Bosque perennifolio

Cuando éramos pequeños nos enseñaron en el colegio que existen dos tipos de árboles principales. Por un lado, tenemos aquellos árboles que conservan sus hojas aún en la época de invierno y, por otro lado, los otros árboles que las pierden. Los primeros son llamados árboles de hoja perenne y los segundos árboles de hoja caduca. Los árboles que conservan el verdor de sus hojas sin importar los cambios de estación en los periodos de reposo vegetativo y forman una gran masa se le conoce como bosque perennifolio. Perennifolios significa hoja o árbol duradero o perenne. Algunas variantes de este nombre son siempreverde o sempervirente.

En este artículo vamos a contarte todas las características, naturaleza y ecología del bosque perennifolio.

Características principales

Bosque perennifolio características

Existen regiones con frío inclemente que hacen que los árboles pierdan sus hojas. Sin embargo, los árboles de hoja perenne no pierden las hojas ni se ven afectados por las variaciones climáticas. Estos árboles se desprenden de una escasa fracción de sus hojas para poder renovar las de forma paulatina. Lo hacen cada dos o un año, pero casi siempre conservan su copa cubierta y vistosa de hojas. Las hojas mantienen su color verde intenso durante todo el ciclo.

El bosque perennifolio de hojas anchas es una subcategoría que engloba a todos aquellos árboles perennifolios que tienen las hojas anchas. Normalmente se encuentran en territorios ecuatoriales y en tierras tropicales que tienen como característica principal unas precipitaciones muy frecuentes. Esto hace que haya ejemplares como el magnolio o el ficus que se puedan conseguir en zonas con ambientes más calurosos. El enorme tamaño de las hojas contribuye a la diversidad de altitudes de la flora.

Estos árboles tienen amplias copas que son capaces de absorber los rayos solares impidiendo que lleguen a la vegetación más baja. Es decir, la vegetación de sotobosque está más perjudicada por la densidad de hojas de estos árboles. Esto hace que sean escasos los arbustos que son capaces de sobrevivir bajo la sombra que estos árboles generan. Y es que, si no reciben la luz solar, no pueden realizar correctamente la fotosíntesis.

Existen especies como los epifitos que cuelgan en maderos o ramas y las enredaderas que son muy frecuentes en los perennifolios. Se trata de especies se colocan de tal forma que pueden conseguir los rayos de sol. En el bosque perennifolio de hoja ancha es menos frecuente poder ver algunos árboles en climas templados pero hay algunas excepciones como el naranjo, sauce, laurel, algarrobo, olivo y eucalipto.

Donde hay una predominancia de bajas temperaturas reinan los abedules. Estos abedules pertenecen al orden de los Fagales y están integrados también por otros árboles como lo robles, hayas y alisos.

Bosque perennifolio con escamas y agujas

Bosque perennifolio

Existe otro tipo de bosque perennifolio con árboles en los que predominan las hojas con una forma singular que emula las escamas o agujas. Estas hojas tienen una textura rígida al tacto y están cubiertas por resina. Las especies principales de estos bosques son el ciprés, pino, cedro, tejo y sequoia. Estos árboles también están en el comprendido entre las coníferas que son árboles que crecen con una apariencia de corno.

Existen algunas especies como el pino o el alerce que abundan en regiones que comprenden Siberia, Alaska y Escandinavia. Estas especies son capaces de formar grandes áreas boscosas de miles y miles de hectáreas. Estas frondosidades están presentes en todas las cumbres y partes más elevadas de los continentes como Asia, América y Europa.

Los científicos han llegado a extraer la conclusión de que el bosque perennifolio es una forma de adaptación a las diferentes condiciones ambientales. Y es que normalmente la flora intenta encajar en aquel lugar donde debe crecer. Esto hace que existan algunos ejemplares que tengan hojas caducadas y otra hojas perennes. La vida útil de cada hoja dependerá de las peculiaridades que tiene el clima y el suelo donde esté el árbol. Cada tipo de árbol tiene diversas necesidades de adaptación.

Algunos rasgos característicos incondicionales para la adaptación de las especies son el tamaño, composición y forma. Estas características hacen que ciertas especies como lo es la encina pueda prevenir la deshidratación en épocas de verano cuando las precipitaciones son más reducidas y las temperaturas más altas. Además, estas características les ayudan a poder conservar las hojas, las temperaturas descienden por la llegada del invierno.

Bosque perennifolio y adaptación

Curiosidades del bosque perennifolio

La mayoría de los bosques de perennifolios que encontramos están en zonas húmedas y zonas florales del mediterráneo. Hay que tener en cuenta que las plantas tienen un proceso de adaptación para poder sobrevivir a la falta regular de lluvia. En el bosque perennifolio encontramos plantas que tienen raíces profundas y de gran extensión que permiten encontrar recursos hídricos de una forma más extendida. Además, las hojas tiene una textura resistente y fuerte a diferentes condiciones adversas y de falta de precipitaciones.

Los ejemplares que tienen una mayor relevancia en el bosque perennifolio son los alcornoques y las encinas. Estos árboles tienen una altitud media pero tienen troncos curvos, gruesos y estriados. Las copas de estos árboles son esféricas y ayudan a brindar un excelente cobijo para el sol.

El alcornoque tiene un color verde intenso y del brotan unas bellotas que no son comestibles. Sus hojas miden entre 4 y 7 centímetros y puede llegar a tener una longevidad de entre 150 y 250 años. Por otro lado, la encina tiene un tronco consistente con buena resistencia. Tiene diversas cualidades que lo hace ideal para elaboración de muebles. Su madera es bastante demandada.

Otra variedad de árbol perennifolio es el pino. Es considerada una de las especies sobrevivientes. Tiene gran capacidad para crear suelos fértiles ya que tiene una tasa de caída de las hojas bastante alta. Su capacidad para poder soportar condiciones de humedad, sequía, frío y calor le convierte en un favorito para la ornamentación de parques y espacios abiertos. También es ideal para la reforestación ya que genera gran cantidad de suelo fértil.

Por último, la acacia mimosa también destaca entre grupo de los perennifolios. Es capaz de alcanzar los 10 metros de altura y se refuerza su poder de supervivencia si se realizan bastantes podas.

Espero que con esta información puedan conocer más acerca del bosque perennifolio.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.