Cómo se creó la Tierra

Seguramente alguna vez te hayas preguntado alguna vez cómo se creó la Tierra. Si eres católico te habrán dicho que Dios creó la Tierra y a todos los seres vivos que habitan en ella. La ciencia, por otro lado, ha investigado durante muchos años el posible origen de la Tierra y cómo ha ido evolucionando todos estos millones de años. En este caso, hay que tener en cuenta el tiempo geológico, ya que la escala de evolución de la Tierra se escapa a la escala humana.

En este artículo vamos a explicarte en profundidad cómo se creó la Tierra y cómo ha ido evolucionando hasta hoy día.

Formación de la Tierra

El origen que tiene nuestro planeta proviene de una nebulosa de tipo protosolar. Se originó hace 4600 millones de años. En ese momento de creación, todos los planetas se encontraban en un estado de polvo de baja densidad. Esto es, apenas estaban aún formados y no contaban ni con atmósfera ni vida (en el caso de la Tierra). Lo único que ha hecho posible la creación de vida en la Tierra es la distancia perfecta con respecto al Sol.

De la existencia de una nube de gas que provocó la colisión con las partículas de polvo que entonces andaba por el sistema solar deambulando se generó una gran explosión. Dichas partículas fueron condensándose en lo que hoy día conocemos como una región de la Vía Láctea llamada Nebulosa del Águila o los pilares de la creación. Esas tres nubes de polvo y gas son las que ayudan a generar nuevas estrellas cuando se colapsan por la gravedad.

La masa de las partículas de polvo se condensó y se creó el Sol. A la vez que se formaron el resto de los planetas que componen el sistema solar, lo hizo también nuestro querido planeta.

Así es como se crea la Tierra

Un gigantesco volumen de gas como lo son los planetas Júpiter y Saturno lo éramos al principio nosotros. Conforme pasó el tiempo se fue convirtiendo en estado sólido mediante el enfriamiento de la corteza. Esta creación de la corteza terrestre fue provocando las diferentes capas internas de la Tierra, ya que el núcleo no es sólido. El resto de la corteza fue tomando la dinámica actual que conocemos como tectónica de placas.

El núcleo de la Tierra es de líquido compuesto por minerales de hierro y níquel fundidos junto con el magma. Los volcanes que se formaron por aquel entonces estaban activos y fueron emitiendo la lava junto con gran cantidad de gases y formó la atmósfera. La composición de la misma ha ido modificándose a lo largo de los años hasta su actual composición. Los volcanes han sido elementos clave para la formación de la Tierra y su corteza terrestre.

Formación de la atmósfera terrestre

La atmósfera no es algo que se haya formado de golpe ni de un día para otro. Son muchas las emisiones de los volcanes que se han ido emitiendo a lo largo de los miles de años para poder formar la composición que tenemos hoy día y por la que, gracias a ella, podemos vivir.

La base de la atmósfera primigenia estaba compuesta de hidrógeno y helio (los dos gases más abundantes en el espacio exterior). En la segunda fase del desarrollo de la misma, cuando una gran cantidad de meteoritos golpearon la Tierra, se acentuó aún más la actividad volcánica.

Los gases fruto de estas erupciones se le conoce como atmósfera secundaria. Estos gases eran en su mayoría vapor de agua y dióxido de carbono. Los volcanes emitían grandes cantidades de gases sulfurosos, por lo que la atmósfera era tóxica y nadie podría haber sobrevivido a ella. Al condensarse todos estos gases de la atmósfera se dio por primera vez la lluvia. Es entonces cuando, a partir del agua, comenzaron a surgir las primeras bacterias fotosintéticas. Las bacterias que realizan la fotosíntesis fueron capaces de ir añadiendo oxígeno a la tan tóxica atmósfera.

Gracias al oxígeno disuelto en los mares y océanos se pudo engendrar la vida marina. Tras años de evolución y cruces genéticos, la vida marina se desarrolló tanto que fue a parar al exterior para dar lugar a la vida terrestre. En la última etapa de formación de la atmósfera su composición ya es como en la actualidad de un 78% de nitrógeno y un 21% de oxígeno.

Lluvia de meteoritos

La Tierra por aquel entonces fue bombardeada por numerosos meteoritos que provocaron la formación del agua en estado líquido y la atmósfera. De aquí se originó también la teoría que los científicos denominan como la Teoría del Caos. Y es que a partir de destrucción, un sistema con gran entropía puede generar vida y moverse hasta el punto de equilibrio que tenemos actualmente.

En las primeras lluvias que se dieron se formaron las partes más hondas de la corteza fruto de la fragilidad que tenía por aquel entonces ante el peso del agua. Es así como se creó la hidrosfera.

La combinación de todos los factores formadores de la Tierra hizo posible que la vida se desarrollada tal y como la conocemos. Gran parte de nuestro desarrollo se lo debemos a la atmósfera. Es ella la que nos protege de la radiación ultravioleta dañina del sol, la caída de meteoritos y las tormentas solares que acabarían con todas las señales y sistemas de comunicación del mundo.

Los planetas que rodean a las estrellas y su formación siguen siendo discusión en todo el mundo. Sin embargo, aún no está del todo claro el proceso que conlleva la construcción de un planeta. El problema es que, como he mencionado al principio del artículo, aquí predomina el tiempo geológico y no al escala humana. Por ello, la formación de un planeta no es algo que podamos estudiar ni observar su proceso. Nos tenemos que basar en evidencias científicas y teorías.

Espero que con esta información puedas conocer mejor cómo se creó la Tierra. La creencia de cada uno con respecto a su formación es libre, aquí simplemente damos la versión científica dado que es un blog de ciencias.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Astronomía, Geología

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.