Un fuerte temporal golpea el norte de California

San Francisco

El temporal que azotó ayer la costa oeste de Estados Unidos –calificado ya como el peor de los últimos cinco años– causó estragos en el norte de California, dejando graves inundaciones en una de las principales ciudades del estado, San Francisco, y más de 200.000 hogares sin suministro eléctrico.

La fuerte tormenta obligó a cancelar a lo largo de la jornada de ayer más de 200 vuelos que tenían prevista su salida desde el aeropuerto de San Francisco. El transporte terrestre y marítimo también sufrió retrasos y cancelaciones como consecuencia de los virulentos vientos y precipitaciones.

Muchos centros escolares de San Francisco, Oakland y Berkeley cancelaron sus clases ante la llegada de este fuerte temporal. Un gran número de empresas también dio el día libre a sus empleados. Estas acciones fueron clave para evitar daños personales.

Las rachas de viento que el Servicio Nacional de Meteorología detectó en Sierra Nevada no dejan lugar a dudas de la excepcionalidad de este temporal. El viento allí alcanzó los 236 kilómetros por hora, una velocidad que les otorga el estatus de vientos huracanados.

El temporal también golpeó a los estados de Oregón y Washington, aunque es en California donde cayó la mayor cantidad de agua, un estado que, paradójicamente, lleva años sufriendo una grave sequía que amenaza con mermar fuertemente su economía.

Te puede interesar

Escribe un comentario