Clima desértico

clima desertico

Uno de los climas que existe en el planeta con condiciones más extremas es el clima desértico. Se caracteriza principalmente por tener gran parte de sequía propiciada por una escasez de precipitaciones anuales. Es un tipo de clima donde reina el proceso de evapotranspiración y las altas temperaturas. Estos ecosistemas se han ido formando con el paso de los años a través de diversas condiciones climáticas que han generado estas características únicas.

En este artículo vamos a contarte todas las características, origen e importancia del clima desértico.

Clima desértico

clima desertico flora

En el clima desértico reina el proceso de evapotranspiración. Se trata de la pérdida de humedad que está localizada en una superficie debido a la evaporación directa causada por la radiación solar y el aumento de las temperaturas. A esto se le sumaba la poca transpiración que existe del agua de las plantas. El fenómeno de evapotranspiración ocasiona que la cantidad precipitaciones se mantenga en un valor muy bajo durante todo el año. Valores que se quedan en 250 mm anuales. Es un dato o bastante escaso, lo que caracteriza a la falta de vegetación y de humedad en el ambiente. Uno de los lugares del planeta más conocidos como ejemplo del escenario de un clima desértico es el desierto del Sáhara.

Este proceso de evapotranspiración sucede también por la disposición en la que se encuentra el relieve. Es posible que ciertos desiertos que están cerca ha de corrientes marinas frías limitan o evitan la evaporación llegando a perjudicar los niveles de humedad total. Los factores que hemos mencionado son los que generan los ecosistemas que se conocen con el nombre de desiertos costeros.

El clima desértico se caracteriza generalmente por estar situado cerca de los trópicos. La latitud en la que se encuentran la mayoría de los desiertos rondan los 15 y 35 grados. En todos estos lugares se encuentran especímenes tanto de flora como fauna que se han conseguido adaptar a las condiciones extremas reinantes. Estas especies a generar adaptaciones a este modo de vida durante miles de años a través del proceso de la evolución. Se han debido adaptar desarrollando ciertas características para poder combatir la falta de agua y las oscilaciones de temperatura.

Cuando hacemos alusión algunos desiertos se puede asociar como gran cantidad arena y temperaturas muy cálidas. Sin embargo, un clima desértico un clima árido se puede desarrollar perfectamente en la Antártida y en el ártico norte. Y es que el clima desértico no solamente se engloba en los desiertos, sino que también depende en gran parte de la humedad.

Características principales

clima seco

Esta tipo de clima se puede dar en zonas frías dado que recibe muy poca humedad y se reciben forma de nieve. Hay que tener en cuenta que las lluvias en estos climas se dan de forma muy esporádica por lo que se manifiesta en forma de tormenta eléctrica. Tras ocurrir el proceso de las precipitaciones los arroyos y suelos se hinchan de agua ya que no tienen demasiada permeabilidad. Es entonces donde la escorrentía superficial juega un papel fundamental en la distribución del agua. Estas lluvias tan sólo se mantienen por unas cuantas horas y lo mismo ocurre con la escorrentía superficial. Dada las altas temperaturas y el tipo de suelo se suele evaporar el agua con facilidad.

Entre las características por las que destaca el clima desértico encontramos la falta de humedad. Es la característica que más destaca este tipo de clima. La sequedad es lo que primero se encuentra en estos lugares. No sólo el suelo es muy seco sino que el aire también. La mayoría de las regiones con clima desértico tienen un porcentaje de evaporación mayor al de las precipitaciones. Todo esto conlleva a una pérdida neta de la humedad. El algunos desiertos cálidos la lluvia es capaz de evaporarse antes de llegar al suelo. Sin embargo, cuando ocurren algunos episodios de precipitaciones bastante potentes se suelen crear algunos estallidos de vida vegetal y animal. Gracias a esto, se pueden considerar algunas zonas desérticas no del todo inhóspitas.

El calor y el frío son otras dos características por las que destaca el clima desértico. Y es que mientras algunos desiertos se mantienen tal y dos durante todo el año, otras zonas áridas presentan inviernos más fríos y veranos calurosos. También existen desiertos que tienen una oscilación de temperatura diaria entre el día y la noche muy pronunciada. A pesar de todo esto, las temperaturas de invierno que se experimentan en estos lugares no llegan ni de lejos al punto de congelación. Por ello, aunque se tengan noches más frías, al no haber vegetación que mantenga el calor recibido durante el día, no se llegan a registrar valores tan bajos.

Entran secuencia de todo ello, un viajero que no esté preparado no se puede exponer a un clima árido ya que puede parecer por insolación durante el día o morir de hipotermia durante la noche.

Factores del clima desértico

dunas

En este tipo de clima las evaporaciones son mayores a las precipitaciones. La tasa de evaporación tiene un mayor valor que la de las precipitaciones. Esto es lo que hace que los suelos no permitan la gestación de la vida vegetal. En zonas del oriente medio tienen de media 20 centímetros de lluvia al año. Sin embargo, la cantidad de evaporación supera los 200 centímetros. Esto quiere decir que la tasa de evaporación es hasta 10 veces mayor que la de precipitación. A causa de ello la humedad ambiental es muy baja.

El promedio de las temperaturas de estas regiones áridas este 18 grados. Este valor de temperatura va oscilando durante las 24 horas del día. Se puede encontrar valores de hasta 30 grados. Todas las oscilaciones se deben básicamente a la falta de vegetación que pueda regular bien las temperaturas. Por ello, se producen mucho calor en el suelo durante el día y mucho frío durante la noche.

En cuanto a las precipitaciones, no sólo son escasas sino también se presentan de forma muy irregular. Todo este escenario se debe a la influencia continua pero llamados anticiclones tropicales. En las zonas que son más se mi áridas tiene meses de sequía pero también tienen meses lluviosos. En los desiertos todos los meses del año se mantienen secos. Las de precipitaciones, cuando tiene lugar, ocurren como fuertes aguaceros. Estas aguas suelen nutrir a los ríos del desierto que se conocen con el nombre de wadis. A pesar de que las precipitaciones son abundantes aunque cortas nunca llegan a desembocar al mar ya que se secan antes de culminar el trayecto. Los wadis se mantienen secos la mayoría del año.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el clima desértico sus características.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.