Calima

Visibilidad

Es fácil que algunos fenómenos meteorológicos se confundan entre ellos por la semejanza y las características que guardan entre sí. Por ejemplo, se confunde habitualmente la niebla, con la neblina, la bruma y la calima. Hoy vamos a hablar de qué es la calima, cómo se forma y qué impactos tiene en nuestra vida.

Si quieres saber más sobre la calima y aprender a diferenciarlo del resto de fenómenos parecidos, este es tu post.

Qué es la calima

Calima y motas de polvo

La calima es un fenómeno meteorológico que se produce en la atmósfera. Su característica principal es que tiene una gran cantidad de partículas de polvo y arena. De esta forma, también reduce la visibilidad al igual que la niebla. En suspensión nos podemos encontrar cenizas y arcilla inclusive. La concentración tal alta de estas partículas reduce la visibilidad, pero también puede provocar otros daños al ser humano que la niebla no lo hace.

El ambiente turbio que genera la calima puede ser peligroso para las personas que anden mientras está sucediendo el fenómeno y para los conductores.

Diferencias entre la calima y otros fenómenos

Reducción de visibilidad

Vamos a hablar de los principales fenómenos que son parecidos a la calima y que suelen confundirse con alta frecuencia. El primer fenómeno es la niebla. La niebla tiene lugar por una condensación de partículas de agua en el ambiente dado a las bajas temperaturas. Esta formación literal de nubes a nivel de superficie puede provocar diversos impactos en la conducción a causa de la reducción en la visibilidad. Sin embargo, no provoca ningún efecto en la salud si vas andando con niebla. Simplemente, la humedad en el ambiente es más alta.

Lo mismo ocurre con la bruma. Este fenómenos no es más que una niebla con otro porcentaje de saturación del agua y que suele tener en ambientes costeros. En este caso, el peligro va más centrado para la conducción en primera línea de costa y alrededores o más bien dentro de la costa en la navegación. De nuevo, no nos encontramos con ningún efecto negativo en la salud de las personas que caminan por un paseo marítimo con bruma.

La diferencia entre la calima y los otros fenómenos con los que se suele confundir son por la composición de las partículas que reducen la visibilidad. Mientras que en la bruma y la niebla son partículas de agua condensadas formando nubes, en la calima son motas de polvo, arena, cenizas e incluso arcilla.

Tipos de calima

Efectos negativos de la calima

Existen diferentes tipos de calima dependiendo de la formación y las características. Tenemos las siguientes:

  • Tipo A. Se trata de un tipo de calima “natural” por así decirlo, que se forma por el efecto del polvo, la arena y de las sales que hay en el ambiente. Normalmente, si la cantidad de sales en el agua es más alta, nos encontramos en un sitio costero y hay viento, puede haber calima. Esta calima se forma a partir del transporte de la arena, el polvo y las sales que están en el agua al interior de la ciudad. La concentración de estas partículas en el aire, reduce la visibilidad y puede ser peligroso para la salud respirar tantas partículas en el aire de una forma continua.
  • Tipo B. Esta es la que se forma en algunos episodios más concretos. Puede suceder cuando la contaminación en las ciudades es más alta dada la estabilidad atmosférica y la ausencia de viento. En este caso, las emisiones de gases de los tubos de escapes en la conducción se almacenan en los centros urbanos, provocando una auténtica niebla de contaminación. También puede ocurrir la calima por el humo vertido en un incendio forestal. La respiración de estas partículas es aún más peligrosa para la salud que las del tipo A.

En España, la calima es bastante frecuente en invierno. Sobre todo, nos la encontramos en las Canarias, concretamente en Lanzarote y Fuerteventura. Este fenómeno tiene lugar a causa de las direcciones en las que sopla el viento. Cuando sopla con dirección oeste, arrastra todo el polvo del desierto del Sáhara hasta el archipiélago, provocando que la visibilidad se reduzca considerablemente y sea peligroso respirarlo. Además, los coches aparecen llenos de barro.

Afecciones a la salud

Efectos en la salud de la calima

Llevamos todo el artículo afirmando que es negativo para la salud. Pero, ¿por qué?. Los efectos de la calima tienen dos componentes. El primero es directo y el otro indirecto. El componente indirecto es la reducción de la visibilidad. Esto puede provocar accidentes de tráfico y otros problemas derivados por la dificultad de ver lo que hay más allá. El hecho de reducir la visibilidad no afecta al cuerpo, pero sí las consecuencias que esto puede acarrear.

Por otro lado, tenemos las consecuencias y efectos directos. La concentración alta de polvo y otras partículas dificultan la respiración y produce irritación en las mucosas. Uno de los principales efectos es la obstrucción nasal, picor en los ojos y continua tos. Si la calima tiene una densidad muy abundante, es posible que, incluso en unos días, puedan aparecer problemas de broncoespasmos. Esto es, una dificultad seria para poder respirar, asma y dolor en el tórax. En algunas personas produce también alguna crisis de ansiedad.

Para eliminar las consecuencias en la salud de la calima, es importante seguir en las predicciones meteorológicas e informar de la aparición de este fenómeno. Algunos consejos necesarios a seguir cuando hay calima es la de cerrar puertas y ventanas, salir de casa lo menos posible, usar mascarilla para respirar, evitar el ejercicio al aire libre, beber abundantemente líquidos para evitar la hidratación, etc.

Toda precaución es poca. Quizá la precaución más importante es la de no salir de casa siempre y cuando no sea imprescindible. De esta forma garantizamos que no se respirará nada de las partículas que hay en el ambiente.

Normalmente, la calima se retira en cuando hay un cambio en las masas de aire, en la dirección del viento o algún evento de precipitaciones. Cualquier movimiento que haga dispersar las partículas, ayudará a disipar la calima y sus efectos negativos.

Espero que con esta información puedas saber mejor sobre este fenómeno meteorológico y sus principales diferencias con la niebla y la bruma.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.