Con el calentamiento global surgirán nuevos híbridos

Anfibios en el campo

Sapo europeo (abajo) y sapo balear. Imagen – M. Zampiglia

Con el calentamiento global el hábitat natural de una especie puede reducirse hasta tal punto que tenga que verse obligada a reproducirse con otras si quiere evitar la extinción, como es el caso de los sapos que puedes ver en la imagen. El de abajo es un sapo europeo, que se encuentra en casi todo el continente, mientras que el pequeño de arriba es un sapo balear, que vive tan sólo en las Baleares, Córcega y sur de Italia.

Dos animales genéticamente diferentes se están volviendo a reproducir a medida que la temperatura en el planeta va aumentando, según un estudio.

La hibridación es un fenómeno que, si bien suele ser natural, si tenemos en cuenta el impacto que tiene el ser humano en el planeta vemos que en cierto modo actualmente somos nosotros los que estamos obligando a los animales y plantas a hibridarse unos con otros. La deforestación, el deshielo de los polos, el avance del desierto y de las ciudades, así como la contaminación y la introducción de nuevas especies, son las principales causas de estas hibridaciones.

Mientras que la especie ”invasora” coloniza un territorio sin tener que preocuparse de los depredadores, la otra especie retrasa su ciclo reproductivo hasta coincidir con el de la primera. Y esto es algo que, si se tienen en cuenta las proyecciones climáticas, sucederá con más frecuencia en los próximos años, según explican investigadores del departamento de Ecología de la Universidad de Tucsia.

Sapo europeo, o Bufo Bufo

Las especies más parecidas entre sí generalmente intercambian parte de su genoma como consecuencia de la hibridación, lo que da como resultado ejemplares parcialmente viables y fértiles; en cambio, las especies más distantes suelen no concluir con un intercambio genético. Es decir, que pueden nacer con malformaciones o no nacer.

Pero si este proceso de hibridación ocurre de forma natural, como ha ido ocurriendo hasta que el ser humano empezó a tener un impacto tan grande sobre el medio ambiente, acarrea una serie de beneficios como por ejemplo la mayor resistencia al frío o a la sequía.

Puedes leer el estudio aquí.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *