Vida en Marte, más pruebas que evidencian esta posibilidad

Marte y La Tierra

Marte y La Tierra

Is there life in Mars? es una pregunta que además de David Bowei se han hecho los científicos desde que ya en la antigüedad se observaba el planeta rojo a simple vista. De todas formas, cuando hablamos de evidencias de vida en Marte, no debemos pensar en huellas de grandes animales o personajes verdes con antenas, se piensa más en un tipo de vida microbiana o bacteriana. Y más concretamente en las trazas que estos organismos hayan dejado en los sedimentos marcianos.

En uno de los últimos viajes realizados por el rover Curiosity (Laboratorio de Ciencias Marcianas de la NASA) se han localizado sedimentos que debieron pertenecer a un antiguo lago casi con seguridad de agua dulce y de aguas tranquilas, lo que suponen unas condiciones cuanto menos favorables para la posibilidad de albergar vida.

Los sedimentos encontrados proceden de una zona denominada Yellowknife Bay en el cráter Gale, cerca del ecuador marciano. En este cráter de gran tamaño pudo localizarse la cuenca del lago mencionado anteriormente, la cual pudo contener agua durante un tiempo que podría variar de miles a cientos de miles de años. Estamos hablando de un periodo localizado hace unos 3600 millones de años.

Sedimentos lacustres erosionados sobre superficie marciana

Superficie erosionada de Marte

Las rocas estudiadas se denominan lutitas, y están formadas por compactación de sedimentos extremadamente finos en condiciones de aguas tranquilas. Los resultados obtenidos indican que esta masa de agua, dulce con casi total seguridad, contenía elementos como carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y azufre, indispensables para el desarrollo de organismos como los quimiolitoautótrofos, microbios simples que se alimentan descomponiendo rocas para obtener energía.

La siguiente fase de la investigación, estará centrada en los afloramientos rocosos situados más cerca de la superficie del cráter, los cuáles si podrían contener trazas de organismos en caso de que hubieran existido y arrojar luces sobre la existencia de los mismos en algún momento sobre la superficie marciana.

Este nuevo descubrimiento, conjuntamente con las formaciones geomorfológicas relacionadas a la erosión por corrientes de agua, la existencia de hielo en Marte y las medidas de radiación solar sobre la superficie marciana, entre otras, son evidencias que nos acercan más a la posible existencia de vida sobre el planeta, a la vez que nos acercan a las condiciones que sufriría una posible misión tripulada a Marte.

Más información: El cometa ‘Siding Spring’ se dirige hacia MarteCientíficos rusos informan que han llegado al lago Vostok a 2 millas bajo el hielo antártico

fuente: Science

Te puede interesar

Escribe un comentario