Arrecifes: todo lo que debes saber

arrecifes de coral

Los arrecifes de coral son elevaciones formadas en el fondo del mar por la acción biológica de organismos llamados pólipos. Estas estructuras biológicas se encuentran en aguas poco profundas de mares tropicales donde la temperatura oscila entre 20 y 30ºC. Son de gran importancia para el medioambiente y la regulación de los océanos y la biodiversidad.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todas las características, origen e importancia de los arrecifes de coral.

Qué son los arrecifes de coral

proteccion de los corales

Los pólipos coralinos pertenecen a la clase Anthozoa (phylum Cnidaria), y su estructura anatómica es simple. Tienen simetría radial y una cavidad formada por dos capas de tejido, separadas por un tabique.

El cuerpo del coral tiene una abertura, o boca, tanto para la alimentación como para la excreción. Tienen una serie de tentáculos con púas alrededor de la boca, que utilizan para atrapar a sus presas.

Hay corales blandos y corales duros, siendo estos últimos los corales formadores de arrecifes. La dureza viene dada porque forman una capa de calcita (carbonato cálcico cristalino) sobre el cuerpo.

Estos pólipos forman extensas colonias con una combinación de reproducción sexual y asexual, y su desarrollo requiere aguas salobres, cálidas, claras y agitadas. El desarrollo de estas colonias creó una estructura que se construyó como refugio contra las corrientes y como atractor de vida y alimento.

De acuerdo con las condiciones geológicas y la dinámica ecológica del área, se han formado tres tipos básicos de arrecifes de coral. Uno son los arrecifes de coral litorales que se forman a lo largo de la costa. Otros tipos son los arrecifes de barrera y los atolones (islas formadas por un anillo de arrecifes de coral y una laguna central) alejados de la costa.

Los arrecifes de coral están habitados por una variedad de clorofila, macroalgas (marrones, rojas y verdes) y algas coralinas. La fauna cuenta con muchas especies de corales, peces, invertebrados, reptiles (tortugas marinas) e incluso mamíferos acuáticos como los manatíes.

Los invertebrados incluyen caracoles, pulpos, calamares, camarones, estrellas de mar, erizos de mar y esponjas. Los arrecifes de coral más grandes del mundo son el Triángulo de Coral en el sudeste asiático y la Gran Barrera de Coral en Australia. Asimismo, los arrecifes mesoamericanos-caribeños y los arrecifes del Mar Rojo.

A pesar de su importancia para la ecología marina y la biodiversidad mundial, los arrecifes de coral están amenazados. Las amenazas a estos ecosistemas incluyen el calentamiento global, la contaminación de los océanos y la extracción de coral.

También existen amenazas biológicas, como la superpoblación de especies que se alimentan de coral, como la estrella de mar corona de espinas.

Características generales

importancia de los corales

Un arrecife de coral es cualquier altura en el lecho marino a una profundidad de 11 metros o menos. Puede ser un banco de arena o una roca, o incluso un arrecife artificial creado por un naufragio. En el caso de los arrecifes de coral, es la elevación provocada por los biomas la que produce los exoesqueletos calcáreos.

Los arrecifes de coral se desarrollan en los mares tropicales de todo el mundo, en las Américas con el Golfo de México, Florida y la costa del Pacífico desde California hasta Colombia. También se encuentran a lo largo de la costa atlántica de Brasil y en el Caribe, incluidas las costas continentales e insulares.

En África corren a lo largo de la costa atlántica tropical, mientras que en Asia se encuentran en el Mar Rojo, Islas Indo-Malayas, Australia, Nueva Guinea, Micronesia, Fiji y Tonga. Se estima que los arrecifes de coral cubren de 284 300 a 920 000 kilómetros cuadrados, el 91 por ciento de los cuales se encuentra en la región del Indo-Pacífico. El 44% de los arrecifes de coral del mundo se distribuyen entre Indonesia, Australia y Filipinas.

Morfología

Los pólipos son radialmente simétricos y la cavidad corporal está dividida en compartimentos por particiones radiales, es decir, se asemejan a un saco (celenterado). Este saco, llamado lumen o intestino, incluye una abertura hacia el exterior (boca).

La boca se utiliza tanto para la entrada de alimentos como para la expulsión de desechos. La digestión ocurre en el lumen, o lumen, de los vasos gástricos. La boca está rodeada por un anillo de tentáculos, que utilizan para atrapar a sus presas y llevárselas a la boca. Estos tentáculos poseen células urticantes llamadas nematoblastos o cnidocitos.

Los cnidoblastos consisten en una cavidad llena de una sustancia urticante y filamentos enrollados. En su extremo hay una extensión sensible que, cuando se excita con un toque, dispara filamentos enredados.

Los filamentos se sumergen en un líquido urticante y penetran en el tejido de la presa o del atacante. El cuerpo de estos animales consta de dos capas de células, la exterior se llama ectodermo y la interior se llama endodermo. Entre las dos capas hay una sustancia gelatinosa llamada mesoplastia. Los pólipos de coral no tienen órganos respiratorios específicos y sus células absorben oxígeno directamente del agua.

Los dinoflagelados (algas microscópicas) viven en el delicado tejido translúcido de los pólipos de coral. Estas algas, conocidas como zooxantelas, mantienen una relación simbiótica con los pólipos.

Esta simbiosis es mutualismo (ambos organismos en la relación se benefician). Las zooxantelas proporcionan compuestos de carbono y nitrógeno a los pólipos, y los pólipos les proporcionan amoníaco (nitrógeno). Aunque algunas colonias de coral estaban libres de zooxantelas, solo aquellas colonias de coral que exhibieron esta asociación formaron arrecifes.

Nutrición de los arrecifes de coral

arrecifes

Además de obtener los nutrientes que aportan las zooxantelas, los pólipos de coral también cazan de noche. Para ello, extienden sus diminutos tentáculos espinosos para atrapar pequeños animales marinos. Estos diminutos animales forman parte del zooplancton transportado por las corrientes oceánicas.

Condiciones ambientales

Los arrecifes de coral requieren condiciones de aguas poco profundas, cálidas y picadas. No se desarrollarán en aguas donde la temperatura sea inferior a 20 ºC, pero las temperaturas muy altas les afectarán negativamente, su rango de temperatura ideal es de 20-30 ºC.

Algunas especies pueden desarrollarse en aguas frías entre 1 y 2.000 metros de profundidad. Por ejemplo, tenemos Madrepora oculata y Lophelia pertusa, que no están emparentadas con las zooxantelas y son corales blancos.

Los corales no pueden desarrollarse en áreas oceánicas profundas porque las zooxantelas necesitan luz solar para la fotosíntesis.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los arrecifes de coral y sus características.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.