y Divergencia que se está dando no en superficie sino arriba en la atmósfera. En caso de ser así, pienso que deberías aclarar eso, porque se presta a ambigüedades!
    De igual forma, excelente post!
    Saludos desde Colombia!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.