Corrientes marinas de los continentes

corrientes oceanicas

Las corrientes marinas de los continentes o corrientes oceánicas, se conocen como una característica del movimiento de las aguas que forman los océanos y los océanos más grandes y se atribuyen a una variedad de factores, que incluyen la rotación de la tierra, los vientos y la posición de los continentes.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las corrientes marinas de los continentes, sus características, tipos y causas.

Qué son las corrientes marinas de los continentes

corrientes marinas de los continentes del mundo

Las corrientes oceánicas generalmente involucran masas de agua fría y caliente, uniendo diferentes zonas climáticas alrededor del mundo, fluyendo en la superficie y bajo el mar:

  • Corriente cálida. Son aguas superficiales que se originan en los océanos de las regiones tropicales, migran desde la costa este de los continentes hacia latitudes medias-altas, en contra de la rotación de la Tierra, y se dan únicamente en el hemisferio norte.
  • Corriente fría. Son aguas más frías y profundas que nacen en los trópicos o subtrópicos y compensan las aguas más cálidas a medida que llegan a la costa oeste del continente. Son exclusivos de la región ártica, porque en la región antártica hay muy pocas corrientes circulares alrededor de los polos.

El constante desplazamiento de estas corrientes oceánicas por el mundo permite que se mantengan los ciclos de energía y calor en la Tierra, dando como resultado una serie de climas más o menos fijos en determinadas zonas, como el clima seco de la costa oeste de la región. La costa oeste del continente de latitudes medias-altas tiene un clima subtropical, cálido y húmedo. Lo mismo ocurre con el nivel de salinidad del agua de mar. Este ciclo combinado se conoce como circulación termohalina global.

Tipos de corrientes marinas de los continentes

corrientes marinas de los continentes

Según las características de la corriente, podemos hablar de los siguientes tipos de corriente:

  • Corrientes oceánicas: Exhiben un movimiento constante generado por la rotación de la Tierra, generalmente en dirección este-oeste en los trópicos, o en dirección opuesta en regiones de latitudes medias o altas.
  • Corrientes de marea: Corrientes oceánicas periódicas que circulan diariamente, creando la atracción de la luna y el sol en la superficie (es decir, aguas más cálidas). Mueven grandes cantidades de agua del hemisferio norte al sur y viceversa.
  • Corrientes de oleaje: Son producidos por el viento (especialmente tormentas o huracanes), ocurren sobre el agua y tienen un impacto limitado.
  • Corrientes de deriva litoral: Se originan por el encuentro de las corrientes oceánicas con la topografía costera, lo que las obliga a cambiar su curso o dirección.
  • Corrientes de densidad: Aquellas aguas que se originan en la zona de contacto entre dos masas de agua de diferente densidad, como aguas de mayor o menor salinidad, o de mayor o menor temperatura. Suelen encontrarse en estrechos entre diferentes océanos, a lo largo del eje ecuatorial o a lo largo del círculo polar ártico.

Cómo se forman

flujo de corrientes

Las corrientes están formadas por una variedad de factores, que incluyen la temperatura del agua, el viento, la rotación de la Tierra y la topografía submarina. Son el resultado de interacciones complejas entre la temperatura del agua, el viento, la rotación de la Tierra y la topografía submarina.

Una de las principales causas de las corrientes oceánicas es la diferencia de temperatura del agua entre el ecuador y los polos. El agua caliente cerca del ecuador tiende a moverse hacia los polos, mientras que el agua fría en los polos se mueve hacia el ecuador. Estas corrientes se denominan corrientes termohalinas.

El viento también afecta la formación de las corrientes oceánicas. Los vientos fuertes empujan el agua superficial en una dirección particular, creando corrientes. La dirección de las corrientes oceánicas también se ve afectada por la rotación de la Tierra, lo que provoca corrientes en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio sur.

La topografía submarina también juega un papel importante en la formación de las corrientes oceánicas. Las corrientes oceánicas pueden moverse alrededor de la profundidad del agua y seguir la forma de la costa. Las corrientes oceánicas que se forman cerca de la costa se denominan corrientes costeras y pueden ser especialmente fuertes en áreas con topografía submarina irregular.

Causas de las corrientes marinas de los continentes

Las tres causas físicas más importantes de las corrientes oceánicas son:

  • Movimientos terrestres: Tanto la traslación como la rotación del planeta provocan un movimiento constante de la mayor parte del agua, aunque en muchos casos su movimiento es en dirección opuesta a la rotación de la Tierra.
  • Vientos planetarios. Los vientos no causan directamente las mareas, pero contribuyen a ellas, no solo desplazando el agua superficial (como las olas), sino también movilizando la energía térmica en la atmósfera para que circule por el medio ambiente, afectando así a las mareas.
  • La surgencia de aguas frías. Las aguas profundas del océano son frías porque son más densas y tienen menos energía. Estas aguas oceánicas suben a la superficie en áreas específicas de los trópicos, empujando hacia adelante el agua más cálida.

Importancia de las corrientes marinas de los continentes

Estas son las razones por las que las corrientes marinas de los continentes son tan importantes para el equilibrio en el planeta:

  • Es importante que los buceadores profesionales y aficionados conozcan todos los tipos de corrientes y sus características para evitar los peligros asociados a la succión.
  • Los navegantes olímpicos o los nadadores de aguas abiertas utilizan la corriente para mantener la velocidad y conservar energía.
  • Las corrientes oceánicas también son buenas para el transporte y el comercio porque la misma dirección del empuje del viento y las olas reduce el costo del combustible para viajar.
  • Otra cosa importante que debemos saber sobre las corrientes oceánicas es que regulan el clima en todo el mundo y ayudan a mantener una biodiversidad marina saludable.
  • El transporte de nutrientes enriquece las aguas y aumenta la diversidad de especies. Asimismo, las corrientes frías y cálidas son importantes para la migración de muchas especies marinas.
  • Se ha demostrado que las corrientes oceánicas pueden aprovecharse para generar energía oceánica. Esto es algo que aún se está probando e investigando.

Qué hacer si te arrastra la corriente

Las corrientes más peligrosas son las corrientes de resaca, o corrientes de retorno, porque pueden arrastrar a los nadadores a grandes profundidades lejos de la costa. No siempre son visibles ya que dependen de la claridad del agua y del tipo de sedimento.

El único consejo para asegurar la vida es recordar una instrucción básica: nadar rápido en cualquier lugar paralelo a la orilla, ya que estos embudos o canales son estrechos, normalmente no más de 10 metros.

Si nadamos hacia adelante, es decir, navegamos contra la corriente, nunca lo lograremos. El poder del agua simplemente nos desgasta más lejos de la orilla. Por lo tanto, el pánico reduce las posibilidades de supervivencia.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las corrientes marinas de los continentes y sus características.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.