Un vaporizador en un restaurante es el foco del último brote de legionella en España

Vaporizador restaurante

Restaurante de Móstoles donde se ha producido el brote de legionella

Cuando los termómetros marcan cifras que rondan los 40 grados, e incluso los superan, todos los remedios contra el calor parecen insuficientes. Los aparatos de aire acondicionado son eficaces si estamos en casa, pero en la calle estamos indefensos ante los potentes rayos solares.

Es por eso por lo que los comercios, para intentar mantener la normalidad durante las olas de calor veraniegas, colocan vaporizadores para ayudar a sus clientes a soportar las altas temperaturas en las terrazas.

Pero lo que no se imaginaban los clientes de un restaurante de Móstoles es que un aparato refrescante acabaría convirtiéndose en su mayor enemigo, llegando a representar una grave amenaza para su salud.

Un brote de legionella, procedente de un vaporizador situado a la entrada de la marisquería Moreno II de Móstoles, ha afectado hasta a 57 personas, 17 de las cuales todavía siguen ingresadas. Cinco están en la UCI y dos en estado grave.

No quiere decir esto que todos los vaporizadores instalados en las terrazas españolas deban ser retirados inmediatamente, pero sí que debe servir de aviso para que los propietarios extremen las precauciones y no vuelva a repetirse una situación parecida este verano.

Más información – Vídeo de la descomunal llamarada solar que afectó a Europa el pasado lunes

Fuente – Te interesa

Te puede interesar

Categorías

Olas de calor

Miguel Serrano

Soy Miguel y estoy aquí para informarte sobre los fenómenos más curiosos y sorprendentes que tienen lugar en el mundo. Mi objetivo es mostrar la... Ver perfil ›

Escribe un comentario