Cuántos satélites hay en órbita

gran cantidad de satelites

Los satélites que orbitan alrededor de nuestro planeta nos han cambiado completamente la visión del mundo. Gracias a ellos obtenemos gran cantidad de información de nuestro planeta, así como la meteorología, rango de temperatura y mucho más. Muchas personas se preguntan cuántos satélites hay en órbita a la vez.

En este artículo vamos a contarte cuántos satélites al en órbita ahora mismo, qué importancia tienen y mucho más.

Cuántos satélites hay en órbita

cuantos satelites hay en orbita terrestre

La Unión de Científicos Conscientes estima que actualmente hay más de 5.465 satélites en la órbita de la Tierra. Cuando se habla de predicciones, es imposible no mencionar a SpaceX. Esta empresa espacial, liderada por Elon Musk, lanza constantemente un promedio de un satélite por mes como parte de su ambiciosa iniciativa Starlink, que busca brindar cobertura global de Internet. Actualmente, SpaceX ha desplegado con éxito 600 satélites en la órbita de la Tierra y podemos anticipar que este número seguirá creciendo significativamente en el futuro.

Siguiendo los pasos de SpaceX, Amazon ha anunciado su entrada en la carrera de Internet por satélite con su proyecto Kuiper. Este proyecto comparte el mismo objetivo que el proyecto Starlink. Para lograr este objetivo, Jeff Bezos planea desplegar la asombrosa cifra de 3.000 satélites en órbita. El objetivo es proporcionar cobertura global, con especial atención en áreas que actualmente carecen de conectividad a Internet.

Euroconsult, una destacada empresa consultora, ha publicado un informe que destaca el importante aumento de los lanzamientos de satélites. Predicen que se lanzarán aproximadamente 1.700 satélites anualmente hasta 2030. Este aumento en el despliegue de satélites puede atribuirse a los avances en la tecnología, que han permitido satélites más pequeños pero más potentes y versátiles. Si bien esto puede parecer un avance positivo, muchos expertos expresan preocupación por los riesgos potenciales asociados con el creciente número de satélites que orbitan la Tierra.

Mejoras tecnológicas en los satélites

mapa de satelites

A medida que los satélites disminuyen de tamaño, su construcción y lanzamiento se vuelven cada vez más factibles. Si bien esto puede parecer positivo, es motivo de preocupación entre ciertos expertos. Altos funcionarios de varias fuerzas aéreas han dado la alarma sobre los peligros inminentes de colisiones de satélites en la órbita terrestre. Aunque el espacio pueda parecer ilimitado, la órbita de nuestro planeta no lo es. El riesgo de colisión de satélites pone en peligro componentes vitales de la civilización humana, incluido el control de la navegación, la gestión del espacio aéreo, la predicción de desastres ambientales y la seguridad de los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional. Las posibles consecuencias se extienden más allá de los ámbitos de la diplomacia, la política y las finanzas y podrían conducir a una situación catastrófica.

La gestión eficaz de los satélites en órbita es un aspecto crucial que no puede pasarse por alto. La preocupación apremiante por las posibles colisiones de satélites y la creciente abundancia de desechos espaciales exige examinar el discurso actual en torno a la gestión del tráfico espacial. Este asunto ha cobrado suma importancia para todos los gobiernos, particularmente el de Estados Unidos y su Departamento de Defensa. Sin embargo, el aumento del número de satélites que orbitan la Tierra ha transformado el tráfico espacial en un asunto que se extiende más allá de las entidades gubernamentales y de defensa, y que ahora abarca también intereses comerciales. En consecuencia, el enfoque previamente establecido sobre esta cuestión debe ser reevaluado y adaptado en consecuencia.

Fragmentos de satélites que hay en órbita

cuantos satelites hay en orbita

Actualmente, cuando hablamos de la presencia de satélites alrededor de la Tierra, consideramos exclusivamente la cantidad de satélites operativos en órbita. Sin embargo, es crucial reconocer la existencia de numerosos satélites inactivos o fuera de lugar que atraviesan clandestinamente la órbita de la Tierra. Además, no debemos pasar por alto la vulnerabilidad potencial de la Estación Espacial Internacional y el estimado Telescopio Espacial Hubble. En la vasta extensión del espacio, los restos de los cohetes empleados durante los lanzamientos, así como diversos equipos abandonados por los astronautas, continúan flotando libremente.

Es importante reconocer los millones de objetos más pequeños, como restos de pintura y fragmentos de plástico, que plantean un desafío importante en términos de seguimiento. Diversos estudios realizados por la Agencia Espacial Europea (ESA) han estimado que existen aproximadamente 170.699.000 objetos espaciales de tamaño superior a 10 cm. Estos objetos tienen el potencial de causar graves daños a las naves espaciales, a la Estación Espacial Internacional o incluso provocar colisiones y fragmentación de satélites más grandes.

Si bien el impacto de los desechos espaciales puede no ser tan devastador como el de un asteroide, cometa o meteorito, las consecuencias seguirían siendo catastróficas. Un ejemplo notable de colisión de satélites se produjo en 2009, en el que participaron el satélite ruso inactivo Cosmos 2251 y el satélite activo Iridium 33, que operaba en la región de Siberia. Esta colisión provocó una importante liberación de escombros tanto en órbitas superiores como inferiores.

Gastos por colisiones entre satélites

Varias publicaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han emitido advertencias explícitas sobre los riesgos físicos, financieros y sociales asociados con los peligros espaciales, en particular el creciente problema de basura espacial. Según informes de la OCDE, la colisión de grandes satélites puede provocar daños por valor de cientos de millones de dólares, sin olvidar el peligro que supone para misiones espaciales que cuestan millones.

Estos informes también destacan el costo exorbitante de abordar la cuestión de los desechos espaciales, pero enfatizan que las consecuencias de descuidar la contaminación del espacio aéreo serían aún más astronómicas. Como ocurre con cualquier transición, ahora debemos empezar a aceptar los costos que implica. Parece que la era del envío indiscriminado de basura al espacio está llegando a su fin y avanzamos hacia una forma de ambientalismo espacial.

Es crucial abordar los países que han realizado pruebas antisatélite en los últimos años. Una de esas pruebas llevada a cabo por Rusia recibió fuertes críticas tanto de los gobiernos de Estados Unidos como del Reino Unido. Si bien es imperativo limpiar la órbita de la Tierra de los desechos de satélites, no debe hacerse de manera unilateral. La seguridad de todas las actividades espaciales depende ahora de la eliminación de los desechos espaciales y la prevención de colisiones. Con el creciente número de satélites y dispositivos que saturan el espacio aéreo de la Tierra, ya es hora de establecer una organización internacional independiente capaz de proporcionar soluciones prácticas y científicamente sólidas para mitigar los riesgos que plantea la multitud de satélites que orbitan alrededor de nuestro planeta.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cuánto satélites hay en órbita y su importancia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.