Qué es un afluente

Cuando estamos haciendo estudios hidrográficos tenemos en cuenta la unión de unos ríos con otros. En un principio, cuando uno o más ríos se unen se considera como afluente aquel río que tiene menos importancia. Sin embargo, esto tiene muchas excepciones como veremos a lo largo del artículo.

En este artículo vamos a contarte qué es un afluente y qué características se consideran para nombrar a un río afluente de otro.

Qué es un afluente

Tramos de ríos

Cuando uno o más ríos se unen, normalmente, el de menor tamaño es considerado afluente. La importancia de un río u otro reside por el tamaño del caudal, la longitud o la superficie de su cuenta. El que tenga menos caudal, longitud o una cuenta menor será el afluente en una unión de ríos. Sin embargo, esto no es siempre así. Podemos ver algunos ejemplos como lo es el río Misisipi, cuyo afluente es el río Missouri y éste es 600 kilómetros más largo y tiene una cuenca tres veces más extensa.

También nos encontramos con los ríos Miño y Narcea que son más cortos y con menos caudal que sus afluentes, el Sil y el Nalón, respectivamente. Todas estas excepciones nos hacen ver que la importancia de un río es casi siempre una cuestión de toponimia, es decir, no existe una lógica irrefutable sobre que el río es el principal y cuál es su afluente.

Los términos con los que se indican la situación del afluente en relación al flujo principal suelen ser: afluente derecho o izquierdo, afluente por el margen derecho o izquierdo. De esta forma podemos saber en qué parte se incorpora el río de menor importancia al de mayor. Estos términos lo que hacen es definir desde la perspectiva de las aguas que dio tiene la pendiente inferior en relación a la dirección en la que está desplazándose el curso fluvial.

¿Cómo se ordenan los afluentes?

Afluente de rios

Cuando hablamos de un río principal y de todos sus afluentes, tenemos que ordenar a partir de los más cercanos a la fuente del río hasta los más cercanos a la desembocadura. Se suelen ordenar formando una jerarquía. Tenemos los afluentes de primer orden, segundo orden, y tercero. El afluente de primer orden es el más pequeña en tamaño. El de segundo orden es el que se compone de dos o más afluentes que acompañan al primer orden y se combinan para formarlo. El de tercer orden es el más importante y de mayor tamaño.

Otra forma de ordenar y organizar los afluentes de un río es desde la boca hacia la fuente. De esta manera estaremos dándole una estructura dendrítica. Una manera más aplicable de utilizar ambos métodos es dividirlos por lados: afluentes que llegan desde la izquierda o la derecha siempre que su cabecera o fuente esté en dirección hacia la boca del río principal. Esta es una forma de clasificar los afluentes que tienen que ver con la asimetría fluvial de los ríos en las confluencias de dos o más de ellos. Hay algunos ríos que desembocan en el río principal después de haber recorrido largas distancias.

Siempre se ha dicho que el nacimiento de un río comienza desde la montaña y acaba en el mar. Esto no tiene porque ser así siempre. En el caso de los ríos que son afluentes de otros principales nos encontramos con que la desembocadura no acaba en el mar sino en el cauce de otro río al que alimenta al caudal. Es común ver en el hemisferio norte encontrar ríos cuyo margen principal es la izquierda y forma un ángulo muy agudo con su desembocadura. La mayoría de los ríos que son afluentes de otro por el margen derecho forman un ángulo casi siempre recto. Todas las excepciones se deben a las características del relieve.

¿Qué es un efluente?

Efluente

Al igual que hemos definido lo que es un afluente debemos decir lo que es un efluente. Se trata de, justamente, todo lo contrario. Es una derivación natural o artificial que se desprende fuera de la corriente principal de un río mayor a través de otro menor. En la mayoría de casos, cuando se tiene lugar un efluente natural ocurre en zonas cercanas a los deltas fluviales. También hay casos en los que, a causa del relieve, también puede ocurrir en otros tramos del río. Algunos ejemplos de ellos son el río Casiquiare con respecto al río Orinoco.

Es más frecuente ver efluente es de origen artificial con el objetivo de aprovechar el agua para la agricultura y la ganadería. Con ello, se crea un canal para el abastecimiento de agua en regiones que están relativamente alejadas del cauce principal del río.

Investigaciones y estudios

En los últimos años ha salido a la luz la posibilidad de que el río amazonas pueda tener algunos afluentes en niveles subterráneos. Estos afluentes dataría han de muchos años atrás que recorrerían kilómetros. Hay un estudio realizado por científicos de Brasil que ha llegado a la conclusión de que muchísimos años atrás hay un río subterráneo de unos 6000 kilómetros de longitud que está ubicado a miles de metros bajo tierra.

Estos estudios se llevarán a cabo en distintos pozos petrolíferos que se emplean desde la década del 70. Gracias a las perforaciones se ha podido demostrar que existen movimientos a 4000 metros debajo del río. A este río subterráneo se le llamó Hamza y se le puso en honor al director de todas las investigaciones y que, a su vez, puede el que dio la idea de que podrían existir movimientos de agua bajo tierra. Se aseguró de confirmar la existencia de este río y se puede afirmar con total seguridad de que toda la selva amazónica se nutre del agua de dos cuencas: la del río amazonas y el del río Hamza.

Como pueden ver, los afluentes de un río no tienen porque ser estrictamente de menor tamaño, con menor caudal o un menor tamaño de cuenta, sino que dependen de otros factores condicionantes para ello. Espero que con esta información puedan saber más sobre lo qué es un afluente y qué importancia tiene para hidrogeografía.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Aún no tienes una estación meteorológica?
Si te apasiona el mundo de la meteorología, hazte con alguna de las estaciones meteorológicas que te recomendamos y aprovecha las ofertas disponibles:
Estaciones meteorológicas