Los montes Apeninos

Paisajes y picos más altos

Una de las cordilleras más famosas de la península italiana es la cordillera de los Apeninos. Debe su fama a que forma parte de la columna vertebral física de esta península. Se trata de un sistema montañoso de aproximadamente 1.400 kilómetros de longitud y una anchura que oscila entre los 40 y 200 kilómetros. Tiene gran riqueza biológica y una variedad de flora y fauna que la convierten en un entorno natural propicio para ser visitado.

En este artículo vamos a hablar de de las características, geología, flora y fauna de los Apeninos.

Características principales

Montes Apeninos

Este sistema montañoso pasa desde el paso de Cadibona, situado al noroeste, hasta las islas Egadi, que se encuentra al norte de Sicilia. Posee un pico de 2.914 metros de altura conocido como el Corno Grande. Si lo analizamos desde el punto de vista geológico, los Apeninos forman parte de un pliegue de montañas conocidas como Atlas, que comienzan desde el norte de África y pasa por los Alpes Dináricos, extendiéndose por la región de los Balcanes.

Su variedad geológica es bastante notable. Por un lado, nos encontramos con areniscas y margas en la zona del norte, en Liguria. En el sur de la península y en Sicilia podemos encontrar grandes afloramientos de roca calcárea que están separadas por zonas bajas con esquistos y areniscas.

Se trata de una formación joven cuya evolución aún no ha terminado. Esto es, que podemos encontrar picos muy pronunciados que aún no han sido afectados por la erosión y el paso del tiempo. Además, presentan numerosas fallas en distintos lugares que están provocando que las zonas cercanas se vean afectadas por fenómenos sísmicos y a un vulcanismo activo. A pesar de ser una cadena montañosa joven está sometida a la fuerza de la erosión tanto por parte del viento o como del agua. La orilla del mar llega hasta las montañas reduciendo la extensión de la costa y provocando una delgada banda rocosa.

Clima y entorno de los Apeninos

Apeninos

Toda longitud de la cordillera tiene un clima mediterráneo y por lo tanto o encontramos una vegetación meridional compuesta principalmente por viñas, olivares y agrios. Lo que hace a esta cordillera tan visitada turísticamente, es que la mayoría de su territorio está en estado salvaje sin cultivar. En estos lugares abundan fenómenos calcáreos. Estas rocas calcáreas proceden principalmente del secundario y del terciario.

Es la región más pobre y menos poblada de Italia por ser un entorno natural. La población y migra hacia otras zonas más productivas económicamente. Aunque el clima que predomina es el mediterráneo, a causa de la altura suelen abundar temperaturas bajas y alta humedad durante todo el año. En antaño, los Apeninos estaban cubiertos de hayas y de castaños. Los bosques han ido progresivamente desapareciendo a causa del sobre pastoreo. Los rebaños abundantes de ovejas y de cabras han ido retirando y desplazando el hábitat de estas especies.

Había de hoy, la gente del país aún práctica la trashumancia. Los rebaños pastan en la montaña durante el verano y en invierno de extienden a las llanuras costeras donde las temperaturas son más agradables. Lobos, osos, zorros y gamuzas han ido desapareciendo poco a poco por la actividad humana.

División de los Apeninos

Flora y fauna de los Apeninos

Se podría decir que los Apeninos se dividen de norte a sur en 4 partes. Las capas arcillosas son las responsables de que existan corrimientos de tierra cuando viene la época de lluvia. Estos desprendimientos amenazan a menudo a los pueblos que existen en zonas cercanas. En algunas ocasiones se ha llegado a destruir y provocar numerosos daños en zonas habitadas a causa de estos desprendimientos.

En cuanto a los materiales minerales, no encontramos una gran riqueza. Pero podemos ver grandes cantidades de piritas, minerales de cobre, bauxita y mercurio. El mercurio se encuentra en grandes cantidades y, por ello, Italia es el primer productor de mercurio a nivel mundial.

Estos materiales se pueden encontrar especialmente en la parte central de la península. Sicilia, en cambio, es más rica en azufre. Aunque si nos ponemos a enumerar, la riqueza principal de los Apeninos es la fuerza hidráulica. Gracias a la potencia de los altos de agua se puede extraer grandes cantidades de energía renovable. Esto se debe a que el nivel y el terreno están muy accidentados, sobre todo en la región de Nápoles.

En la zona de Liguria están conectados con los Alpes occidentales. El tramo más altos corresponde al macizo toscano-emiliano donde podemos encontrar picos que superan una altura de 2.000 metros sobre el nivel del mar. El mayor pico de los Apeninos septentrionales es el Monte Cimone con 2.165 metros de altura.

En la zona más ancha de la cordillera se encuentran numerosos valles y cordilleras menores como la de los montes Abruzos, los montes SIbilinos o el Gran Sasso, el macizo donde se levanta el Corno Grande (2.194 m), el punto más elevado de los Apeninos. En la parte más meridional la cordillera forma una especie de arco que gira hacia el suroeste. Esta zona es la que destaca por tener grandes volcanes como lo es el Vesubio. Estos volcanes también son causantes de cierta actividad sísmica.

Hidrología, flora y fauna

Como hemos mencionado antes, la hidrología tiene gran importancia en esta cordillera. Destaca por tener ríos con cursos bastante cortos. Los ríos más importantes son el Tíber que pasa desde la zona central y desemboca en el mar Tirreno. Tiene una longitud de 405 km, que para ser un río es bastante pequeña. El otro río importante es el Arno, con una longitud de 250 km, que comienzan desde el oeste en el macizo toscano, pasa por Florencia y desemboca en el mar de Luguria.

A pesar de que los ríos tienen una extensión bastante pequeña la acción del agua es uno de los agentes erosivos más importantes de esta cordilleras. En cuanto a la flora, existen especies de tipo mediterráneo que varían según la altitud y latitud. En el norte nos encontramos en una mayor abundancia robles, castaños, hayas y pinos. En el sur nos encontramos ciertos arbustos como lo son los lentiscos, las adelfas y los mirtos.

Por otro lado, la fauna está muy bien preservada gracias a la existencia de parques nacionales y áreas protegidas. Entre las especies más características tenemos el oso pardo, el lobo itálico, el lince y el águila real.

Espero que con esta información puedan saber más sobre los Apeninos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas