Biocombustibles

Biocombustibles de generacion

Las fuentes de energía renovables o aquellas que no contaminan están desarrollándose cada vez más. Debemos tener en cuenta que modificar el modelo energético actual es complicado de la noche a la mañana. Por ello, estamos sumergido en lo que se conoce como transición energética. Uno de los elementos que están ayudando a contaminar menos son los biocombustibles. Ya nada más que con el nombre, podemos intuir lo que ello conlleva. Sin embargo, mucha gente desconoce de qué están hechos, para qué sirven o qué ventajas ofrecen con respecto a los combustibles convencionales.

¿Quieres saber más sobre los biocombustibles? En este artículo te lo explicamos todo en detalle.

Qué son los biocombustibles

Biocombustibles de generacion

A los biocombustibles también se les conoce como biocarburantes. Se trata de un compuesto formado por mezclas de sustancias con origen orgánico. Estas sustancias son empleadas para poder obtener energía. Se considera renovable o una energía más limpia ya que las sustancias proceden de la biomasa. Por  ello, esta materia orgánica que se origina y se va acumulando es renovable en el tiempo.

Hay una polémica con el balance de CO2 emitido y CO2 absorbido por estos biocombustibles. Al ser las sustancias que forman este compuesto orgánicas, durante su vida han tenido una absorción de CO2 durante el proceso de la fotosíntesis. Una vez han terminado su vida, son empleadas para la elaboración de estos combustibles. A diferencia de otras fuentes de energía renovables como lo es la solar, durante el uso de este biocombustible, también se generan emisiones de dióxido de carbono. Lo que se cuenta es el balance entre CO2 que se ha emitido durante su uso contra el CO2 que se ha absorbido en la producción de los materiales orgánicos (plantaciones).

Hasta hoy día, se afirma que el balance es positivo, por lo que, durante su uso se emite menos cantidad de CO2 que durante su formación.

La ventaja que tienen estos biocombustibles es que pueden reemplazar una gran parte del consumo de combustibles fósiles. Con ello, se reduce el impacto producido por los mismos y disminuyen las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global. Aunque las emisiones durante el uso de ambos combustibles es el mismo, durante el proceso de formación de petróleo no se absorbe CO2 tal y como pasa con los biocombustibles.

De qué están formados

Formacion de bioetanol

Ahora vamos a pasar a conocer las especies vegetales con los que se puede producir los biocombustibles. Muchas personas piensan que es un malgasto de terreno, una sobre explotación de los suelos en la agricultura y un derroche de alimentos. Lo que hay que pensar es que el alimento sí que se aprovecha. Lo que se emplea para la formación del biocombustible son los restos de los alimentos.

Entre las especies vegetales que se emplean tenemos:

  • La soja
  • El maíz
  • La caña de azúcar
  • La mandioca
  • El girasol
  • El eucalipto
  • Las palmeras
  • Los pinos
  • El aceite de alga

Estos biocombustibles pueden clasificarse en tres grandes grupos, dependiendo de la materia prima que se ha empleado en el proceso de fabricación. Existen los biocombustibles de primera, segunda y tercera generación. Vamos a analizar cada uno de ellos:

  • Biocombustibles de primera generación. Se trata de aquellos que tienen un origen en los cultivos agrícolas que son utilizados para obtener productos alimenticios de consumo humano. Estos sistemas de producción son los más sencillos, ya que se aprovechan los restos de las producciones de estos alimentos. Además, son más económicos. Sin embargo, tiene algunas limitaciones que pueden poner en peligro el suministro de alimentos y la biodiversidad al reducir las especies de plantación en los ecosistemas.
  • Biocombustibles de segunda generación. Este tipo de combustible surge a raíz de la demanda tal alta de biocombustibles que hay. Se obtiene a partir de la biomasa que se produce en entornos forestales. Estos materiales son lignocelulósicos y su naturales es leñosa o fibrosa. Son biocombustibles que siguen ahorrando emisiones de CO2 a la atmósfera, pero son más costosos y complicados de producir que los de primera generación. Son producidos a partir de productos que no se destinan a la alimentación o que son desperdicios.
  • Biocombustibles de tercera generación. Proceden de biomasa que no es destinada al consumo humano o de desechos. En esta categoría incluimos las microalgas. En su producción se emplean técnicas de biología molecular y se pueden generar microalgas para la posterior producción de biocombustible.

Tipos de biocombustibles

Combustibles líquidos

Vamos a analizar los diferentes biocarburantes que son más conocidos y utilizados por todos:

  • Bioetanol. Es el que se genera a través de la fermentación alcohólica de los azúcares presentes en algunas especies vegetales. Entre estas especies podemos encontrarnos la caña de azúcar, la remolacha o algunos cereales.
  • Biodiésel. Este se produce a partir de aceites vegetales entre los que tenemos el aceite de soja, canola, colza y jatrofa. Estas especies se cultvan para ser utilizadas como biodiésel.
  • Biopropanol o biobutanol. Estos dos tipos son menos populares, pero se está investigando sobre ellos ya que pueden servir también de uso frecuente como los dos anteriores.

Ventajas y desventajas

Material para biocarburantes

A pesar de que puede parecer que son la salvación, tienen tanto ventajas como desventajas. Enumeramos las ventajas:

  • El coste será menor que el de la gasolina o diésel. Las materias primas es prácticamente nulo al tratarse de residuos.
  • Genera empleo a nivel local.
  • Reducen las emisiones.
  • Procesos de producción más eficientes y menos contaminación.
  • Tiene un nivel de seguridad mayor en su manejo.

Pero no todo pueden ser ventajas. Enumeramos las desventajas:

  • El uso de fertilizantes nitrogenados para la producción de los cultivos aumentan las emisiones de óxidos de nitrógeno y contaminan aguas y suelos.
  • Proporcionan menor cantidad de energía que los convencionales.
  • Se produce pérdida de áreas forestales para la producción de cultivos y dichas especies son consumidoras de CO2.
  • Para la producción de algunos biocombustibles se emplean combustibles fósiles, lo que hace aumentar aún más las emisiones.

Espero que con esta información puedas saber más sobre estas energías alternativas que dan bastante polémica sobre si realmente son sostenibles o no y su uso debe aumentar en la sociedad.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.