Clorofluorocarbonos

Seguramente cuando oyes hablar del agujero de la capa de ozono que cuentan los gases responsables de ello. La principal sustancia química que ha provocado la disminución en la concentración de ozono atmosférico son los clorofluorocarbonos. Se trata de sustancias químicas gaseosas que se emplearon desde sus inicios en el año 1928. También son conocidos por las siglas CFC. Se investigaron en detalle y demostraron que sus propiedades ponían en peligro no sólo a la salud pública si no a la capa de ozono. Por ello, su uso fue prohibido.

En este artículo vamos a contarte qué son los clorofluorocarbonos, cuáles son sus características y porque destruyen la capa de ozono.

Qué son los clorofluorocarbonos

Clorofluorocarbonos

Se trata de sustancias químicas que están formadas por átomos de carbono, flúor y cloro. De ahí su nombre. Estos átomos pertenecen al grupo de los halocarbonos que son el grupo de los gases no son tóxicos ni inflamables. Fueron originados por primera vez en el año 1928 como una alternativa a diversas sustancias químicas que se empleaban en los frigoríficos. Más tarde se emplearon como propulsores de los insecticidas, pinturas, acondicionadores para cabello y otros productos de atención médica.

Entre la década de los 50 y 60 fueron utilizados en los aires acondicionados de las casas, automóviles y oficinas. Todos estos usos hicieron que los clorofluorocarbonos se expandieran de forma mundial. Por aquel entonces el uso de estos químicos se incrementó comas de un millón de toneladas métricas que se producían anualmente de tan sólo en los Estados Unidos. Más tarde aumentó aún más su uso. Llegó a tal extensión que se utilizó como aerosol, refrigerante es, agente expansor para las espumas, material de embalaje y en solventes.

Productos con clorofluorocarbonos más frecuentes

Clorofluorocarbonos en productos

Estos químicos no tienen una fuente natural del que salgan. Son productos químicos creados por el ser humano para numerosos usos. Fueron utilizados como refrigerantes, propelentes y solventes industriales para la fabricación de espumas. También servía como agente de limpieza en la fabricación de productos electrónicos. Fue tal su uso el impacto en la capa de ozono se incrementó enormemente en poco tiempo. Se supo que estos gases destruyan el ozono estratosférico a tal nivel que hacía que la radiación ultravioleta solar dañina pudiese llegar a superficie.

Entre los productos con clorofluorocarbonos más conocidos tenemos los siguientes:

  • Refrigerante es en aires acondicionados.
  • Frigoríficos.
  • Propelentes en aerosoles.
  • Inhaladores para controlar el asma. Más tarde esto fue prohibido para reducir el impacto en la estratosfera.
  • Haloalcanos en aeronaves.
  • Solventes deseen grasa antes.

Efectos negativos de los clorofluorocarbonos en la atmósfera

Como hemos mencionado antes se supo que estos químicos dañaban la capa de ozono. Esto hace que gran parte de la radiación ultravioleta del sol pueda atravesar la estratosfera y llegar hasta la superficie terrestre. Se vio que tenía numerosos efectos negativos sobre nuestra propia salud. Y es que, al tratarse de diversos compuestos que son químicamente inertes se pensó que serían inocuos en la atmósfera. Sin embargo, con el paso del tiempo se pudo comprobar que reaccionaban con la radiación ultravioleta en la atmósfera, concretamente en la estratosfera.

En esta capa de la atmósfera se encuentra una gran concentración de ozono que nos ayuda a reducir la radiación ultravioleta que nos llega del sol. A esta gran concentración de ozono se le conoce como capa de ozono. Cuando los clorofluorocarbonos interaccionan con la radiación sufren una descomposición fotolítica que nos convierte en fuentes de cloro inorgánico. Cuando el cloro es liberado en forma de átomos son capaces de catalizar la conversión de las moléculas de ozono en oxígeno. Esto significa que acelera la reacción química que se produce de forma natural de la conversión del ozono en oxígeno.

Recordamos que una molécula de ozono está compuesto por 3 átomos de oxígeno. El oxígeno atmosférico está compuesto por dos átomos de oxígeno. De esta forma, el cloro actúa como un catalizador para aumentar la velocidad y cantidad de reacciones químicas que convierte en el ozono en oxígeno. De esta forma se consigue destruir hasta 100.000 moléculas de ozono por cada átomo de cloro que es liberado. Todas estas razones son por las que los clorofluorocarbonos estar relacionados con la destrucción de la capa de ozono.

No es que estos químicos destruyan directamente el ozono que se encuentra en la estratosfera, sino que se requieren diversas reacciones químicas para que se dé. No obstante, la velocidad a la que los clorofluorocarbonos se emitirán a la atmósfera provocaba que gran cantidad de ozono estratosférico estuviera desapareciendo. La desaparición de la capa de ozono tiene consecuencias muy perjudiciales y aumenta aún más la contaminación química. Y es que el ozono es el encargado de absorber gran parte de la radiación ultravioleta del sol que está comprendido entre longitudes de onda de 280 y 320 nm y que resulta dañina para los organismos tanto animales como vegetales y el ser humano, por supuesto.

Agujero de ozono

La utilización de estos químicos en gran proporción ha resultado en la creación de agujeros en la capa de ozono. No es que exista un agujero propiamente dicho en el que no exista ningún tipo de concentración de ozono. Simplemente son zonas en las que la concentración de ozono está muy por debajo de lo normal. Esta concentración es lo suficientemente baja como para no permitir qué la radiación ultravioleta se quede en la tratos será y penetrar a la superficie terrestre.

Aunque los clorofluorocarbonos están prohibidos, debido a que tienen gran inercia química y son insolubles, aún a día de hoy, se encuentran gran parte de los químicos emitidos durante los años anteriores. Esto es debido a que tienen gran esperanza de vida en la atmósfera. Desde el año 1987 el protocolo de Montreal reconoció estos compuestos químicos como dañinos y se unieron otros acuerdos internacionales que provocó o la prohibición de estos químicos, ya que también actúan como gases de efecto invernadero.

Como pueden ver, los clorofluorocarbonos tienen grandes efectos negativos tanto en la atmósfera, como en los animales, plantas y en el ser humano. Espero que con esta información puedan conocer más sobre los clorofluorocarbonos.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.