Un terremoto sacude Nueva Zelanda

Terremoto

Parece que los fenómenos meteorológicos extremos no quieren dar un respiro a la humanidad. Terremoto en Nepal, erupción volcánica del Calbuco… y ahora un terremoto sacude Nueva Zelanda, concretamente en la zona sur.

El seísmo, que ha alcanzado el valor de 5’8 grados en la escala de Richter, se originó a las 22.30 (hora local) del 4 de mayo. Por el momento, no se tiene constancia de que haya provocado daños personales.

Este terremoto fue detectado a 31km de la ciudad de Wanaka, a cinco mil metros de profundidad. Hubieron varias réplicas que fueron sentidas por más de 200 personas, tanto es así que tras 10 minutos del primer seísmo, se generó otro, de 3’4 grados. Fue localizado a 20km de Wanaka, a unos 11 mil metros de profundidad. Heidi Landsborough, del parque de atracciones ”Puzzling Word”, dijo que evacuaron lo más rápido posible, ya que temían que fuera a haber otro terremoto peor.

Fueron muchos los residentes que sintieron los temblores, como Sephanie Botha, quien comentó que parecía el sonido de los que emite un tren de carga.

Terremoto en Nueva Zelanda

Según GeoNet, quien se encarga de predecir y avisar de los terremotos que ocurren en Nueva Zelanda, durante los próximos días se originarán nuevos seísmos. Afortunadamente, éstos serán de menor intensidad (no más de 5 grados en la escala de Richter).

Nueva Zelanda es un archipiélago que se encuentra en la placa indoaustraliana. En ella también podemos encontrar países como Australia, China, India, entre otros. Todos ellos formaban parte del desaparecido continente Gondwana (etapa cretácica) el cual, al fragmentarse los originó. Cuando dos placas se mueven -en este caso, la placa indoasutraliana y la pacífica-, al rozarse provocan terremotos y/o tsunamis dependiendo de dónde se haya producido dicho ”movimiento”.

Sin duda estamos en plena temporada de fenómenos meteorológicos extremos. Terremotos, volcanes, … y próximamente tsunamis con la entrada del verano. Las temperaturas anormalmente altas están causando estragos en nuestro planeta, haciendo que de cada vez seamos testigos de sucesos que pueden provocar importantes daños materiales y, sobretodo, personales.

Te puede interesar

Escribe un comentario