Un planeta sin vino debido al cambio climático

Vino

¿Te imaginas una fiesta o un evento especial en el que no haya vino? Esta situación no nos la planteamos, pues a fin de cuentas esta es una bebido que desde hace siglos nos acompaña en esos días y momentos que no queremos olvidar. Pero quizás el cambio climático nos obligue a hacerlo.

Para producir buen vino es necesario que durante la primavera llueva de manera abundante, y que el verano sea cálido y seco. Lamentablemente, todo esto podría cambiar.

De hecho, según comenta Benjamin Cook, que es científico de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) que ha estudiado cómo podría afectar el cambio climático a la cosecha, los productores de uva ya no necesitan que haya periodos de sequía para conseguir las temperaturas altas. Así, el calentamiento global está ayudando a los viñedos a producir vino de muy alta calidad, incluso en las regiones más frías, pero… ¿hasta cuándo?

Desde los años 80, la vendimia se ha adelantado dos semanas en Francia, uno de los países con gran cultura vinícola.  Por el momento, siguen produciendo vinos usando las técnicas tradicionales, pero si las temperaturas siguen incrementándose, no les quedará más remedio que cultivar variedades de regiones más cálidas, a modificar sus técnicas o, en caso extremo, de trasladarse a otros viñedos.

Viña

Para los viticultores, el cambio climático es un problema real. Hace unos 30 años, los viñedos no alcanzaban la temperatura necesaria para conseguir una vendimia temprana sin la fase de sequía. A partir de entonces, al haber veranos cada vez más calurosos y secos no es necesario esperar a que la uva termine de madurar para recolectarla.

En Francia la temperatura ha subido 1,5 grados centígrados desde que se tienen registros, y podría subir más durante este siglo. Esto, evidentemente, afectará a las plantas y, por lo tanto, a los viñedos, los cuales no se sabe si podrán soportarlo.

Puedes leer el artículo aquí (en inglés).

Te puede interesar

Escribe un comentario