El cambio climático hará que la cadena alimenticia sea menos eficiente

El cambio climático tiene efectos devastadores sobre la biodiversidad, los bosques, el ser humano y, en general, sobre los recursos naturales. Puede afectar de una manera directa agotando o deteriorando los recursos o indirectamente a través de la cadena alimenticia.

En este caso, vamos a hablar de la afección del cambio climático a la cadena trófica. ¿Cómo afecta a la cadena alimentaria y a nosotros el cambio climático?

Estudio sobre la cadena alimentaria

cadena trofica marina afectada por el cambio climático

Se ha realizado una investigación en la Universidad de Adelaida que ha encontrado que el cambio climático hace disminuir la eficiencia de la cadena alimenticia debido a que los animales disminuyen su capacidad para poder aprovechar los recursos. La investigación ha hecho hincapié en que el aumento de CO2 es responsable de la acidificación y es este aumento el que hará aumentar la producción en diversos de la cadena.

Aparte de este descubrimiento, también ha determinado que el aumento de la temperatura del agua va a anular la producción en otras partes de la cadena trófica. Esto se debe al estrés que sufre la fauna marina. Es por eso que poco a poco ocurrirán problemas en la cadena alimentaria que provocarán su destrucción.

Esta ruptura de la cadena alimentaria puede dar lugar a graves consecuencias para los ecosistemas marinos, debido a que en un futuro el mar proporcionará menos peces tanto para el consumo humano como para animales marinos que están en la parte más alta de la cadena.

Los más afectados por el cambio climático

cadena alimenticia

Para ver la afección del cambio climático sobre la cadena alimentaria, en la investigación se recrearon cadenas alimenticias ideales, partiendo de plantas que necesitan luz y nutrientes para crecer, pequeños invertebrados y algunos peces depredadores. En la simulación, esta cadena trófica fue expuesta a niveles de acidificación y calentamiento similares a las que se esperan a finales de siglo. Los resultados fueron que una concentración elevada de dióxido de carbono impulsó el crecimiento de las plantas. A más plantas, más invertebrados pequeños y cuantos más invertebrados, los peces pueden crecer más rápidamente.

Sin embargo, el aumento de temperatura constante del agua causa que los peces sean comedores menos eficientes por lo que no pueden aprovecharse de la energía extra que generan las plantas. Es por eso que los peces tienen más hambre y conforme aumenta la temperatura comenzaron a diezmar sus presas.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *