Cuándo se formó el Sol

cuando se formo el sol

Gracias al sol podemos tener vida en nuestro planeta. La tierra se encuentra en una zona llamada zona habitable en la que gracias a la distancia con respecto al sol podemos agregar vida. Sin embargo, los científicos siempre si han cuestionado cuándo se formó el sol y a partir de ahí cómo se generó el sistema solar que tenemos hoy día.

En este artículo vamos a contarte cuándo se formó el sol, sus características e importancia.

Qué es el sol

sistema solar

Llamamos al sol la estrella más cercana a nuestro planeta (149,6 millones de km). Todos los planetas del sistema solar lo orbitan, atraídos por su gravedad, y los cometas y asteroides que los acompañan. El Sol es una estrella bastante común en nuestra galaxia, es decir, no destaca por ser mucho más grande o más pequeña que otras estrellas.

Es una enana amarilla G2 que atraviesa la secuencia principal de su vida. Se encuentra en un brazo espiral en las afueras de la Vía Láctea, a unos 26.000 años luz de su centro. Es lo suficientemente grande como para representar el 99% de la masa del sistema solar, o 743 veces la masa de todos los planetas del mismo planeta combinados (alrededor de 330.000 veces la masa de la Tierra).

El Sol, por otro lado, tiene un diámetro de 1,4 millones de kilómetros y es el objeto más grande y brillante en el cielo de la Tierra, su presencia distingue el día de la noche. Debido a su constante emisión de radiación electromagnética (incluida la luz percibida), nuestro planeta recibe calor y luz, haciendo posible la vida.

Cuándo se formó el Sol

cuando se formo el sol al principio

Como todas las estrellas, el Sol se formó a partir de gas y otra materia que formaba parte de una nube de moléculas grandes. La nube colapsó por su propia gravedad hace 4.600 millones de años. Todo el sistema solar proviene de la misma nube.

Eventualmente, la materia gaseosa se vuelve tan densa que desencadena una reacción nuclear que «enciende» el núcleo de la estrella. Este es el proceso de formación más común para estos objetos.

A medida que se consume el hidrógeno del sol, se convierte en helio. El Sol es una bola gigante de plasma, casi completamente circular, compuesta principalmente de hidrógeno (74,9%) y helio (23,8%). Además, contiene oligoelementos (2%) como oxígeno, carbono, neón y hierro.

El hidrógeno, el material combustible del sol, se convierte en helio cuando se consume, dejando una capa de «ceniza de helio». Esta capa aumentará a medida que la estrella complete su ciclo de vida principal.

Estructura y características

características del sol

El núcleo ocupa una quinta parte de la estructura del sol. El sol es esférico y está ligeramente aplanado en los polos debido a su movimiento de rotación. Su equilibrio físico (fuerza hidrostática) se debe al contrapeso interno de la enorme fuerza gravitatoria que le da su masa y el empuje de la explosión interna. Esta explosión se produce por la reacción nuclear de la fusión masiva de hidrógeno.

Está estructurado en capas, como una cebolla. Estas capas son:

  • Núcleo. La zona más interior. Ocupa una quinta parte de la estrella y tiene un radio total de unos 139.000 km. Aquí es donde tuvo lugar una gran explosión atómica en el sol. La atracción gravitacional en el núcleo es tan fuerte que la energía generada de esta manera tardaría un millón de años en subir a la superficie.
  • Zona radiante. Se compone de plasma (helio e hidrógeno ionizado). Esta área permite que la energía interna del sol irradie fácilmente hacia el exterior, lo que reduce en gran medida la temperatura en esta área.
  • Zona de convección. En esta región, el gas ya no está ionizado, por lo que es más difícil que la energía (fotones) escape hacia el exterior y debe hacerse por convección térmica. Esto significa que el fluido se calienta de forma desigual, provocando dilataciones, pérdidas de densidad y corrientes ascendentes y descendentes, al igual que las mareas.
  • Fotosfera. Esta es la región que emite la luz visible del sol. Se cree que son granos brillantes en la superficie más oscura, aunque es una capa clara de unos 100 a 200 kilómetros de profundidad que se cree que es la superficie del Sol. Las manchas solares, debidas a la creación de materia en la propia estrella.
  • Cromosfera. La capa exterior de la fotosfera en sí es más translúcida y más difícil de ver porque está oscurecida por el brillo de la capa anterior. Mide unos 10.000 kilómetros de diámetro, y durante un eclipse solar puede verse con un tono rojizo en el exterior.
  • Corona solar. Estas son las capas más delgadas de la atmósfera solar exterior y son significativamente más cálidas en comparación con las capas más internas. Este es uno de los misterios sin resolver de la naturaleza del sol. Hay una baja densidad de materia y un intenso campo magnético, a través del cual la energía y la materia viajan a altísimas velocidades. Además, es la fuente de muchos rayos X.

Temperatura del sol

La temperatura del sol varía según la región y es muy alta en todas las regiones. En su núcleo se pueden registrar temperaturas cercanas a 1,36 x 106 Kelvin (alrededor de 15 millones de grados Celsius), mientras que en la superficie cae a unos 5778 K (alrededor de 5505 °C) y luego nuevamente en la parte superior a 1 o 2 Ascenso x 105 grados Kelvin.

El sol emite mucha radiación electromagnética, parte de la cual puede verse como luz solar. Esta luz tiene un rango de energía de 1368 W/m2 y una distancia de una unidad astronómica (UA), que es la distancia de la Tierra al sol.

Esta energía es atenuada por la atmósfera del planeta, lo que permite el paso de unos 1000 W/m2 al mediodía brillante. La luz solar se compone de un 50 % de luz infrarroja, un 40 % de luz del espectro visible y un 10 % de luz ultravioleta.

Como pueden ver, es gracias a esta estrella mediana que podemos tener vida de nuestro planeta. Espero que con esta información puedan conocer más sobre cuándo se formó el sol y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.