Cómo anticipar lluvia por el comportamiento animal

A menudo habréis oído formas muy populares entre la gente de cómo anticipar la lluvia, como el mal olor que desprenden las cloacas, tu propio baño (aunque ese problema puede ser por otras circunstancias), y también alguno como el que podríamos comentar ahora, que es el de que las moscas tienden a pegarse más y cuesta desprenderte de ellas. No, no es que se sientan solas y de repente sientan una atracción fatal hacia nosotros, todo ello tiene su explicación.

Muchos animales han desarrollado un instinto para avecinar lluvia, sobretodos aquellos que las tormentas puedan comprometerles bastante. Para ello, vamos a repasar y explicar sabios conocimientos que muchos agricultores han aprendido por la necesidad de avecinar éste fenómeno meteorológico, sobre las diferentes conductas de ciertos animales: 

avispa bebiendo agua

Abejas

Ante la lluvia y el frío, pierden la capacidad de moverse. Por este motivo las pongo en el primer lugar. Una colmena, dónde dentro el ambiente siempre debe ser seco y una temperatura media aproximada de 36ºC, es para ellas el refugio por excelencia de la lluvia.

Algo importante que indicar acerca de las abejas, al igual que muchos insectos en su mayor actividad (sí, lo acertaste, cómo las moscas!). En el caso de las abejas es claro, las prisas por regresar al panal, las hormigas vuelven al hormiguero etc. Todo éste ajetreo no pasa desapercibido para algunos depredadores.

Pájaros insectívoros

No hay mejor momento para verlos volar más de lo común que en alguna hora previa a las tormentas. Si algún lector tiene la oportunidad de verlo, fijaros el tipo de pájaro que vuela. Normalmente bastante a ras de suelo, mientras se dedican a cazar los insectos que no quieren ser ahogados por el agua o que no pueden volar más alto. Éstos pájaros, como el “papamoscas”, suelen desaparecer momentos previos a la lluvia, ya que también acaban por refugiarse.

Una vez aprendáis a usar ésta impactante técnica, por lo muy visual que es y lo lógica que parece a la par que poca gente se ha fijado, podréis anticipar la lluvia sin demasiados problemas. Pero no todos los insectos se ajetrean por las mismas razones.

Las moscas

Aunque no lo parezca, las moscas, son pesadas por ellas mismas. En momentos de alta humedad, cada aleteo les cuesta bastante más trabajo sostenerse. Por eso mismo, es fácil confundir cuándo “están pesadas” con “el va a llover”. Quizás es sólo que tenemos un índice de humedad muy alto. Cuándo se vuelven “pesadas” por la lluvia, suele ser por la previa baja presión que presenta el aire antes de la lluvia. En éstas circunstancias, aletean menos aire de lo normal, y por eso hace que vuelen bajas.

Así pues el clímax de su pesadez es la baja presión del aire, más un aire húmedo. Además recargan sus alas higroscópicas, lo que las hace más pesadas de lo normal, hasta para ellas mismas.

Rana entre nenúfares por lluvia

Las ranas

Todos hemos oído a ranas croar muchas veces, pero, ¿y el croar particular que hacen antes de una tormenta? Entonces hacen un sonido muy peculiar y diferente al habitual, es su forma de expresar alerta. Si además, el croar es alto, esto significa análogamente la magnitud de la tormenta. De escuchar ese croar bien fuerte estad atentos, porque puede que venga una tormenta más fuerte de lo habitual.

Las vacas

Si estáis en el campo, sin paraguas, con vacas alrededor y véis que todas se van sentando, primer aviso, puede que venga lluvia. Si no tenéis paraguas, seguid estando alerta de los signos descritos anteriormente. Pero si además, veis que se arrepliegan entre ellas a un lado del campo todas juntas, entonces sí, la probabilidad de lluvia aumenta bastante, mantened bien los sentidos alerta por si no os habíais percatado de nada más.

El pronóstico de las cabras

Cabras en el valle

Finalmente quería hacer una mención a una especie animal que no podremos encontrar por aquí, pero muy curioso de saber. Existe un pueblo en Estados Unidos donde un canal de radio dice que puede predecir la lluvia y si va a caer mucha o poca en función de las cabras que allí viven.

Se ve que si las cabras se encuentran en lo alto de la montaña, no hay ningún peligro de lluvia. Si ven que las cabras han descendido a media colina, es que lloverá, pero tampoco en exceso. Sin embargo, dicen que siempre que llueve muy fuerte, todas las cabras bajan hasta el valle para prevenirse.

La adaptación que presentan muchos animales ante la lluvia es algo más que para maravillarse. Es algo que nos deja perplejos frente la imposibilidad de desarrollar ese instinto o capacidad. Nos invita a la reflexión acerca de si sabemos tanto de nuestro alrededor como creemos controlar.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas

Categorías

Predicciones

Claudi Casals

Crecí en el campo, aprendiendo de todo lo que me rodeaba, creando una simbiosis innata entre la experiencia y esa conexión con la naturaleza. A... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *