Antropocentrismo

características del antropocentrismo

Hoy vamos a hablar de un tipo de doctrina que afirma la posición central del ser humano en el universo. Se trata del antropocentrismo. En esta corriente de pensamiento encontramos que el ser humano es el responsable y está en el centro de todas las cosas. Si analizamos la importancia desde el punto de vista del antropocentrismo vemos que tan sólo se deben recibir atención moral todos los intereses humanos. Se trata de un tipo de alternativa diferente al teocentrismo que tuvo su dominancia en la Edad Media.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre el antropocentrismo y sus características.

Características principales

antropocentrismo

El teocentrismo era una doctrina anterior en la que Dios era considerado el centro del universo y lo dirigía todo, incluyendo la actividad humana. Dado que estas debilidades divinas fueron perdiendo importancia en la historia a lo largo del tiempo, toda la responsabilidad se le dio al ser humano. De esta forma, tan sólo los intereses humanos son los que reciben la atención moral y están por encima de todas las cosas en cuestión de importancia. El paso del teocentrismo al antropocentrismo supuso que todas las responsabilidades que tenían los dioses y su importancia pasarán a ser del ser humano. Esto provocó grandes transformaciones tanto en el ámbito intelectual como en el artístico.

Sabemos que surgió a comienzos de la Edad Moderna justamente en la transmisión que hay entre la Baja Edad Media y la Edad Moderna. Por aquel entonces casi todas las civilizaciones ya habían evolucionado tanto en los ámbitos éticos, morales, judiciales y filosófico. Esto hace que tuvieran ciertas inquietudes por conocer quién es el responsable de todo el universo. Si aún damos el conocimiento de algunas filosofías en antiguas civilizaciones encontramos algunas investigaciones científicas que intenta buscar cuál es el origen del ser humano. Estas investigaciones llevaron a que la sociedad de aquella época pudiera poner en duda el teocentrismo. Es decir, al buscar el origen del ser humano se perdió interés y se puso en duda el hecho de que los dioses fueran el centro del universo.

Antropocentrismo y cambio de mentalidad

ser humano centro del universo

El resultado del cambio de doctrina fue una nueva mentalidad general. Aquí se incluye un esquema mental que tuvo como protagonista al ser humano como un ser supremo y en el centro del universo. Este tipo de doctrina considera que la razón debe ser la única guía para que el ser humano avance y pueda desarrollarse. Pasan de tener la fe como motor de la doctrina a la razón. Hay que tener en cuenta que toda este cambio de mentalidad provocó una revolución de todas las creencias en la época.

La doctrina del antropocentrismo estaba basada en que el hombre es un ser independiente de todos los mitos e historias religiosas y bíblicas. Todas estas historias involucraban hasta ese momento al ser humano y forzaban a la sociedad a realizar algunos actos o mantener determinadas conductas.

Vamos a resumir cuáles fueron los principales movimientos que fueron la base del cambio de mentalidad gracias al introducción del antropocentrismo.

Renacimiento

Se trata de un movimiento artístico que surgió en el siglo XV y que surgió en el norte de Italia. Este movimiento artístico se pudo representar y expresa mediante la pintura, la escultura y la arquitectura. El nombre de renacimiento viene a través de que en este estilo se utilizaban algunas características de la tradición clásica y romana. Dado que el antropocentrismo consiguió dominar toda esta época fue que muchos artistas aprovecharon para plasmar sus representaciones en las obras. Por ejemplo, existieron numerosas representaciones del cuerpo humano que se realizaron por el arte clásico grecorromano. También existieron algunas corrientes artísticas que sirvieron para poder recuperar otras técnicas de armonía y proporciones que se perdieron con el paso del tiempo.

El antropocentrismo hizo que el renacimiento se extendiera por toda Europa y se mantuviera vigente hasta el siglo XVI.

Humanismo

Se trata de otro de los movimientos intelectuales en los que se resumió el antropocentrismo. Se puede originando en Italia por el siglo XIV y se expresaron en diferentes disciplinas como fueron la filosofía, la literatura y la teología. La filosofía que había impuesta del antropocentrismo llegó a recuperar la tradición clásica griega y romana. Estas tradiciones clásicas también situaban al ser humano como objeto y centro de estudio y el responsable de ser el centro del universo.

Durante toda esta época en la que predominó el humanismo se le hicieron diversas traducciones y divulgación es de algunas obras grecorromanas. Estas obras se mantendrían ocultas debido a la existencia del teocentrismo durante la Edad Media. Cabe destacar que, aunque el ser humano era considerado como el centro del universo y responsable de todas las cosas, en ningún momento se llegó a abandonar por completo la religión. El humanismo se consiguió extender por toda Europa y tuvo su máximo apogeo entre los siglos XV y XVI.

Aspectos fundamentales del antropocentrismo

cultura del humanismo

Vamos analizar cuáles son los principales aspectos fundamentales que tiene el antropocentrismo como doctrina. Hay que tener en cuenta que la principal característica es que el ser humano y no Dios está situado en el centro del pensamiento. A raíz de ahí, nacen del resto de pensamientos y corrientes que se iban extendiendo en la sociedad de aquella época.

Gracias a las características de esta doctrina encontramos una plena confianza en el ser humano. Se confiaba plenamente en todo lo que fuera una creación del ser humano y en la capacidad de este para poder dominar el entorno. La gloria y el prestigio personal el año el objetivo de toda persona. Eran valores altos los que se le daban al prestigio, la gloria, el poder o la fama. Llegaron hasta un punto en el que fueron considerados como ambiciones que iba navegando valor al ser humano. Es decir, personas que no tenían prestigio o poder no tenían valor.

Todo esto desencadenó en un mayor optimismo. Aunque existía una mayor preocupación por la vida terrenal, se impuso la idea de que el ser humano vivía gozar del aquí y ahora. Esto se conoce como carpe diem. Y es que significaba que el mundo dejaba de ser un lugar de tránsito y pasa a ser un lugar que servía para ser disfrutado en su totalidad.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el antropocentrismo sus características.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.