El cambio climático afectará más a las ciudades que al campo

ola de calor producida por el cambio climático

El cambio climático tiene distintos efectos en distintos lugares. Normalmente estos cambios en los efectos varían a gran escala o por altitud/latitud en el globo. Por lo general, el cambio climático tiene el efecto del aumento de las temperaturas, pero este aumento no será el mismo en todos los lugares.

Según un estudio, el aumento de las temperaturas afectará más a las ciudades que en los entornos naturales y que, de seguir al ritmo actual de aumento, el impacto que tienen las olas de calor en las ciudades podría multiplicarse por cuatro. ¿Quieres saber más sobre esta investigación?

Efecto del aumento de las temperaturas

las olas de calor son mas fuertes en las ciudades que en los entornos naturales

El estudio sobre cómo afectarán las temperaturas a las ciudades y a los entornos naturales ha sido realizado por la Universidad de Lovaina (Bélgica) y han tenido conclusiones bastante sólidas que han presentado en la asamblea que la Unión Europea de Geociencias celebra en Viena.

Uno de los autores principales de la investigación sobre las temperaturas llamado Hendrik Wouters ha afirmado que los efectos negativos del cambio climático en cuanto a las temperaturas serán el doble de graves en las ciudades que en los espacios naturales.

Ya es conocido por otras investigaciones anteriores que el efecto de las temperaturas más altas es mayor en las ciudades que en los entornos rurales. Especialmente por las noches se da el efecto “isla de calor” que se trata de la ascensión del aire caliente retenido en la superficie de las aceras y el asfalto que provoca un aumento de las temperaturas. Lo que hace este estudio de revolucionario es cuantificar por primera vez hasta qué punto las ciudades tendrán temperaturas más altas.

Consecuencias que tiene el calentamiento global en las ciudades

altas temperaturas en ciudades

Existen estudios que demuestran que las olas de calor están aumentando en las ciudades, tanto de frecuencia como de intensidad. Con la ola de calor aumentan los ingresos hospitalarios por deshidratación, disminuye la productividad, se elevan los daños a las infraestructuras y en los casos más extremos, se incrementan los casos de muerte.

En este estudio, los investigadores han realizado análisis de cómo interactúan los efectos de las olas de calor en las ciudades y en los entornos naturales. Para ello han empleado mediciones de temperatura de los últimos 35 años en Bélgica y lo han comparado con la frecuencia e intensidad con la que se han excedido los límites de temperaturas. Esos límites marcan los daños que se provocan tanto a la salud como a todo lo mencionado anteriormente.

Como resultado se puede observar que durante el periodo estudiado las olas de calor han sido mucho más intensas en las ciudades que en el campo. Esto se espera que se agrave en un futuro.

Futuro próximo

el futuro se preve con más olas de calor

Una vez han obtenido las conclusiones de las investigaciones, se han dedicado a realizar estimaciones sobre qué ocurrirá en un futuro. Las estimaciones se basan en simulaciones hechas a través de modelos generados con ordenadores. Estas estimaciones prevén que para el periodo 2041-2075 el impacto del calor en las ciudades será cuatro veces mayor que en el campo.

Los investigadores aclaran que estas estimaciones corresponden a un escenario medio y reconoce que existen numerosos factores que pueden afectar al cálculo, como por ejemplo una bajada drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera o un detenimiento en el crecimiento de las ciudades.

La peor situación para las olas de calor extremo sería un aumento de hasta 10 grados los niveles de alerta y se prolongarían durante 25 días en el verano. Sin embargo, si las emisiones de gases de efecto invernadero se redujeran, sería parecido al de ahora.

Con todo esto, se intenta hacer referencia de la necesidad que existen de que las ciudades rediseñen su estructura y ordenación en función al cambio climático. Por ejemplo, con un diseño de ciudad vertical, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero o emplear infraestructuras menos contaminantes. Son pautas para reducir los efectos de las olas de calor.

 

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *